domingo, 18 de noviembre de 2007

El ocaso de la agrupación local cada día más cerca

Artículo recuperado del antiguo blog de JS Abanilla

Los pasados días 10 y 11 de noviembre de 2007 se realizó en la ciudad de Murcia el XIII Congreso Regional de Juventudes Socialistas de la Región de Murcia, en el cual la que era Secretaria General, María González, revalidó su mandato de nuevo con un 92,3% de los avales de los delegados acreditados, y los órganos regionales fueron refrendados todos prácticamente con el 100% de los votos emitidos. Órganos por cierto que en uno de los cuales, yo fui elegido para seguir como venía ya siendo delegado por JSRM en el Comité del PSRM.

Durante estos años del mandato de la compañera María al frente de la Secretaría General, han sido muchas las cosas que han cambiado en la organización, y por ejemplo se ha triplicado la militancia llegando cerca de los mil afiliados. Y desde nuestra situación en Abanilla, yo como Secretario General de la Agrupación he colaborado en la realización y mantenimiento de la página web hasta el pasado mes de abril en que se hizo otra específica para las elecciones. Asimismo, también he participado como es deber de los militantes y delegados en los Comité Regionales que se realizaban, en las reuniones de los grupos de trabajo que se han creado en estos años, de educación secundaria, universidad, medio ambiente, y sobre todo en comunicación, con la redacción de diversos textos y noticias para la revista Publikacción. También y no menos importante, en el diseño y realización de diversas imágenes de campaña, logotipos, pegatinas que se llevaron como lema para reivindicaciones en manifestaciones, así como otras de la asociación de estudiantes universitarios. La experiencia ha sido satisfactoria y fructífera. Claro que podría haber sido mayor, y haber hecho más cosas, aprovechar mejor los años de juventud, pero somos jóvenes, tenemos limitaciones y problemas, y no todos podemos estar siempre en todos los sitios en que se nos ha llamado desde la organización para colaborar, para ayudar, para participar. Pero en general, se puede entender como satisfactoria.

Una vez pasadas las elecciones municipales, una vez pasado este Congreso Regional de JSRM, y a poco más de ocho meses para que me den la baja de JJ.SS. por la edad, hay que decir que el deseo hubiese sido el de organizar en el pueblo un nutrido grupo, varios jóvenes realmente interesados en hacer algo, jóvenes formados, que los hay en sus materias de estudio, y que en sus ratos libres quisiesen pasarse por allí a hablar de los temas que quisiesen, para hacer aunque fuese algunas actividades lúdicas, festivas, etc... Pero el principal problema es la distancia, y gestionar una organización en la distancia tiene sus inconvenientes máxime cuando la gente tampoco está interesada 100% ni tiene tiempo para estas cosas más allá de lo que son los procesos electorales. En un principio se pretendía crear una organización con gente que estuviese interesada en los principios del socialismo, del progreso, en los valores de la igualdad y el respeto a todos los ciudadanos sin importar la condición. Algunos empezamos, algunos entraron luego, otros se fueron por otras cuestiones, y la situación realmente ha sido mala. Y si en estos años se ha triplicado la militancia en JSRM, en Abanilla sin embargo hemos perdido hasta uno de esos inicialmente seis.

