Mostrando entradas con la etiqueta Europa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Europa. Mostrar todas las entradas

domingo, 19 de junio de 2011

Del "Indignaos" al 15M y el 19J

No hace ni un año, el nonagenario francés Stéphane Hessel (uno de los redactores de la Declaración de los Derechos humanos) publicaba su manifiesto llamado "Indignaos". Un llamamiento a la población para indignarse ante lo que está ocurriendo. A no quedarse parados viendo cómo los que controlan los destinos del mundo hacen lo que quieren. Porque hay que rebelarse contra este tipo de personas y mostrar la disconformidad. Su inesperado éxito denuncia los retrocesos sociales que han habido en los últimos años. La pérdida de derechos alcanzados en este último siglo por la política, la democracia, a favor de otros organismos y organizaciones económicos. El enriquecimiento amoral de unos pocos, que ha provocado más y más desigualdad social.




Se podría decir que Hessel ha servido de revulsivo para mover y remover las conciencias ciudadanas y ponerles cara a cara con la realidad. Así, desde que se lanzó este mensaje en Francia, se han venido dando movimientos ciudadanos en todo el norte de África. Países como Egipto, Líbano, Libia, Marruecos, unos con más suerte que otros, han podido ver cómo unidos, podían hacer cambiar el destino y los gobernantes de sus respectivos países. El 15 de mayo fue el día elegido en España para organizar estas concentraciones. La población, en su mayoría jóvenes, jóvenes muy preparados que se encontraban en situación de paro, se reunieron inicialmente en la Puerta del Sol en Madrid, y desde allí lo fueron haciendo en otras grandes plazas importantes de toda España. Desde entonces, toda una ola de gente "indignada" se ha movilizado para protestar por la situación e informarse de una forma alternativa a la que ofrece la sociedad.

Su mensaje estaba claro, querían participar, querían opinar, pero no bajo el actual paraguas de lo que entendemos actualmente como "Democracia", pues ya desde la misma manera en que son elegidos sus representantes, el sistema está viciado, puesto que quienes nos representan, lo están ahí porque unos partidos políticos los han puesto, y además los han puesto en ese orden. Es decir, pedían "listas abiertas". Y porque además, dependiendo de dónde se resida y dónde se presente uno, se tienen más o menos posibilidades de salir. La Ley D'Hondt, una ley a todas luces injusta, que beneficia a los partidos mayoritarios y discrimina a los minoritarios quitándoles poder de representación en los organismos, era uno de sus principales focos de interés. Sustituir esta ley por otra que realmente dé más representación a todos los votantes era otro de sus objetivo.


Otro de los objetivos eran los bancos, los banqueros. Hay que recordar que fueron los bancos estadounidenses los que provocaron la actual crisis. La famosa "crisis Ninja", que se dio en llamar posteriormente fue el origen de todo el problema. El ansia y la avaricia de unos cuantos por ganar más y más. Los mercados, el capitalismo salvaje, el neoliberalismo de que sólo triunfa y sobrevive el pez grande y el chico no tiene nada que hacer. Ahí radica todo el problema. Así, los banqueros de EEUU fueron los que provocaron esta crisis, la cual, gracias a que estamos en un mundo globalizado y todo da la vuelta al mundo en un momento gracias a Internet, enseguida nos llegó a Europa. Y esto es así, como que ya dos Premios Nobel de Economía, Joseph Stiglitz y George Akelof dijeron a finales del año 2000 que había que meter en la cárcel a los banqueros que habían provocado esta crisis.

Sea coincidencia o no, la situación actual de Europa no permite otra cosa que estar alertas. La crisis provocada en 2008 en no hace sino que debamos saber de dónde vienen las cosas para poder entender mejor y saber decodificar la realidad, porque hay muchos políticos ávidos de poder y que por querer llevarse el ascua a su sardina hacen y dicen cualquier cosa para ver si engañan a unos y otros si el adversario no se entera. Por eso conviene tener bien claro quiénes son los buenos y los malos en toda esta historia.

Hay un mensaje que está circulando mucho en los estados de la gente en Facebook, que dice así: "SUELDO MINIMO INTERPROFESIONAL EN EUROPA: Luxemburgo 1.750 € Irlanda 1.653 € Bélgica 1.389 € Holanda 1.385 € Francia 1.350 € Reino Unido 1005 € España 624 € pega esto en tú muro si te sientes la última mierda de Europa (o te indigna sin darte x aludid@)." De hecho hay varias páginas  dedicadas a esto, aunque tienen los valores de los países europeos de 2008 así que no está muy actualizada. Es más, ese dato de España con 624€ es de 2009, pues en España en 2011 es de 641,50€, que dicho sea de paso, sigue siendo bajísimo en comparación. En cualquier caso, nos da una idea de lo mal pagado que está el trabajo en España en comparación con el resto de Europa.

En Grecia, el país donde nació la democracia, está siendo atacado por los tiburones financieros que a qué negarlo, parecen ser los enemigos de la misma y que paradójicamente podríamos decir que han elegido dicho país como símbolo de la misma para acabar con ella. Si antaño el enemigo era el fascismo ahora son los poderes económicos ávidos de amasar más y más dinero. Ahora mismo el Presidente Papandreu (del partido socialista, que ganó las elecciones en 2010 y se encontró ya el pastel hecho) ya no sabe qué hacer para sostener el Gobierno, y hasta ha hablado con la oposición para renunciar y formar un gobierno de unidad, oferta que fue rechazada y que provocó el anuncio de un nuevo Gobierno. Como se ve ya no saben cómo pagar la inmensa deuda que van generando cada día, pues no tienen suficientes ingresos para sostenerla, ni tampoco pueden ya subir más los impuestos. Los ciudadanos mientras tanto están en pie de guerra en las calles y los agentes del orden ya no dan a basto. Aunque está en inglés, los vídeos lo dicen todo.

En España la situación no es tan grave como en Grecia. Hay que recordar que el Gobierno de Zapatero tuvo que dar en 2008 más de 30.000 millones de euros a los bancos para salvarlos, pero no se dieron a fondo perdido como EEUU, sino para que los devolvieran, de hecho a fechas de junio de 2011, el Estado ha ganado 3.300 millones de euros con aquella operación. Debido a aquella "inversión" para salvar los ahorros de las familias, el Estado se endeudó, y generó déficit, el cual ahora los mismos bancos exigen que se reduzca (curioso e hipócrita cuando menos).  Para que no lo fuera, para que el FMI no tuviera que intervenir en España y que estuviéramos tan mal como en Grecia, el Gobierno de Zapatero tuvo que hacer los recortes sociales de mayo de 2010. Recortes antisociales que sacaron a los sindicatos a la calle y que él sabía que le iban a costar las urnas en mayo de 2011 y así fue. Pero lo hizo sin querer hacerlo porque corríamos el mismo destino que Grecia. Y aún así, pese a que no ha intervenido el FMI en España, ahora, si Grecia cae y se tiene que salir del Euro, la solvencia de España y otros países del sur (los llamados PIIGS) caería en picado peligrando de hecho la permanencia en el euro. Eso es lo que nos jugamos. A qué negarlo, la crisis económica pasa factura a los gobiernos. Quizá sea por la ignorancia o el desconocimiento de la población de dónde viene todo, cómo se ha originado, quiénes son los culpables, y también, que esto no se ha sabido explicar. Esto sin duda sí que es achacable al Gobierno de Zapatero, porque esta crisis se ha llevado su proyecto de la "Nueva Vía" por delante. No la ha sabido o no la ha querido explicar como corresponde a toda la ciudadanía de España ¿Por qué? ¿Por qué se deja este trabajo a los periodistas interesados que manipulan la verdad como quieren? Es incomprensible cómo el Gobierno de Zapatero se está pegando un tiro en los pies él mismo y está socavando las posibilidades de Rubalcaba día sí y día también, poniéndole en bandeja las elecciones a un PP y a un Rajoy que no han hecho nada de nada por sacar a España de este problema. Zapatero empezó negando la crisis puesto que tenía las elecciones en marzo de 2008 (esa mayoría en la cual incluso participaron militantes del PP porque sabían que todo lo que sube baja y preferían que se la pegase el PSOE y ellos recoger los frutos) y aunque ya había habido unos problemas en EEUU unos meses antes, se dijo que esto no iría a más. Ganó esas elecciones y en octubre de 2008 ya la situación económica mundial no se podía esconder debajo de ninguna alfombra.


Para el 19 de junio, esos que el juez Baltasar Garzón llama como "indignadanos", tenían una ocasión más de hacerse notar y salir a la calle. Esta manifestación estaba enmarcada y tenía sentido dentro de lo que supone que los gobiernos de la zona euro se pondrán de acuerdo en lo que se ha dado en llamar "Pacto de Euro". 
¿Y esto de ahora qué es? Esto es un conjunto de normas realizadas desde el despacho del Gobierno alemán de Ángela Merkel y que ya fueron firmadas el pasado 25 de marzo por los 23 países de la UE (Reino Unido, República Checa, Suecia y Hungría dijeron que no firmaban), para que los Gobiernos de la Unión Europea estarán a las órdenes del FMI (Fondo Monetario Internacional), del BCE (Banco Central Europeo) y el BM (Banco Mundial). ¿Y esto es malo?. Pues sí, porque si los Gobiernos no cumplen sus órdenes, corren el peligro de que el desastre que han hecho las "agencias de calificación" (las que dicen si un país es solvente o no y te cobran más intereses por prestarte el dinero o no) interviniendo para "salvar" a Grecia, Irlanda o Portugal, lo hagan masivamente llevando a la ruina a toda Europa. En resumen: Esto viene a ser una nueva vuelta de tuerca contra los derechos sociales. Los países deberán ajustar sus leyes a lo que digan los bancos. Menos sueldo, más horas de trabajo, menos empleo público.  Más recortes y menos derechos. Más retraso de la edad de jubilación. Más ETT (Trabajo temporal) y más despido barato. Menos derechos y protección en la Seguridad Social. Congelación de pensiones. Menos ayudas sociales. Menor inversión en Educación pública para empeorarla y fomentar su privatización. Más impuestos, tasas, sanciones. Hacer las manifestaciones después de hechas las cosas no tiene sentido, pero antes sí. Y aquí resulta que este "pacto" se quiere aprobar en Bruselas, en el Consejo Europeo el 27 de junio. Lo más seguro es que se apruebe, porque la mayoría es del Partido Popular europeo y evidentemente esto les interesa. Aún así, pese a que los gobernantes, los políticos, son los que nos representan, debemos tener siempre una cosa clara, y es que Europa no son las élites, sino la gente corriente que la poblamos.
La avaricia y la poca vergüenza de esta gente no conoce límites, no sólo presionan a los países para pagar sus deudas que ellos mismos les han provocado, sino que además, pese a haber ganado sólo un 2,9%, ellos, los dirigentes se suben sus sueldos un 36%.


Aquí las convocatorias de Facebook para todas las ciudades de España.
Aquí el plano para concentrarse en Madrid





Y esta es Rosa, la oyente del audio-vídeo anterior, aquí, explicándolo bien clarito.

http://www.youtube.com/watch?v=bLEjoWhgxx8

Actualización: Según los organizadores de DRY, en toda España se manifestaron un total de 948.000 personas, el 2% de la población. Está bien pero el mensaje aún no ha calado o no lo han entendido.

martes, 7 de octubre de 2008

No a las 65 horas

Hoy 7 de octubre, y coincidiendo con la celebración de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente (JMTD), se realizan movilizaciones convocadas por los sindicatos, que están contra la Directiva Europea de la jornada semanal de 65 horas. Estas manifestaciones se realizan con el objetivo de sensibilizar de alguna manera para que los gobiernos, los empresarios, las instituciones nacionales, internacionales, y mundiales, asuman que es preciso un cambio en el enfoque de la globalización.
  • Barcelona, 7 de octubre, 18:30h en Via Laietana.
  • Madrid, 7 de octubre, 18:30h en la Plaza Mayor.
  • Vigo, 7 de octubre, 20:00h en el cruce de Vía Norte con Urtáiz.
  • Murcia, 7 de octubre, 12:00h en la puerta de la CROEM (calle Santa Teresa)
La Directiva de las 65 horas fue aprobada en la Unión Europea el pasado mes de junio, la cual va directamente contra el acuerdo de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) de hace 91 años de poner el máximo de horas trabajadas en 48 horas semanales. Y ahora en vez de ser ese el máximo permitido, dependiendo de posibles acuerdos entre los trabajadores y los empresarios, se pueda alargar la jornada semanal hasta las 60 horas de forma general, y 65 para algunos colectivos como el de los médicos, (o incluso más si así se acuerda por convenio) que se ve que no tienen ya bastante con aguantar un montón de guardias y no tener ni diez minutos para atender a los pacientes, que encima los quieren poner a trabajar más horas, y con esta directiva el período inactivo de las guardias no será considerado tiempo de trabajo (en contra de lo dictaminado por el Tribunal de Justicia de la UE). Y es que hasta las enfermeras tienen más derechos que los médicos.
Por suerte nuestro Gobierno de Zapatero, y por tanto nuestro país, España, junto con la Italia de Romano Prodi y la Francia de la derecha moderada de Chirac, lideraba el grupo de países que defendían la opinión contraria, la de acabar con todos los tipos de sistemas que hacen que se trabaje más de esas 48 horas acordadas por la OIT, y como eran tres, conseguían bloquear su aprobación. Pero -para que esos que dicen que da igual que mande la izquierda a que mande la derecha-, fue volver Berlusconi al gobierno en Italia, y decidió retirarse de esa posición para irse a la contraria de cuantas más horas mejor. Y posteriormente ya Sarkozy pactó con el Premier inglés Gordon Brown el apoyar esta directiva de las 65 horas a cambio de que Reino Unido apoyase una reforma de las agencias de trabajo temporal. Con lo cual España se ha quedado prácticamente sola defendiendo el trabajar menos horas, pues en la votación junto con España sólo se abstuvieron Bélgica, Chipre, Grecia y Hungría. Así que si hubiese ganado la derecha de Rajoy, muy posiblemente también se habría sumado a esta directiva.

Desde el punto de vista de quienes persiguen una "Europa social", más que una "Europa del mercado", esta decisión es un retraso en lo que se refiere a todo aquello que la sociedad ha conquistado durante los últimos años en materia de derechos laborales y del Estado del bienestar, pareciéndose más a lo que sería una Europa de la explotación laboral.

Es por ello que desde España, como país que forma esa Unión Europea, no se puede estar de acuerdo con la aprobación de esa directiva que supuestamente busca una producción más competitiva y que lo que realmente esconde es el recorte de derechos y la precaridad en el empleo.
Más información

lunes, 6 de octubre de 2008

El Gobierno subirá el Fondo de Garantia de Depósitos

Hasta ahora si un banco o una caja de ahorros quebraba en España, sus clientes sólo podían recuperar sus fondos hasta llegar a un total de 20.000 euros. Es decir, que si alguien tenía 35.000 euros, pues perdía 15.000 así por el morro, y sólo le daban esos 20.000 y listos.




Con esto de la crisis mundial venida de EEUU, -esa que el PP se empeña en decir que es toda culpa de Zapatero-, allí se han puesto de acuerdo en que el Gobierno ponga 700.000 $ en los bancos para que aunque no estén muy de acuerdo en ayudarles, al menos las consecuencias de hacerlo no sean peores que el no hacerlo. Y es que en EEUU son de tendencia liberal (eso que decía Aznar que quería hacer con la economía en España), para que el Gobierno no tuviese nada que ver con el devenir de las empresas y lo que pasara en la bolsa (por eso se deshizo de la mayoría de los paquetes accionariales que tenía el Estado en su poder, y con ellos liberalizó las empresas públicas que supuestamente generaban gastos como Telefónica, -que poco menos que se la dio a su amigo Villalonga-, Enagás, Repsol, Endesa -de donde sale el luego famoso Pizarro-, Enagás, Argentaria (BBVA), y posteriormente las que eran totalmente públicas, como Aceralia, Tabacalera, Iberia, o Santa Bárbara (empresa de fabricación de armas comprada por la norteamericana General Dinamics en 2000).

En Europa esta semana se han reunido unos cuantos Presidentes de Gobierno en plan minicumbre para ver el tema este de la economía y ver si ellos también iban a asegurar de alguna manera los fondos de los europeos que tienen su dinero en los bancos. Y como en esa reunión no estaba Zapatero pues el PP se ha puesto a criticarle. Así la Canciller alemana Angela Merkel estaba viendo que igual un banco alemán -el Hypo Real Estate- se va a la porra, y quería que en Europa se hiciese una especie de fondo común para que si quebraba un banco, pues se cogiese de ahí para ayudar a los clientes, y como ha visto que no le hacían caso, pues ha tenido que poner ella los 50.000 millones de euros del bolsillo de todos los alemanes. Y es que el problema es que Europa no es aún EEUU, y allí tienen un Gobierno común, con una reserva económica común, que gobierna para todos y los controla a todos, y eso en Europa no existe, con lo cual acordaron que cada país se busque la vida como pueda.



Como se ve, en Europa no sólo se está notando la crisis financiera en los mercados, sino que la población también se está fijando en qué es lo que hacen sus líderes al respecto.



Así que hoy, como en el PP no paraban de decir "que se hiciera algo", pues esta tarde el Presidente Zapatero se reunía con los principales banqueros (Banco Santander, BBVA, Banco Popular, Cajamadrid, La Caixa y Unicaja) en la Moncloa y además de dejar clara la fortaleza de la economía española, por si acaso, han decidido que el Gobierno aumentará con caracter inmediato el Fondo de Garantía Depósitos. No han determinado aún el nuevo máximo que se podrá recuperar o el porcentaje en que este crecerá, pero el objetivo, además de garantizar ese máximo, es tranquilizar a los ciudadanos que en medio de este aluvión de contradicciones no saben a qué atenerse.
Nota del 7/10
Finalmente y tras conocerse los acuerdos de los Ministros de Economía y Hacienda de la Unión Europa (Ecofin), el Gobierno de España ha decidido subir el nuevo máximo de dinero que devolvería del Fondo Garantía de Depósitos en caso de quebrar alguna entidad financiera, el cual ha dictaminado la UE que será de un mínimo asegurado de 50.000 euros en todos los países, salvo en aquellos que decidan poner más. En este caso en España se ha subido desde los 20.000 € que estaba hasta los 100.000 €. Es decir: 16,6 millones de las antiguas pesetas (para quien los tenga).