Mostrando entradas con la etiqueta Salud. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Salud. Mostrar todas las entradas

viernes, 28 de agosto de 2020

La vuelta al cole con el coronavirus

No voy a entrar en este artículo a hablar del virus en sí, ni de su origen, ni tampoco de las medidas que se han tomado a nivel general al respecto durante estos meses. Eso lo dejo para otro artículo que llevo intentando hacer desde marzo y que no sé cuándo acabaré. En este actual artículo sólo voy a tratar, y "brevemente", el tema de la vuelta al cole en medio de esta situación de incertidumbre generalizada por el coronavirus.

Hasta ahora, cuando llegaba el mes de septiembre, los maestros sólo tenían que combatir en la escuela contra eso del "qué malo que es el verano", pero habida cuenta de lo ocurrido con el tema del virus y todo lo que pasó desde el cierre de los centros educativos, este año habrá que luchar también contra lo del "qué mala que fue la primavera", pues en realidad, para muchos alumnos se podría decir que el curso acabó en el mes de marzo, y los contenidos que estaban programados para dar en dichos meses, no se dieron, o se dieron "de aquella manera", sin capacidad de comprobación de si habían sido adquiridos o no, por lo que en muchos casos se aprobó a los alumnos levantando la mano, el brazo y hasta el cuerpo entero, pues para entendernos, había que pasar a la gente de curso, salvo muy contadas excepciones que lo justificaran. Las consecuencias de este "desastre", está claro que las veremos en los próximos meses.

Ahora llegamos al mes de septiembre, donde docentes y familias nos enfrentamos a la tradicional "vuelta al cole", con más conocimientos sanitarios acerca del comportamiento del virus, sí, que nos permite poder y saber cómo actuar en caso de contagio, pero con más cansancio de la sociedad y menos temor al mismo, lo cual provoca indignación en los sanitarios, e insensatez y temeridad, -podríamos decir-, en el resto de la sociedad. No son pocos los padres que ya piensan en no enviar a sus hijos a los colegios hasta que no sea seguro (¿y eso cuándo será?), con las consiguientes notificaciones por parte de los Servicios Sociales con el recordatorio de la obligatoriedad de la asistencia de los menores a un centro educativo.

Decía hace unos días en la radio de Onda Regional de Murcia el director de pediatría del hospital de la Arrixaca, Manuel Sánchez Solis (les recomiendo escuchar atentamente la entrevista), que los alumnos no habían hecho nada desde marzo (minuto 7:30), cuestión que sin duda podría enojar a algunos docentes, pero a otros no tanto, pues en verdad saben que muchos no dieron ni chapa. En teoría, según la normativa que se indicó desde la Consejería, había que mandar tareas para reforzar lo ya aprendido, y en teoría no se podía avanzar materia, para no dejar a nadie descolgado, y en caso de avanzarse, no se podía evaluar dicho aprendizaje, pues no se podía "castigar" a quien no podía seguir el curso. Y en caso de evaluarse de alguna manera mediante el "feedback" mediante el envío de enviar imágenes de tareas realizadas, o por ejemplo realización de actividades interactivas, esta puntuación sólo podía ser positiva, pues no se podía perjudicar a quien efectivamente no hubiera hecho nada por no tener medios digitales para ello. Un poco caótico e irónico a la vez.

De cara a este nuevo curso, en cada Comunidad Autónoma se han tomado unas medidas diferentes. En unas se han contratado más profesores y en otras menos. En unas se ha optado por desdoblar aulas numerosas, y en otras como la Región de Murcia, se ha optado por que los alumnos no vayan un día, o vayan en días alternos. Esta última opción, parece un poco inconsistente, pues hacer que para que no haya excesivo alumnado en un aula, éstos vayan rotando y un día se queden en casa, parece algo sin mucho sentido. Además ¿dónde se quedarán? ¿En casa? ¿Bajo qué supervisión? ¿de los padres? ¿y si tienen que ir a trabajar? ¿de los abuelos? ¿no intentábamos prevenir que se contagiaran? ¿Alguien entiende algo? ¿O irán a algún tipo de aula con alumnos de otras edades e incluso centros? ¿Alguien no ha pensado que ese es el sitio perfecto para que se vayan distribuyendo los virus? Y si ese día el profesor tiene que explicar algo importante y ese niño no va porque le toca no ir a clase ese día ¿eso es justo? ¿y si toca examen? ¿a repetirlo otro día? ¿los técnicos que nos gobiernan no consideran que los alumnos ya tienen demasiados absentismos como para autorizarles otros más?
Si se aplicara el sentido común, se darían cuenta que estas medidas son de una gran insensatez, y verían que quizá tiene más sentido buscar nuevos espacios en los propios centros o en los municipios, a fin de desdoblar aulas que tengan más de quince alumnos, contratando más personal, o bien reorganizando mejor los horarios (aun incluso a costa de perder apoyos). Pero nos gobiernan personas que hace años que se fueron a un despacho huyendo de los niños, prófugos de las tizas, y ya no se acuerdan de la realidad de lo que pasa en las aulas.

Así que efectivamente, entre los técnicos y los librepensadores que se sacan el título de epidemiólogos y pedagogos en un fin de semana en la URJC, ahora la gente pondera mucho desde sus púlpitos y muros del facebook, sobre si los niños se tendrán que llevar su mascarilla y su gel hidroalcohólico al colegio. Y si a la vista de estas normas tan absurdas, se queja algún maestro, los "trabajadores" le saltan llamándole gandul, sin considerar el peligro que entraña meter a veinte o treinta alumnos en un aula, cuando la normativa para otras situaciones actualmente indica que haya un máximo de seis personas para hacer una reunión. Se ve que los niños no se contagian ni tampoco transmiten el virus. La OMS ha informado que sí que se contagian. Pero claro, desde que Miguel Bosé quiere volver a ser famoso ¿quién se cree a la OMS?

Pero todo esto, pasa porque quienes hablan desconocen la realidad de las aulas, y no saben que en la mayoría de los casos y centros, los alumnos de familias con escaso poder adquisitivo (o que no consideran importante la educación de sus hijos), no llevan ni lápiz, ni goma, así que mucho menos sacapuntas (y qué decir de los libros, menos mal que ahora se los dan gratis). Elementos que conforme a la normativa, si no han traído ese día, ahora no se los podrán dejar los compañeros, porque podrían tener gérmenes del virus, con lo cual, quienes no se los lleven, imagino que ese día no harán nada. Un chollo consentido para los que no quieran trabajar, ¿no? ¿Alguien ha pensado ya en la cantidad de tiempo que se va a "perder" cada día intentando cumplir con todas las normativas sanitarias? Si antes, de 45 minutos de cada clase, entre que unos llegan tarde, un profesor PT o AL que viene a llevarse a alguien a otra clase, otros que se tienen que ir al aseo porque no han ido en su casa, un profesor que viene a preguntar algo, alumnos que hablan o se levantan, etc... se daban como mucho 30 minutos, ahora teniendo que controlar también las mascarillas, el embadurnado del gel, que se mantengan las distancias, que no se escupan para pegarse el virus, etc..., aún se quedará en menos tiempo de clase efectiva. ¿Cómo se puede dar clase así?


Personalmente, creo que pese a las muchas medidas sanitarias de prevención, vamos a durar como mucho en dos semanas, pues no hay más que ver que por ejemplo en Alemania ya cerraron a los cinco días de abrir. Aquí ya nos están preparando para cerrar aulas en cuanto haya dos casos de brotes. Y entonces volverán a cerrar los centros, o las aulas (ya se verá), se volverá a la teledocencia, o a la teledocencia semipresencial (también se verá), las clases-tutoría con seis alumnos que no tengan medios y resto online (surrealista, sin duda)... se verán muchas cosas y muy raras, así que nadie se sorprenda de nada de lo que ocurra.

Los sindicatos ya están rumiando el convocar algunas huelgas si esto sigue así. ¿Pero sirven de algo las huelgas? En raras ocasiones han servido para algo. Las administraciones educativas pretenden iniciar el curso dentro de la normalidad, si es que esta extraña situación tiene algo de normal. Y si pasa algo, pues ya se verá. A esto se le llama convertir la educación en improvisación. Y es que en este país somos muy fatalistas (como lo fue Julio César cuando le avisaron de que llevara cuidado con los idus de marzo, y le dio igual), y aunque creamos que algo no está bien, lo hacemos sin pensar y no nos quejamos, hasta que pasa algo y entonces salen las "madres mías" y los "si yo ya lo dije". 

Sin ánimo de querer hacerle el trabajo a nadie, ¿por dónde deberían ir los pasos para reiniciar el proceso educativo dentro de una cierta seguridad?

En caso de dar las clases medio normalmente en los centros:
- Limpieza de manos de forma frecuente. Ventanas y puertas abiertas para que corra el aire.
- Mascarilla para los niños a partir de 6 años. Puede parecer una barbaridad, pues si ya es molesta para los adultos, para los niños seguro que también lo será y más, pues además, al igual que los negacionistas, ellos no querrán, aunque en su caso sólo porque les molesta. ¿alguien se imagina la de minutos que se van a perder insistiendo a los niños en que la lleven bien puesta?
- Apertura de nuevas aulas, reorganización de horarios en los centros para desdoblar aulas numerosas y que hubiera dos profesores.

