miércoles, 12 de octubre de 2011

Rajoy ¿el segundo milagro español?

Los pasados días 6 y 7 de octubre, el PP realizó una Convención Nacional en Málaga para hacer una Conferencia programática, se supone que para preparar el programa electoral que llevarán a las elecciones del 20-N. Sin embargo lo único que trascendió fue que iban a endurecer las penas y que dado que no había pena de muerte, que se pondría la cadena perpetua revisable, por si estando en medio de esa cadena perpetua el reo se arrepentía y se le podía recuperar para la sociedad. Para todo lo demás sólo hay una respuesta: Depende. ¿de qué depende? Pues no se sabe muy bien. Por eso se callan y no hablan del programa, tan sólo de la imagen de Rajoy, como si él solo (el dirigente de la oposición que menos ha "trabajado" en toda la democracia y que no ha propuesto nada de nada en 8 años) fuera el segundo milagro español (después de Aznar, por supuesto). Y la verdad sin embargo es que ni él ni nadie en el PP nos dicen nada claro, para ver si así sacan los votos suficientes y luego ya veremos qué se hace.
Por eso y ante el temor de que la ciudadanía conozca y sepa antes de tiempo cuál es el verdadero programa del PP, personajes como González Pons se limitan a decir que su programa es más o menos lo mismo que hizo Aznar desde 1996 a 2004. Realmente dijo: "No vamos a hacer nada diferente, ya se conoce" y que "Lo que hicimos es confiar en la sociedad y bajar los impuestos". Y quizá lo hacen porque creen que la gente ya se ha olvidado de él y porque piensan que la gente está tan cabreada con Zapatero que hasta Aznar parecería alguien bondadoso y que nos trajo progreso y prosperidad a todos los españoles.
Los dos figuras que han "salvado" a España
Pero no, no podemos ir por ahí, no podemos dedicarnos a bajar los impuestos y las tasas de fiscalidad como se hizo en 1996 (mediante deducciones a la adquisición de vivienda, un IRPF reducido a tres tramos con un tipo máximo del 40%, mejora de las deducciones en el Impuesto de Sociedades, fomento del ahorro a base de ventajas fiscales... ), porque entonces en 1996 no teníamos euro y sí podíamos devaluar la peseta. Sin embargo desde 2002 con el euro eso no se puede hacer y además tenemos encima a los "mercados" que nos bajan la ratio cada dos por tres (y nos sube los intereses a pagar por inseguros), y éstos no paran de decirnos que "tenemos que reducir el déficit". Y el déficit no se reduce precisamente dejando de generar ingresos, sino más bien al contrario, o dejando de invertir dinero público, claro.
Aunque lo pretendan, ahora el PP no puede aplicar la misma técnica ni el mismo programa que entonces, porque las circunstancias no son las mismas. Y es que en 1996 no había exactamente lo que se dice una crisis económica mundial como sí que la hay ahora. Y además, Aznar salió a flote porque redujo la deuda que había mediante la venta al mejor postor (la mayoría sus amigos) de 48 empresas públicas las cuales el Tribunal de Cuentas consideró que se habían vendido por debajo de su valor (Aceralia 1997 - Aerolíneas Argentinas 2001 - Almagrera 1996 - Argentaria 1997 - Astander 1999 - Auxini 1997 - Aya 1999 - Barreras 1999 - Casa 2000 - Comee 1998 - Conversión Aluminio 2001 - Elcano 1997 - Enagas 1997 - Endesa 1997 - Ferroperfil 1997 - Gas Natural 1996 - Grupo BWE 2000 - Grupo Ence 2001 - Grupo Enatcar 1999 - Grupo Iberia 1999 - Icsa 1999 - Indra 1999 - Inespal 1997 - Infoleasing 1997 - Inima 1998 - Initec 1999 - Iongraf 1996LM Composites 1999 - Potasas 1998 - Productos Tubulares 1998 - Red Eléctrica 1999 - Repsol 1997 - Santa Bárbara 2000 - Sefanitro 1996 - Sodical 1996 - Sodiga 1997 - Surgiclinic 1997 - Telefónica 1999 - Telefónica Internacional 1997 - Tabacalera (Altadis) 1998 - Transmediterranea 2002 - Aldeasa 1997), y gracias a las cuales recogió cerca de 25.000 M€ en dos años (el 2,5% del PIB). Sin embargo y curiosamente otras empresas públicas que recientemente el PSOE ha intentado privatizar parcialmente, como Loterías del Estado y Aena, ahora dice el PP que no las privatizaría.

Dicen que el PP y el PSOE son lo mismo. El PPSOE vamos, que son una casta que sólo busca perpetuarse en el Gobierno mediante la modificación de las leyes para impedir al resto tener acceso al mando del Estado. Se supone que no puede ser así, aunque la realidad es tozuda y así lo parece. Sin embargo las ideas programáticas no son las mismas, aunque el PP no diga las suyas para luego hacer lo que quiera, y el PSOE diga unas y luego haga las contrarias. Y es que la teoría liberal, que es la que domina el PP dice que para ganar elecciones hay que decir que se van a bajar los impuestos, porque es que realmente se van a reducir los gastos, porque el programa subyacente es que hay que desinflar el Estado, porque "el Estado sobra", porque el Estado genera mucho gasto y esto no puede ser. Que hay que quitarle poder y dárselo a los que realmente pueden mover el país, es decir, a los empresarios, a los ricos, a los que tienen el dinero. Eso es lo que dice y mantiene la FAES de Aznar y lo que por tanto pretende hacer el PP. Pero evidentemente están equivocados. No se dan cuenta que el progreso de un país no lo determinan los cuatro ricos, sino la redistribución real de la riqueza que hay en ese país entre todos los ciudadanos, porque todos tenemos derecho a vivir bien (no a hipotecarnos por encima de nuestras posibilidades, simplemente a vivir bien sin excesos) y para eso todos tenemos y debemos de tener dinero. Y la única manera de conseguirlo no es darle el dinero y el poder a los ricos para que ellos lo distribuyan como mejor quieran, sino que haya un Estado objetivo y de TODOS que se encargue de asegurarlo. Por eso si ganara el PP podría bajar los impuestos pero esto desinflaría la inversión pública, sería inviable y todo pasaría a manos privadas de unos cuantos, para que quien tenga dinero pueda tener educación y sanidad y el que no, que se busque la vida. Por eso la solución no es bajar los impuestos ¿O es que acaso pretenden que acabemos como en Grecia?

La vivienda y la burbuja inmobiliaria
El problema es ese, que en el PP se piensan que la gente es tonta y desmemoriada, y se piensa que la gente, esa gente que ahora está perdiendo sus casas y están siendo deshauciadas por perder el trabajo y no tener cómo pagar la hipoteca, lo están siendo porque un día hubo un ministro, un tal Cascos, que dijo algo así como que "en España quien no era rico era porque no quería", y lanzó a la gente a comprarse casas y coches sin tener dinero ni recursos para ello. Por eso ya no se acuerdan tampoco ni quieren reconocer que igual fueron determinadas medidas que realizaron en materia fiscal como la modificación de la Ley del Suelo (1998) (que hasta entonces estaba centralizada y controlada) las que contribuyeron al desarrollo de la burbuja inmobiliaria, a recalificar suelos los Ayuntamientos y llenarlos de billetes que se evaporaron igual que vinieron, y a provocar que se inflaran los precios de la vivienda (un bien y un derecho reconocido en la Constitución) para llegar a convertirla en un objeto de lujo. Y de aquellos polvos hoy estamos como estamos de lodo. Y a eso quiere volver Rajoy. Volver a eso no es la solución, pues ese fue el origen del problema.

Sin embargo en el PP no aprenden, pues el mismo Rajoy dijo en el mes de junio en el Círculo de Economía en Sitges que si ganaba, apostaría por el sector de la construcción y también por el turismo para salir de la crisis. También ha prometido recuperar la deducción por compra de vivienda que el Gobierno de Zapatero quitó porque fomentaba la burbuja. Está claro que no aprenden ¿no?.

El Plan de Empleo del PP
Realmente no sabemos qué dice su programa, tan sólo Rajoy ha dicho que "queremos que España venza a la crisis, que vuelva a ser un país de oportunidades en donde se cree empleo y riqueza para todos. Ese es el cambio: volver a la España del empleo". Y ¿esto de "volver" qué quiere decir? ¿quieren volver a lo que ya hicieron en 1996?.

En el programa del PP de 1996 con el que Aznar ganó sus primeras elecciones, se decía que para reducir la alta tasa de paro que había entonces (22,08% cuando en la UE era del 10,78%) había que reducir las cotizaciones sociales, modificar la negociación colectiva o tomar acciones para reducir el empleo juvenil, con medidas como la modificación del contrato de aprendizaje para extenderlo o la estimulación del contrato en prácticas. Por eso, si ahora tal y como están las cosas, dijeran algo así como que pretenden "desmantelar definitivamente la negociación colectiva y desligar el incremento salarial del coste de la vida (IPC)", y venderlo como una reducción de impuestos a las empresas, esto en realidad sería una reducción del salario del trabajador, pues al final las cotizaciones van a la caja de la Seguridad Social.

Los recortes del PP
No sabemos lo que haría el PP de Rajoy si ganara el 20N, aunque a tenor de lo que están haciendo sus barones y baronesas en las distintas CCAA donde gobiernan hace tiempo y donde han entrado recientemente, nos podemos hacer una idea. En Educación ahora "prometen convertir al español en uno de los mejores sistema educativo del mundo". Esto lo ha dicho Sandra Moneo, secretaria de Educación e Igualdad del PP, y para ello ha dicho que hay que "reconocerles su impagable labor" y para eso lo que quieren hacer es modificar el sistema de acceso a la función docente, para que los mejores expedientes, los mejores profesores, den el paso para que puedan enseñar a nuestros hijos. También Ana Pastor (ex ministra del PP) ha dicho que "el PP pretende preservar la sanidad para que sea una prioridad absoluta pues debe ser pública, de calidad y cohesionada". Y todo esto está muy bien dicho allí en el aire de fondo azul del cielo que tienen de imagen, pero la realidad que sí que podemos ver en CCAA como Murcia y Madrid es que han hecho recortes en educación y también en sanidad. 
La realidad es que han recortado en plazas de comisiones de servicios, han recortado en puestos de sindicalistas liberados, que han tenido que volver a sus trabajos y han "echado" a interinos que estaban trabajando, por lo que lejos de crear empleo, han generado paro.


¿Quién ha hecho más recortes sociales?
Al PP le cabrea que se diga que debido a los recortes en CCAA como Murcia, Madrid, o Castilla la Mancha, que ellos son el partido de los recortes, y les molesta porque dicen que esto no es así, y que quien recortó primero fue Zapatero. Y es cierto que sobre todo tras los cambios surgidos tras el 9/5/09 en que Zapatero volvió de Bruselas e hizo lo que dijo que no iba a hacer, rebajó los sueldos de los empleados públicos un 5% (los altos cargos un 15%) y congeló las pensiones, razones por las cuales luego el PP se dedicó a decir que éste había sido el gobierno que más recortes sociales había hecho. Es por todo esto que igual hay que sacar los gráficos de paseo y decir bien claro quiénes han subido realmente las pensiones y cuánto.
Esta es la verdad: Pese a la crisis, más del doble de subida de las pensiones incluso en menos años de gobierno.

Relacionado con todo esto, así como con el ambiente de movilización del movimiento del 15M que tanto parece mover a algunas mentes reivindicativas, tenemos la reciente visita a España que realizó el pasado 1 de septiembre  el nonagenario francés Sthephen Hessel (autor de los libros "Indignaos" y "Comprometeos", como quien dice promotor del movimiento de los indignados a nivel mundial), dijo que "cree que hay motivos para votar en contra del PP", pues si hay un partido que no está a favor de los motivos que defiende el 15M no hay que apoyarlo.


Igual, pese a que el PSOE de Rubalcaba sí que tiene programa (ver las resoluciones de la Conferencia Política), esto la gente no se lo lee y la gente entenderá que no se merece mucho que se le vote porque Zapatero hizo a última hora lo que le vino en gana reformando la Constitución sin consultarlo ni debatirlo así como la reforma del mercado de trabajo, y dejó que mandaran el país los mercados por encima de los ciudadanos. Es posible. Pero desde luego la respuesta no debe ser ir a votar en masa a un PP con un Rajoy sin propuestas y que las pocas que se les escuchan son tan peligrosas para la defensa y mantenimiento del Estado de bienestar de TODOS. Posiblemente la solución sería cambiar la ley electoral para poder dar más juego a partidos nacionalistas con menos votos, como IU y UPyD. Posiblemente habría que dejar de usar la Ley D'Hondt o bien igual que quiere dejar Rubalcaba unos escaños reservados al voto extranjero, dejar también algunos escaños reservados al reparto entre los partidos más votados y que por las injusticias de la ley, no hubieran sacado representación, para así intentar hacer un reparto más ajustado a la realidad de los votos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muchas gracias por el esfuerzo de desarrollo para discutir esto, me parece muy importante esto y como estudiar mucho más sobre este tema. Si es posible, a medida que adquiera experiencia, ¿te importaría la actualización de su página web con una gran cantidad más información? Es muy beneficioso para mí.