Mostrando entradas con la etiqueta Memoria Histórica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Memoria Histórica. Mostrar todas las entradas

jueves, 29 de agosto de 2013

No es lo mismo la bandera tricolor que la fascista

Si nos retrotraemos a los orígenes de nuestra bandera, deberíamos de saber que en 1785 se aprobó, previos estudios y ensayos en Cartagena, el gallardete rojo y gualda para la Armada Española, reinando entonces Carlos III. El diseño lo hizo una comisión técnica, que no política. Durante el reinado de doña Isabel II, los colores de dicho gallardete marinero se elevaron al empleo de "Enseña del Reino", adaptándose también para el Ejército de a pie y a caballo.

Lo del escudo de armas de Franco es ya archisabido que fue una mutación del de los Reyes Católicos. Se utilizó sin el respaldo de la Real Academia de la Historia y fue aprobado "por decretazo".

Y sobre la bandera con la cruz de San Andrés, ésta se utilizó por vez primera en las cruzadas, en el sitio de Antioquía, en honor a San Andrés, que fue quien se dice que se le apareció en sueños a Pedro Bartolomé y le reveló donde estaba escondida la Santa Lanza, la cual les dio la victoria frente a un enemigo bien pertrechado y que le pasaba en efectivos. Tras la victoria los borgoñones la adoptaron como emblema. Llegó a Castilla a lomos de Felipe el Hermoso, marido de Doña Juana "la Loca", que la heredó del ducado de Borgoña, por parte de su madre y estuvo vigente como enseña de los Tercios hasta FelipeV, que la quitó. Resurgió con las guerras Carlistas, cuando estos la adoptaron como insignia.

Así pues ondear una u otra bandera no es cuestión baladí, y hoy por hoy, lo cierto es que los símbolos del Estado son los que son y están regulados por la ley. Y hoy ninguna de las dos banderas es símbolo del Estado español. Está bien ser nostálgico y cada uno con su rollo, pero ni el águila de San Juan (procedente de las Cortes de Cádiz) ni el morado de los Comuneros (los de los años 30 que no los de Castilla) representan actualmente al Estado. Sí es verdad que en su momento lo representaron, pero hoy ya no. Y si acaso tan sólo la tricolor se usa oficialmente cuando se ha de rendir honor y homenaje a las tropas españolas que libraron la ciudad de París de las tropas nazis. Así ocurrió en 2012 y de nuevo también en 2013.
Sin embargo y a pesar de ello, hace unos días Rafael Hernando, portavoz adjunto del PP decía que "las consecuencias de la República llevaron a un millón de muertos". Si se pudiera, a este individuo habría que suspenderle en Historia, pues está claro que para él el levantamiento y golpe de Estado de Franco junto con muchos militares fascistas contra el Gobierno legalmente constituido de la II República no tuvo nada que ver. Una guerra civil provocada para asegurar el estatus del poder financiero más reaccionario y que condujo a cuarenta años de cruel dictadura, y lo que siguió. Y de hecho así lo atestiguan hasta cuatro prestigiosos historiadores.
Posteriormente como vio que no había hecho dado suficientemente la nota en los medios, dijo que "el PSOE debería expulsar a los afiliados que exhiban banderas republicanas". Pero Hernando de nuevo se equivoca, ondear la bandera tricolor de la II República sí está permitido y así lo reconoce una sentencia del TSJ de Madrid de 2003.
A ver si así con este gráfico lo entiende mejor.
Si en países tan o más europeos que nosotros como lo son Francia o Alemania, apareciera alguien ondeando la bandera nazi, no se lo pensarían y lo meterían directamente en la cárcel. Pero España es diferente, y eso pasa porque allí el nazismo perdió la guerra y aquí la ganó. La bandera tricolor no es constitucional, y tampoco es legal exactamente pues sí lo fue en un Estado democrático, pero tampoco ilegal como quieren los del PP. En todo caso "alegal", pues fue quitada por las armas. En el otro caso, la bandera fascista no representa un régimen democrático sino dictatorial, fascista, y eso debería estar reñido con el amplio marco que abarca la democracia actual. Así pues esta sí es ilegal y antidemocrática.
Por tanto si es verdad esto que dice Glez. Pons, de que esta gente que se hace fotos con la bandera franquista "no sabe ni lo que significan estos símbolos", y si hacen lo que ha dicho el presidente valenciano Alberto Fabra, de que exhibir símbolos fascistas supone la expulsión del PP, deberían hacer bastante limpieza en su partido, incluidas las chavalitas estas que se fueron de fiesta y se hicieron estas fotos.

sábado, 29 de noviembre de 2008

El PP sigue bordeando la Ley de Memoria Histórica

La Audiencia Nacional ha sentenciado que no es competente para investigar el alzamiento de Franco y sus 44 generales en contra del Gobierno legítimo de la II República. El resultado de la votación, de los 18 magistrados, 14 a 3, más uno que estaba de permiso, deja claro que el juez Garzón no es competente para juzgar a Franco, porque según explican, Franco no hizo un delito contra la forma de Gobierno ¿¿??, sino que realizó una rebelión, lo cual no entra dentro de los crímenes que se pueden investigar desde la Audiencia Nacional, con lo cual le han dado la razón al Fiscal en su postura de no investigar estos hechos históricos. Sin embargo los juzgados territoriales en favor de los cuales se inhibió ya Garzón el pasado día 18 (previendo este resultado), sí podrán (si quieren) seguir investigando la recuperación de los cadáveres de los desaparecidos.

Y mientras que en Madrid andan con esas, en El Ferrol (localidad natal de Franco) tras 33 años desde su muerte, le acaban de retirar y revocar los títulos honoríficos que este tenía (PSOE, IU más BNG que fue quien lo propuso). El PP se abstuvo en la votación, y añadió que "sus prioridades son los problemas de los vivos, no de los muertos". (ver vídeo)

Pero estas cosas poco o nada tienen que ver con lo que ocurre en nuestra Región de Murcia: Y es que el pasado día viernes 28 algún gamberro gracioso de Yecla, pintó con los colores de la bandera Republicana un escudo franquista que había en la Plaza de España, con lo que inmediatamente el Ayuntamiento (del PP) mandó a un operario a darle la vuelta a dicho escudo, para que no se viese, ni la tricolor..., ni el escudo. Curiosamente, tras muchas peticiones de vecinos durante muchos años, hace un mes el Grupo Socialista había pedido al alcalde que dicho escudo fuera retirado, además de que adecentara un poco el jardín pues estaba bastante abandonado, pero por lo visto el alcalde no le hizo ningún caso.

Ver noticia en La verdad y en el blog de David (Secr. JS Yecla)


Y esto que en principio puede parecer una victoria de la izquierda contra el pasado franquista (medio defendido por sus herederos ideológicos en el PP), realmente no lo es, pues el escudo no se lo han llevado, sigue ahí, aunque le hayan dado la vuelta para que no se vea... ¿la tricolor? ¿o el escudo?.


Lo cual viene a ser algo parecido a lo que ya pasó el pasado mes de julio en el Cuartel de la Guardia Civil del Puerto de Mazarrón, que lejos de retirar el escudo en cuestión, en vez de cumplir la Ley de la Memoria histórica, lo que hacen es bordearla, y entonces pusieron el escudo de la Benemérita encima del anterior.


Lecturas interesantes:
¿Se puede dar por cerrada la Guerra Civil? (por Gabriel Jackson)

jueves, 27 de noviembre de 2008

Y ahora toca remover el asesinato de José Calvo Sotelo

Con Rouco Varela suelto diciendo cosas como que "a veces es necesario saber olvidar" dificilmente uno se puede creer que la sociedad en España haya juzgado convenientemente el Franquismo tal y como en Alemania han juzgado el nazismo y en EEUU la esclavitud de los negros. Según Rouco "la reconciliación pasa por tener que olvidar, no por ignorancia o cobardía, sino en virtud de una voluntad de reconciliación y perdón verdaderamente responsable y fuerte". Es decir, según Rouco, para que en España haya paz en este tema de que las familias de los perseguidos en la Guerra Civil quieran recuperar sus restos, él les recomienda que se olviden del tema y se dediquen a pensar en otra cosa.

Y sin embargo él sí que puede beatificar a los católicos asesinados entre 1934 y 1938. De hecho según la noticia del enlace anterior, el Vaticano ya ha beatificado o canonizado a 977 de esas víctimas a las que próximamente se les unirán otras 500, de un total de 10.000 que tienen en cartera. Con lo cual lo lógico es pensar que qué justicia es esa en la que los familiares de hoy en día no pueden recuperar los restos de sus abuelos, porque eso es provocar y crispar el clima social, y sin embargo la Iglesia sí que puede meternos por los ojos las misas en las que beatifican y suben a los altares de forma masiva a 10.000 católicos que supuestamente fueron perseguidos durante la Guerra.

Al día siguiente Zapatero respondió a Rouco pidiendo a la Iglesia que haga el favor de respetar todas las memorias, porque al igual que la sociedad ha respetado que la Iglesia haga ese gran número de canonizaciones, también ellos deben respetar que las víctimas de la Guerra Civil puedan saber dónde están los restos de sus familiares asesinados.

Mientras tanto en el Congreso no estaban mejor. Y es que el pasado día 20 de noviembre el diputado Joan Tardá de ERC proponía una reforma de la Ley de Memoria Histórica, habida cuenta que la actual, tal como salió no ha solucionado los problemas ya existentes. Y además pedía que el Rey (como Jefe del Estado) pidiese perdón a todas las víctimas, pedía la derogación de la Ley de Amnistía de 1977, causante de que la Audiencia Nacional haya tirado para atrás el auto de investigación del Juez Garzón.

A dicha petición, el diputado Jorge Fernández Díaz (del PP, y muy vinculado a la Iglesia), se ve que no se había repuesto de que al final lo de la placa a Sor Maravillas no le hubiese salido bien, y le respondió al diputado Joan Tardà en estos términos:

"Que usted diga que la II República es un modelo de respeto a los derechos humanos, pero ¡qué me está diciendo! ¿La II República, modelo de democracia? Si el 11 de mayo ya estaban quemando conventos, expulsando a los jesuitas y, algo tan actual como lo que ocurre ahora, estaban retirando crucifijos. El 13 de julio de 1936, el jefe de la oposición parlamentaria, señor Calvo Sotelo, era asesinado por la policía del Estado, y eran los guardaespaldas de un líder socialista. ¿Y si era un modelo, señor Tardà, por qué ustedes el 6 de octubre de 1934 hicieron un golpe de Estado revolucionario contra la II República? ¿Y Andreu Nin? ¿Dónde está? No lo mató Franco".

Por lo visto, el señor Fernández se estuvo unas horas leyéndose al revisionista Pío Moa, cuando cuenta que el autor material del asesinato de Calvo Sotelo fue un joven pistolero llamado "Luis Cuenca", que estaba como guardaespaldas dentro del grupo de protección "La Motorizada" de Indalecio Prieto, bajo las órdenes del Guardia Civil Fernando Condés. Sobre dicho sujeto se ha dicho que era militante de Juventudes Socialistas, pero por otra parte también que lo era de Juventudes Comunistas, y que anteriormente había estado en la CNT.
http://blogs.que.es/12316/2007/4/19/policia-partido

"La Motorizada" era una milicia de autoprotección que tenía entonces el PSOE, y que servía para proteger a sus líderes y viajes y mítines, lo cual era muy útil teniendo en cuenta la gran cantidad de falangistas que había en España. Pero la decisión de realizar dicho asesinato del lider de la minoría de extrema derecha en el Parlamento, no fue del Gobierno, sino más bien de sus propios autores, donde se encontraba el tal Luis Cuenca, o Victoriano Cuenca, al que hoy podría calificarse como el más tarado que hay en todos los grupos de amigos.

Pero lo que no cuenta Moa (en el enlace de arriba), y que le han puesto en un comentario en el anterior blog, es que ese asesinato, estuvo provocado por otro anterior el 12/7/36 en el que unos pistoleros (no está clara su identidad, unos dicen que falangistas, Ian Gibson dice que miembros de la "Asociación de Estudiantes Tradicionalistas", habían estado esperando en la puerta de su casa al Teniente José Castillo, que era miembro del UMRA (una organización militar antifascista), y cuando llegó lo mataron, y que el posterior secuestro y asesinato de Calvo Sotelo fue una operación planeada por estos "guardaespaldas" de Prieto, sin conocimiento ni consentimiento de sus superiores, tal como se puede leer en la siguiente narración.

Es cierto que previamente, Calvo Sotelo había sido amenazado de muerte en sede parlamentaria entre otros por La Pasionaria dos días antes diciéndole que "ese había sido su último discurso", y es por ello que haya quien lo relacione con que realmente luego muriese. También habían amenazado a Gil Robles (del CEDA, -bisabuelo ideológico del PP como quien dice-), pero este se escapó. Efectivamente el asesinato de Calvo Sotelo (y el de Gil Robles, porque no lo pillaron), había sido planeado durante el velatorio del Teniente Castillo, del cual Luis Cuenca era amigo, y este crimen, empezó como un secuestro, para terminar siendo un absurdo asesinato. Y cuando posteriormente se supo la identidad del autor, esto dejó estupefactos a los miembros del Gobierno y a los del Frente Popular, y especialmente al propio Indalecio Prieto. Y aunque se suele decir que una vez muertos, todos los muertos son iguales, el fascismo había estado jugando a provocar con decenas de pequeños asesinatos, y fue con la muerte de Calvo Sotelo cuando unos descerebrados cayeron en la trampa matando ellos también a un lider político.

Gil Robles no estaba esa noche en su casa y se escapó (no se sabe si alguien informó de lo que iba a pasar o simplemente tuvo suerte). El asesinato de Calvo Sotelo fue el 13 de julio de 1936, y evidentemente ayudó para precipitar lo que venía tiempo ya gestándose, y es que sólo cuatro días después Franco se terminase de organizar en Melilla para iniciar su golpe de estado a la II República al día siguiente.

martes, 18 de noviembre de 2008

Garzón se da carpetazo a sí mismo

Si hace un mes, el pasado 16 de octubre nos congratulábamos porque el juez Baltasar Garzón había decidido investigar el franquismo, su atentado contra la forma democrática del Estado en la II República y por las 114.000 desapariciones presentadas por diversas asociaciones, muy posiblemente por muertes producidas posteriormente en nuestro país, hoy sin embargo la alegría no es tal sino que se ha de tornar en decepción pues el mismo juez Garzón es quien se ha inhibido para juzgar este asunto, con lo que en definitiva, ha decidido darse carpetazo en este asunto de la Guerra Civil a sí mismo. Entre sus razones dice que para que haya un juicio han de haber acusados, y que como él pidió informes para ver si Franco y sus 44 Generales estaban aún vivos o habían muerto (cosa que todos sabíamos ya), al constatar que estaban muertos ha resuelto que no hay caso, y que la responsabilidad de los golpistas queda extinguida, con lo que se inhibe y da traslado de la causa a los juzgados territoriales de las zonas donde se hicieron las denuncias de las desapariciones. Pero aunque los golpistas estén muertos, sin embargo aún queda un tema sin tratar, el de las fosas comunes. Pero aunque Garzón diga que él no puede hacer nada, sin embargo la juez Amaya Olivas destinada en Barcelona opina lo contrario, y dice que "el hecho de que Franco esté muerto no impide aclarar los hechos", pues también se puede trabajar por la vía del "esclarecimiento de unos hechos y el derecho a la verdad y la reparación a las víctimas".


Tras las presuntas presiones recibidas por parte del fiscal como de sus compañeros que posiblemente le iban a declarar incompetente para investigar, y cerrar este asunto a futuras investigaciones, Garzón decidió el "inhibirse" de este asunto y distribuirlo por los juzgados de toda España, lo cual ha creado un gran desconcierto y mientras que a unos les han dejado contentos, a otros, a las víctimas les ha provocado desilusión en el colectivo de familiares de las víctimas, y de hecho una nieta de Juan Negrín (último Presidente de la II República) se ha querellado contra los jueces que votaron el paralizar las investigaciones, pues con todo el "ruido" que se hizo, no se esperaban esta salida por detrás, dejando de lado su primera opinión de que era competente para investigar estos hechos, y ahora poniéndose de parte del fiscal Javier Zaragoza (al cual le han llovido palos de todas partes) que no quería que este tema se moviese. Según el ex Fiscal Jefe Carlos Jiménez Villarejo "derivar la investigación a los juzgados territoriales "es inviable" desde el punto de vista procesal, y el decir que el Ministerio de Justicia se deberá de hacer ahora cargo de las exhumaciones tampoco tiene sentido, porque la Ley de Memoria Histórica dice que "el Estado facilitará", pero no tiene que localizarlas ni abrirlas".

En todo este maremagnum de declaraciones y postulamientos a favor y en contra, el sindicato UGT decidió personarse en la causa pues entiende que el fin perseguido por el juez Garzón es justo. Cándido Méndez añadió que miles de afiliados de UGT fueron asesinados por el franquismo por el simple hecho de ser afiliados del sindicato.


Pero entre los asuntos que ha investigado en este poco tiempo el juez Baltasar Garzón, cabe destacar el asunto de los niños robados por el franquismo a familias de "rojos" para "reeducarlos" y entregarlos a "familias de bien", con los nombres y apellidos cambiados, para que nunca pudieran encontrarse con sus verdaderos padres. La limpieza ideológica que realizó el franquismo para "regenerar la raza", con la inevitable ayuda de la Iglesia, ha provocado hoy que los que entonces eran niños hoy ya muchos hayan muerto sin saber su verdadera historia, y los cuales en estos años habrán formado familias enteras, que hoy desconocerán absolutamente todo lo referente a sus antepasados y a su historia.

A este respecto, el hispanista Ian Gibson, presentó un manifiesto firmado por "intelectuales" como Saramago o Ernesto Sábato, en apoyo de la labor del juez Garzón. Gibson tras la lectura del auto judicial, manifestó que "esto era lo más escalofriante que había leído en años". Y no sólo eso, sino que sentía vergüenza de que el Ejecutivo hubiera contribuido a silenciar a Garzón.

Por todo esto, la verdad es que aunque está bien que Zapatero diga que "el franquismo fue un régimen tan indignante, tan rechazable, tan triste y tan pequeño como era el propio general Franco", sin embargo no se entienden muy bien que luego diga que "es un buen dato que el franquismo caiga en el olvido", pues sabe muy bien que aún hay muchas familias que no saben dónde están sus padres ni sus abuelos.

Por si a alguien le interesa, esto es lo que opinaba el equipo Nizkor hace unos meses sobre la situación de las denuncias de víctimas del franquismo ante la Audiencia Nacional (27/9/08)

Y para colmo, la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, sale diciendo que "en las sedes del PP no hay fotos de franquistas ni de Franco, y en las del PSOE sí que hay de los líderes de la República, y que el PSOE tiene un pasado violento". Pero es que lo que igual no le han explicado nunca a esta mujer, es que los líderes de la II República, si lo fueron, fueron democráticamente elegidos, mientras que los fascistas se impusieron por las armas (propiedad de la República por cierto), y además encima no se sabe ni la historia de su partido, pues aunque el PP haya nacido en democracia, si buscamos en su pasado, y vemos de dónde viene y quien lo fundó, vemos que fue fundado por Fraga, el cual que se sepa fue ministro de Información y Turismo con Franco de 1962 a 1969, y posteriormente Vicepresidente del Gobierno y Ministro de Gobernación. Casi nada para no ser franquista.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Apuntes sobre la Memoria Histórica en Murcia

La Coordinadora para la Memoria Histórica y Democrática de Madrid, ha convocado hoy 7 de noviembre un acto conmemorativo para recordar que tal día como hoy pero del año 1936 fue cuando comenzó la batalla y lucha por la defensa de la capital de España frente a las tropas del ejército sublevado comandado por el General Mola junto con la ayuda de mercenarios extranjeros, marroquíes, así como enviados por los gobiernos fascistas italianos, y nazis alemanes.

Eso fue en 1936, y por la historia ya sabemos lo que pasó después. Curiosamente sólo tres años después, con la Guerra ya terminada, pero con la represión franquista que no había hecho sino empezar, entre otros, ese mismo día, Francisco Gilbel, Secretario General de Juventudes Socialistas de Yecla (Murcia) moría asesinado por las fuerzas fascistas. Y 69 años después, con toda la vorágine de la actualidad memorialística, que se sepa, nadie lo ha recordado oficialmente (así pues habrá que trasladar el mensaje al compañero David para que se acuerde el año que viene y organice algo decente ya que es número redondo).

Como decía, con la que está cayendo con la así conocida como Ley de "Memoria Histórica", y con los representantes de la derecha diciendo cosas tan demagógicas como que "abrir ahora las fosas es reabrir heridas que ya estaban cerradas", o que "ellos no miran para atrás, sino hacia adelante" (seguramente ellos no tienen a los huesos de sus abuelos enterrados en cualquier cuneta, sino en buenas fosas con buenos mármoles), incluso con lo de la investigación del juez Garzón de por medio para condenar a Franco por crímenes contra la Humanidad, y con el importante asunto de ver si se desentierran o no los restos de Federico García Lorca (por si se monta un espectáculo en plan circense, con la gente ahí echando fotos), sin embargo la izquierda sigue acomplejada en este asunto y no termina de querer dejar las cosas en su sitio.



Si bien todo este asunto de la República y la Guerra, al principio sólo era mantenido por unos cuantos historiadores, investigadores y personas interesadas en el tema, lo cierto es que mediáticamente fue este Gobierno de Zapatero el que le dio más importancia al asunto al decir que iba a hacer una Ley de Memoria Histórica, (que luego salió como salió, con sus cosas buenas, como la retirada de símbolos y nombres de calles que hicieran referencia a dicho período, pero en el asunto más importante, el referido a las víctimas de la represión, precisamente con la postura contraria de gran parte de las Asociaciones de Memoria Histórica, que mantenían que esto no era lo que ellos querían, pues ellos pedían que mediante la Ley, se realizara también la anulación de las sentencias de los tribunales franquistas, pues estos tenían legitimidad (...) porque se la había dado el Caudillo, el cual mandaba de forma ilegal, con lo cual los "ajusticiamientos" del Régimen no serían ya tales, sino que serían asesinatos, y por tanto pasarían a ser crímenes perseguibles por la Ley.

Pero su ponente el socialista Ramón Jáuregui, mantuvo su postura hasta el final, y decía que esto no podía ser, pues estos tenían legitimidad ya que nos guste o no, quien mandaba era quien mandaba, y una ley actual no podía cambiar la Historia, y es que claro, si seguíamos llevando esto más allá, si nos cargábamos la legitimidad de Franco, también nos podíamos cargar todas sus decisiones mientras estuvo en el poder, y no sólo las "pequeñas cosas" de trámite como por ejemplo firmar los títulos universitarios, sino también las de trazo grueso, como por ejemplo su elección de Juan Carlos de Borbón como Príncipe de Asturias y legítimo heredero suyo. Y esto ya es que son palabras mayúsculas. Así que en la práctica, la Ley se quedó en poco más que restituir a los asesinados su buen nombre, y en darles unas ayudas económicas, o por el tiempo pasado en prisiones. Pero de declarar nulas las sentencias de muerte, nada de nada.

Sin embargo, tantos años después, una vez pasada la Guerra, la Transición, y con treinta años de democracia a las espaldas, España aún sigue sin querer liquidar este asunto con decencia. En otros países que han sufrido la barbarie fascista, como Alemania o Italia, sería impensable y hasta sancionable con prisión, que pasaran cosas que aquí vemos, como el ver banderas del aguilucho en las manifestaciones del PP, y no podemos hacer nada. Así que pese la Ley (con sus deficiencias incluidas) no parece que haya servido de mucho para que cambien estas circunstancias y la sociedad sigue sin querer depurar aquellos años. Y ahora, incluso con el auto de Garzón, hasta el Pleno de la Sala de lo Penal se tuvo que reunir de urgencia para ver si Garzón era competente o no para juzgar esto (y decidió paralizar la apertura de fosas no sea que se hiciera algo irreparable y luego no se pudiera volver atrás), y hasta el fiscal Javier Zaragoza (amigo suyo, que se supone que sigue las directrices del Fiscal General del Estado), en vez de perseguir el crimen, se ha puesto en contra suya para según él "defender la legalidad", pero en la práctica impedir la labor de Garzón. Y no sólo eso, es que hasta el Instituto Nacional de Toxicología ha dicho que identificar a los desaparecidos y fusilados durante la GCE y el posterior franquismo, costaría unos 137 millones de euros.


Así pues en España el tratar con decoro el asunto de la Memoria Histórica es algo difícil, pero sin embargo se hace, y decentemente. Sin embargo en la Región de Murcia, por lo visto tantos años después, aún se está cautiva del pasado y se vive con miedo y con recelo, no se sabe muy bien por qué, por si vuelven otra vez los fantasmas que se quedaron sueltos por aquí, o por qué, pero el hecho es que incluso desde el PSRM se mira este asunto con bastante incomodidad, no sea que la derecha se eche encima y tuvieran otro motivo más para criticar. Y mensajes que dichos fuera igual podrían entenderse por un determinado público como "emotivos", aquí son entendidos como "radicales", y por tanto son relegados al silencio. Y de hecho el que ondee una bandera republicana en un acto histórico de esta época, es entendido como lo que es, la bandera oficial de la II República (en la que no sólo mandaba la izquierda, también mandó la CEDA que era de derechas), y sin embargo, por lo que sea, aquí en Murcia, esta es unívocamente relacionada con la izquierda, y además la izquierda "radical". Igual porque son los únicos que hoy la siguen levantando por aquí.


Dicho lo anterior, no se puede negar el aporte del "ruido" mediático sobre la Ley para que se hable del tema de la MH durante estos últimos años, así como tampoco se puede negar la ayuda hecha por el reciente auto de Garzón. Pero sin embargo el desconocimiento al respecto sobre el asunto sigue siendo muy grande. Lo primero que llama la atención es que incluso quien habla de ello incluso con toda la buena fe del mundo, relaciona y confunde el término "Justicia" con el de "Beneficiencia". Y están en un error, pues la justicia, la imparten los jueces y esta consiste en atribuir a las personas el reconocimiento de sus derechos tangibles e intangibles que por ley les pertenece. Mientras que la beneficencia es una especie de concesión basada en el reconocimiento de méritos no vinculantes para nadie, hacia una persona o institución. Por lo tanto la Justicia ni quita ni pone, sólo "devuelve". Y por eso la beneficencia de los reconocimientos "morales" que otorga la Ley de la Memoria a las víctimas (que entre otras pocas cosas más es en lo que se quedó), parece que lo que hace es enaltecer al que la da, en vez de al que la recibe.

El pasado 15 de octubre, dentro de las puestas en escena de los temas que al PP no le interesa que se hable, el cómico italiano Leo Bassi quiso contar en su Bassibus con la participación de Floren Dimas, Presidente de la Asociación Amigos de los Caidos por la Libertad, quien brevemente y para no aburrir demasiado al muy concurrido público que acudió al evento, contó por encima de qué va eso de la Memoria Histórica y de qué es lo que realmente se persigue, que no es sino el reconocimiento de dignidad de esas personas que cayeron defendiendo el Gobierno Democrático de la II República, así como a los que poteriormente sufrieron represión por causa de sus ideales de libertad y contrarias al ideal fascista.


Más información en:

viernes, 17 de octubre de 2008

Franco acusado de crímenes contra la humanidad

El Juez Baltasar Garzón se ha declarado competente para investigar los crímenes realizados durante la Guerra Civil Española (1936-39) y durante la época siguiente de la Posguerra (1939-75). Evidentemente, y dado que Franco ya hace muchos años que murió (menos mal), así como la mayoria de sus 35 altos mandos, al morir se considera extinta esta responsabilidad. Pero por si alguien no se lo cree, Garzón ha tenido que requerir que se le envíen los certificados de defunción de estas personas.


PORTADA HISTÓRICA

Aún así y partiendo de la base de que los sublevados (posteriormente llamados nacionales) fueron quienes dieron un "Golpe de Estado" contra el Gobierno legítimo de la II República, algunas Asociaciones de Memoria Histórica aún siguen pidiendo que los actos siguientes del Régimen y sus decisiones fueron emitidas por un gobierno ilegal, con lo que piden que no sólo se recuperen los cuerpos o restos perdidos y enterrados en cunetas de sus familiares que murieron por defender aquello en lo que creían, la forma de gobierno establecida de la República, sino que también se restituya el honor de esas personas por haber sido ajusticiadas por las decisiones de un Estado ilegal como lo era el Régimen franquista.
Descargado del blog "Los Calvitos"

La opinión de Iñaki Gabilondo (21/10/08)

Mientras tanto...