Puede que haya militantes y simpatizantes que leyendo esto se extrañen y se cabreen por la dureza de las palabras e incluso les cabree que yo ponga esto así porque tiene el efecto contrario al deseado de animar a la gente. Puede que les cabree que este escrito sea tan negativista. Pero tampoco ellos han hecho ni mucho ni poco ni nada por evitar esta situación. Hay que ser sinceros: Aún agradeciendo la permanencia a los que aún seguimos, ni los propios militantes han tenido interés en hacer nada, ni los militantes del partido han hecho tampoco nada por fomentar que la organización siga adelante. Como tampoco les han dicho a sus hijos o sobrinos que entren y poco a poco vayan formándose, pues para eso es esto, para aprender y luego saber. Hay quien desde fuera opina que igual esto de JJ.SS. puede funcionar en otros pueblos, pero aquí no, porque es que Abanilla es de otra forma de ser. ¿Cómo puede ser que surjan agrupaciones de la nada, como en Ceutí, o en Fortuna, Yecla, o en Las Torres de Cotillas, y en nada de tiempo hayan 15, 20, 40 afiliados y hablen y debatan y hagan actividades y lo pasen bien? ¿Cómo es posible que resurjan otras agrupaciones como en San Javier, San Pedro del Pinatar, Torre Pacheco, que parecía también que iban a desaparecer? ¿Cómo es posible que haya otros sitios como Sangonera, Abanilla, Santomera, El Palmar... donde por el contrario la cosa está de capa caida?. Lo normal tras haber "parido" esto es no creer esas cosas que se dicen desde fuera, y no resignarse ante esa opinión. Pues si algo no funciona, no es porque el pueblo sea así, sino porque ellos mismos, la gente, no hace nada porque no sea así, porque si dos o tres se ponen, una cosa triunfa aunque sea en el desierto. Voluntad es la palabra clave que falta en este pueblo. Y miedo es lo que por el contrario sí que hay a raudales.

Como decía hace unos dos meses se realizó una asamblea en la agrupación en que yo dimitía, y no hubo más propuestas de nadie de querer ponerse, y nadie tampoco tuvo interés en entrar siquiera. Pasados los meses, la situación no tiene visos de cambiar, más bien al contrario, y se prevee que esto no tenga viso de continuidad y en unos meses termine desapareciendo por inactividad. La gente lo sabe, y la gente no hace nada. Y la gente opina luego esto por ahí pero no hace nada por evitarlo. En esta Asamblea, en la cual yo había dimitido, el objetivo no era sino esperar que "alguien", o "alguienes" fuesen por allí a dicha reunión y quisiesen apuntarse, y quisiesen empezar a ir tomando las riendas. Algunos de esos simpatizantes o gente joven del pueblo que quisiese entrar y hacer algo por dejar patentes sus posiciones contrarias a las políticas del PP local y lo que está haciendo en el pueblo, pues pese a que mucha gente esté contenta, la situación realmente no es para nada boyante ni la democracia es que esté triunfando en todo su esplendor.

Nadie nace enseñado para hacer nada, como yo en su momento en que entré con 24 años no sabía dónde había que hacer esto o lo otro, pero todo se aprende. Y no hay que tener miedos.

Ilusión dicen desde otros pueblos que es lo que hace falta aquí. Que hay que trasmitir esa ilusión que se vivió en el Congreso de JSRM. ¿Y cómo? Si ni siquiera hay quien esté dispuesto a escuchar?. ¿Realmente no hay jóvenes socialistas en Abanilla? Claro que hay. Pero están en su casa haciendo sus cosas y no les interesa la política más allá de lo que es ir a votar cuando les dicen que vayan y poco más. Y la guerra de guerrillas igual tiene su efecto inmediato, pero es poco eficaz a la larga para el interés común y general. Y organizados es de la única forma en que se pueden hacer las cosas.

Así con esta situación, la cosa está clara: La cuenta atrás ya ha comenzado y no va a a parar. No quiere decir que esto vaya a ser así, se puede evitar, puede entrar gente, claro que sí, y reflotar de nuevo la agrupación. Pero está en sus manos.
Recientemente se envió un e-mail a los militantes, a los simpatizantes, a amigos, comentando esta situación. Respuesta: Como casi siempre, ninguna.
Y dentro de unos meses, que pase lo que tenga que pasar, y que se rían los que se tengan que reir. Yo no puedo más. Hasta entonces, esto estará en servicios mínimos. Adiós.

Manuel Martínez Pérez
Secr. Gen. JS Abanilla (mientras dure)

No hay comentarios: