jueves, 22 de mayo de 2008

Aznar no es Rajoy, ni Rajoy es Aznar


(Este vídeo es buenísimo: Pinchar aquí para descargar
-> Renombrar y guardar con formato "FLV")
Eso está claro. Aznar no es Rajoy, ni Rajoy es Aznar: con Aznar haía bronca todos los días, y se dio origen a eso que luego se le llamó "la crispación", y cuando no sabía qué decir, decía aquello de "Váyase señor González" y parecía que tenía más importancia lo que decía. Pero el caso es que la gente lo miraba, y lo veía ahí raro al tipo ese pequeño del bigotito, pero parecía que ponía contra las cuerdas a Felipe. Y así fue el hombre usando temas de estado para intentar cargarse al Gobierno, porque a este tipo es que le valía todo con tal de llegar al poder.

Cuando este hombre se hizo su Gobierno se rodeó de su gente, y hacían un equipo de gobierno bastante potente. Y los mantenía a todos a raya. Y mantenía a la gente, y lo que decían, y lo que tenía que decirse, y lo que se pensaba en el partido.

Ahora ya no está Aznar, él se dedica a dar charlas en Georrgggggssstown, y a decir alguna parida que otra de vez en cuando para ver si así sale en las noticias por aquello de ver si dice algo de alguien o qué.

Pero desde que el lider que le tocó el dedazo es el que manda, la diáspora ha ido a más, y el PP ya no es lo que era. Empezó Rodrígo Rato cuando se salió del FMI y dijo que no iba a volver a la política, y luego fue Josep Piqué al que se cargaron cuando el hombre, dentro de su centrismo, sólo veía que en su partido se usaba a Cataluña como cabeza de turco para sacar más votos en el resto de España.

Hace un mes fue Eduardo Zaplana el que dijo que no sería el portavoz del PP, y que se quedaba de diputado raso, y enseguida dijo que no, que se iba, y que se iba a trabajar a Telefónica. Y los periodistas se fueron a preguntar a Ángel Acebes, y este no decía nada, pero tampoco tardó, y Acebes dijo que no seguiría en la próxima Ejecutiva del PP.

Y en este último mes se han desmarcado la conocida política vasca María San Gil, que resulta que era una de las tres ponentes de una ponencia, la política, del próximo Congreso del PP, porque no está de acuerdo con lo que está queriendo hacer Rajoy con el PP, y hasta hay quien dice que se va a ir con Rosa Díez a UPyD, a ver si allí, que sí que lo tienen claro eso del antinacionalismo vasco, estará como en su salsa. El caso es que dice que no le gusta nada lo que está hacindo Rajoy con el PP. Y por último hasta Ortega Lara, ese funcionario de prisiones, adalid de la resistencia contra ETA, que tiene el penoso récord de ser el que más tiempo ha tenido la banda terrorista secuestrado. El hombre se ve que se ha cansado de tanta tibieza y dice que se va. Ahora cuentan que Trillo ha hecho de intermediario entre Rajoy y Rato para reunirse y hablar unos asuntillos, y este último le ha dicho que no tiene nada que hablar con Rajoy, y eso, dicen que ha sido lo más flojo.

Rajoy no los mantiene firmes, eso parece claro, y ya ni saben lo que pensar en el PP. Y hasta Esperanza Aguirre ha dicho que algo se está haciendo muy mal desde la dirección del PP.

Si por algo el PP es lo que es, y ha conseguido llegar hasta donde está, es porque ha sabido conjugar la ideología del supuesto centrismo, ese que dicen que existe pero nadie sabe donde está, con los que no saben a quien votar y les votan porque dicen que son más duros y defienden mejor los intereses de la gente, que es mentira, pero bueno, y finalmente los seguidores, que aún los hay, de la extrema derecha. Y es que efectivamente en España, no hay nada más a la derecha del PP. Esto, que en Europa no pasa, porque la derecha europea es realmente democrática, y se puede hablar con ellos de cosas. Así que si tras el próximo Congreso del PP, al final allí salen todos con escopetas, y dicen que se separan en otro partido, y se quedan los moderados por un lado, y los conservadores por otro, y los liberales por otro, lo cierto es que sería una gran gran noticia, pues así tendríamos unas elecciones más puras, dentro de lo que cabe, e igual el PSOE no tendría que ir quitándole votos a IU por aquello del voto útil y el miedo a que gane el PP. Eso, y la reforma de la Ley electoral, es algo urgente de cambiar.

Esto viene a ser algo así como lo que pasa en EEUU. Allí los dos partidos más importes, son el republicano y el demócrata. Luego hay muchos más, pero esos son los principales. Y si se hiciera una equivalencia ideológica, el partido republicano vendría a ser como la extrema derecha, y el partido demócrata vendría a ser como la derecha moderada.

Aquí en España el PP más o menos está en las mismas, y hace unos meses ya salió doña Espe diciendo que ella es que era liberal. Y luego salió Rajoy diciendo que el PP era un partido de gente moderada, y que los liberales y los conservadores que si querían que se fueran.

Por cierto, hoy en "Pensar por pensar" de "La Ventana" de la Cadena SER han hablado de qué es ser liberal, y de qué es el liberalismo. Muy recomendable escucharlo.

Los liberales son diferentes según hablemos de ser liberal moralmente, o económicamente, o políticamente. Los liberales económicos son esos que dicen que el Gobierno está de más, y habría que dejar a las empresas que hicieran lo que quisieran. Esto lo dicen porque tienen su interés, y seguro que se llevan algo en el camino. Los liberales moralmente hablando son los que no miran tanto los usos que dice la sociedad que hay que vigilar, y llevan una vida un poco desinhibida. Y lo liberales políticos son esos que dicen que piden la libertad por donde van, porque andan oprimidos. Así que aunque aquí todos pidan libertad, en la mayor de las ocasiones muy curiosamente ni siquiera coinciden, y como dicen en el audio, son incompatibles unas y otras cosas.

No hay comentarios: