viernes, 9 de marzo de 2007

Charla con jóvenes en la Agrupación de Fortuna

Artículo recuperado del antiguo blog de JS Abanilla

Ayer jueves 8 de marzo, acudí junto a María González, Secretaria General de JSRM a la Agrupación socialista de Fortuna para acompañar a nuestro compañero Juan Ángel en el acto que había preparado allí junto con los demás amigos militantes de Juventudes Socialistas. Lo cierto es que pese a estar Fortuna tan cerca de Abanilla nunca había estado en su agrupación, y lo cierto es que mereció la pena.

Allí, junto a nosotros tres y el candidato a la alcaldía, Alonso Ruiz, habían acudido ¡cerca de una veintena de jóvenes de Fortuna!. Jóvenes que supongo que eran amigos de todos ellos y que poco a poco hablan de las cosas del pueblo y lo mal que están y lo ridículo de algunas políticas del gobierno municipal del PP con los jóvenes, como el salón joven que habían hecho, en el cual al parecer sólo hay algo así como dos dianas y otros dos futbolines, y además para entrar hay que tener entre 16 y 18 años así como haberse sacado un carné en el Ayuntamiento. Lo cierto es que si es así es muy pero que muy ridículo, pero al menos tienen eso -pensaba yo-, pues en Abanilla ni siquiera eso y todas estas cuestiones de políticas de juventud se dejan en manos de los empresarios de la hosteleria y los servicios lúdicos.

La idea -ocurrente- de Juan Ángel, de imaginar que el pueblo de Fortuna va montado en un avión y que por sus actuaciones, sólo se puede imaginar uno que los pilotos no están en condiciones ni tienen aptitudes para pilotarlo, sinceramente da una idea -terrible-, entre otras cosas de lo que tiene que ser tener un alcalde que se pone 8 millones de pts. de sueldo porque cree que su labor es realmente necesaria e importante. En estos casos siempre es mejor no ponerse sueldo y que no se te pueda exigir que no estás en el Ayuntamiento (...) aunque el pueblo se hunda contigo dentro.

Alonso nos habló un poco de las cuentas, de algunas barbaridades que habían visto revisando facturas de hace unos años, así como el ninguneo a las asociaciones culturales del pueblo frente a otras actuaciones traídas de fuera y que habían costado un potosí. Cosas que no se pueden permitir ni consentir. Me hizo gracia cuando habló que Fortuna tiene un recurso como lo son las canteras por el cual el Ayuntamiento recibe un dinero por el hecho de que estas sean explotadas, y luego con ese dinero el Ayuntamiento puede dar servicios a los ciudadanos. Y digo que me hizo gracia no por nada, sino por el hecho de que Abanilla (según dijo recientemente el Consejero Benito Mercader) es el pueblo con más canteras en activo de la Región, exactamente 27, lo cual representa al 25% de la actividad regional en este sector, que se dice pronto, y sin embargo, el sr. Alcalde Molina Parra se niega una y otra vez a hacer una normativa para el cobro de un canon (como el de Fortuna) para recibir un dinero a cambio de que nos estén esquilmando los montes del pueblo. Por eso uno se pregunta si a veces tantas facilidades y favores de no cobrarles oficialmente por estos conceptos a los empresarios no esconden otras cosas por debajo de la mesa que el resto de ciudadanos no sabemos.

También opinó Alonso sobre el hecho de que en Fortuna sólo se hayan hecho ¡12 viviendas para jóvenes! a sortear entre 1500 jóvenes, y que sin embargo han aprobado en un sólo Pleno unos 12 Convenios Urbanísticos donde están previstas construir 35.000 viviendas, que evidentemente no van a ser precisamente para jóvenes, sino para gente que venga de fuera. Por lo que luego pude conocer, aparte de estos 12 Convenios habían aprobado ya previamente otros 14, con lo cual se preveían construir así a priori en total unas 65.000 viviendas, que multiplicado por 2,5 personas de media en una casa, da unas 162.500 personas así de golpe en Fortuna. Y todo esto sin preveer zonas de ocio (al margen de los consabidos y casi obligatorios campos de golf para los guiris), ni colegios ni más Centros de Salud ni nada de nada. Es decir, plantar ladrillos y a ver qué sale, y servicios, los que hay ya, en un pueblo de unas 7000 personas. Si, eso es previsión.

María nos habló de su experiencia personal, que ir a los pueblos era lo que más le gustaba, porque conocía gente nueva, con todo lo que ello suponía de crecimiento personal para ella y para la organización, puesto que así si se podía, ayudaba a aumentar en número de militantes. Sin entrar a fondo en cuestiones de sanidad, educación, vivienda, lo cierto es que animó bastante a los chicos y chicas que estaban allí, porque igual que nos lo pasamos bien juntos haciendo viajes, luego también nos reunimos para hacer debates sobre cuestiones regionales, y cada uno en su pueblo, si se puede, también a nivel local, y desde una organización como esta se pueden hacer muchas cosas, excursiones, folletos, revistas para su difusión, así como finalmente igual algún día ir en alguna lista por su pueblo o a la Asamblea Regional. Y esto todo depende de cada uno, de sus prioridades y los objetivos y capacidades personales en esta vida. Lo importante al fin y al cabo es la participación, la implicación que uno esté dispuesto a tener en esto.

La charla, amena y distendida, entre amigos, así como con los ¡seis candidatos jóvenes! que se dice pronto. No uno ni dos por cumplir la papeleta (hay municipios que hace años que no va ni uno), sino seis, realmente supone un riesgo, sí, pero como dijo Alonso, esta es una apuesta personal por la renovación, por apostar por nuevas caras, por gente competente, sí, por hacer algo diferente en esta ocasión.

Sinceramente me agradó mucho la visita, porque como decía antes, Fortuna es un pueblo que está ahí al lado de Abanilla, y que lo cierto es que de siempre han seguido destinos parejos y similares, para lo bueno, como para lo malo, y que hace unos años avanzó sobremanera cuando tuvo un gobierno socialista, que sí, que cometería errores, por supuesto, todo el mundo comete errores, pero que consiguió llevarse muchas instalaciones que en un principio iban destinadas para Abanilla, y que por la pésima gestión del sr. Molina Parra se las quitaban todas de la boca cuando sólo tenía que masticar. Al final tuvimos Instituto, cuando ya sólo quedaba Abanilla y alguno más sin tenerlo y se decidió hacer 13 en la Región de golpe. Pero qué Instituto, sin enseñanzas de Formación Profesional. Por no hablar del Centro de Salud (ambulatorio más bien), y demás dotaciones que las hay casi por pena.

Uno no podía por menos que sorprenderse de la disponibilidad de 20 jóvenes que fueron allí a aguantar un poco de rollo de sus paisanos y unos chavales que vinieron de Murcia. Jóvenes que seguro que tenían otras cosas que hacer, estudiar exámenes y divertirse por ahí, y que fueron a esa reunión a enterarse un poco de cómo iba su pueblo, de lo que el PP les había preparado para cuando fueran mayores y se diesen cuenta, para cuando ya entonces fuese demasiado tarde. Para eso fueron, para enterarse, y para luego comentarlo con sus amigos. Fortuna, un pueblo con casi 1500 jóvenes en edad de votar, es decir, algo más del 20% de la población local, jóvenes, amigos conocidos a los que como les dijo María, no es tan difícil que cada uno hable con 10, y que cada uno de esos 10 hable con otros 10. Y así uno no se da cuenta y ha contactado con 2000 personas. ¿Tanto cuesta?.

Decía que me sorprendí, y me agradó la visita, porque cuando uno es responsable e intenta currárselo, compara con lo que hay en Abanilla no puede por menos que llorar. Es para llorar ver la situación que hay en Abanilla. Yo les comenté que les estaba viendo y me daba envidia, envidia sana, porque en Abanilla la juventud está peor, y está peor porque es que no sólo no se enteran de las cosas, sino que si se enteran no se movilizan, no les importa nada. ¿De qué sirve que uno diga que es muy socialista si lo único que hace es ir y votar cuando le toca? Decía Pablo Iglesias algo así como que uno no es socialista para sí mismo, sino para salir a la calle y hablar y convencer a los amigos de las cosas. Vivirlo en definitiva, proclamarlo. ¿De qué sirve entonces lo otro? ¿De qué sirve ser muy rojo -por así decirlo- si no se ayuda en la labor, que es de todos?

Al final de la charla, tras cenar unas pizzas gigantes que nos llevaron los compañeros de allí, hubo algunos de estos chicos que se apuntaron, que rellenaron las fichas de afiliación. Un gustazo. Da gusto ver cómo cada día son más las personas que deciden ayudar en la labor de llevar su pueblo adelante. En perder unos minutos al día en esto, no sólo creérselo, sino saber que uno tiene ahí un grupo de amigos que un día van a decir de ir a hacer una acampada para reivindicar algo que les preocupa, o que van a ir a poner un cartel en un sitio porque se quiere hacer algo ahí y no están deacuerdo. Y da gusto, da envidia, sana, ver estas cosas, porque uno mira para lo suyo y ve cómo cuesta horrores movilizar siquiera a uno para ir a una reunión en Murcia, y la mayoría, si no siempre, me toca ir solo a todas partes.

Por eso me hace gracia cuando luego algunos jóvenes de Abanilla me paran y me dicen que es que "yo no soy la mejor representación de los jóvenes socialistas de Abanilla". Es posible que no lo sea, más que nada porque ya estoy próximo a dejar de ser joven "oficialmente". Pero soy el que soy, y soy el que estoy, junto con otros amigos, los que nos hemos apuntado en la organización "que representa" a los jóvenes socialistas en los ámbitos superiores regionales y nacionales. ¿De qué me sirve a mi que uno sea muy socialista "de pedigrí" o que lo sienta mucho si no figura en ninguna parte ni se puede contar con ellos para nada? Pues eso, de nada.

Me gustaría que las cosas cambiasen también en Abanilla, que los jóvenes, todos los ciudadanos en general, se quitasen ya las telarañas que tienen en los ojos y viesen con amplitud de miras alrededor y al menos perdiesen el miedo a hablar, el miedo a participar. Es difícil, porque ese miedo existe, y eso es lo que el día que desaparezca el motivo, saldrá a presión todo lo que está ahí guardado y retenido dentro de cada uno de los ciudadanos de Abanilla.
Manuel Martínez Pérez
Secr. General de JS Abanilla
Coordinador Comarca Huerta de Murcia y Oriental

1 comentario:

JUAN ÁNGEL dijo...

17/3/07

Hola, compañero, me ha gustado muchísimo la visión con la que te quedastes de la reunión informal. Muchas gracias por venir hasta mi pueblecito y compartir con nosotros un ratico a gusto, haciendo lo que los socialistas sabemos hacer, HABLAR.

UN FUERTE ABRAZO