En caso de cierre de aulas o centros por aparición de casos de virus:
- Instalación de webcams con micrófono en las aulas para que los alumnos puedan seguir online las clases, yendo sólo a los centros los alumnos que necesiten ayuda in situ o que no tengan medios.
- Poner medios (de verdad), humanos y económicos, para hacer llegar materiales de fotocopias de fichas a los alumnos desfavorecidos que no tengan medios digitales. Se puede organizar mediante voluntarios con las juntas vecinales o municipales, asociaciones, ONG, etc. En el periodo de confinamiento ya se hizo en algunos casos, con menor o mayor acierto, así que dado que se puede hacer, sólo sería cuestión de hacerlo bien organizado.

lunes, 16 de noviembre de 2009

Comienza la vacunación de la gripe A en España

Hoy comenzaba la campaña de vacunación contra la llamada "gripe A", y las noticias y campañas que se han hecho para que la población que pertenece a los grupos de riesgo (enfermedades crónicas) acuda "como si tal cosa" "de forma voluntaria" (menos mal, que no es poco) a los hospitales, centros sanitarios y ambulatorios a vacunarse.

Aquí después de un verano lleno de correos en los que se denunciaba todo este mercadeo y corrupción respecto de la creación del virus y tener que vacunarnos por narices, ahora que ha llegado la famosa vacuna a España, ahora volvemos a retomar este asunto, pero parece que ya nadie se acuerda de aquello. Y es que efectivamente, aunque parezca increíble, en Finlandia este virus de la gripe A hasta ha dejado de ser considerado como grave. No obstante la sociedad que parece adormilada, no dice nada, y no debiera ser así, puesto que en en Bélgica por ejemplo se ha conseguido aprobar una ley para aplicar la Ley Marcial y vacunar a la gente a la fuerza, y en Francia hay planes de vacunación masiva. Y es más, a finales de octubre Obama ha declarado el Estado de Emergencia sanitaria por la gripe A aún no se sabe muy bien con qué intenciones. A todo esto en la ciudad de Albany los trabajadores de la salud se le manifiestan para exigir su derecho a no vacunarse.

En EEUU, país donde realmente se "creó" a todas luces artificialmente este virus, el doctor Kent Holtorf, experto en enfermedades infecciosas, dice que "la vacuna es más mortífera que el virus de la gripe A". Y si lo dice un médico, algo sabrá que para eso lo ha estudiado.

Esto no ha salido en las noticias, pero hace unas pocas semanas ha habido en Ucrania una gran infección que no se sabe muy bien si ha sido de virus "Influenza" (gripe A) una plaga de pneumonía, o algo diferente como lo que previno el Doctor Moshe hace unos meses con algún tipo de "virus mortal" y se han infectado cerca de 900.000 personas, de las cuales murieron 135 personas. Tan grave ha sido el asunto que hasta el Presidente Victor Yushchenko tuvo que dirigirse a la población para urgir a la población "por si acaso" a una vacunación masiva de la vacuna de la gripe A. Es decir, lo que viene a ser una Declaración de Ley Marcial.

Como se ve, la farmacéutica "Baxter", está siendo acorralada por los medios de comunicación de Polonia, Austria, República Checa y Austria y de lo que le acusan no es ni más ni menos que de "bioterrorismo". ¿Y eso por qué es? Pues según se supo -y esto ya lo contaba la monja Teresa Forcades- porque la filial austriaca de Baxter distribuyó a 16 laboratorios, 72 kilogramos de material para preparar miles de vacunas contra la gripe estacional. Las vacunas, que iban a ser administradas a personas entre febrero y marzo, y por casualidad un científico -pues no formaba parte del protocolo previsto- las probó en hurones, que murieron tras recibirla. La razón es que la vacuna de la casa Baxter contenía virus vivos de la gripe aviar (virus A/H5N1) combinados con virus vivos de la gripe de cada año (virus A/H3N2). Si esta contaminación no se hubiese descubierto a tiempo, la pandemia que sin base real están anunciando las autoridades sanitarias globales [OMS] y nacionales, ahora sería una espantosa realidad. Quien tenga algo de idea de inglés igual entiende algo.

Pero estas cosas no es que pasen en EEUU o por otros países lejanos, aquí en España también debemos de estar preocupados por este asunto. Aquí no es la farmacéutica Baxter la que va a distribuir los fármacos, pero aquí se van a repartir dos tipos de vacunas: Focetria (de Novartis), y Pandemrix (de Glaxo Smith Kline). En el primero hay dos modelos, que básicamente se diferencian en que uno lleva "Tiomersal" y el otro al ser monodosis no lo necesita. El "Pandemrix" sí que lo lleva. Bueno ¿y qué es eso del "Tiomersal"? Para empezar decir que puede encontrar escrito también como "Thiomersal" y hasta "Thimerosal". Y es "un compuesto que contiene mercurio utilizado para impedir la proliferación de bacterias y hongos durante el almacenamiento y, sobre todo, durante el uso de viales multidosis abiertos de ciertas vacunas". Es decir, para que el producto se conserve y no se eche a perder. Supuestamente el mercurio que es tóxico para las personas es el metil-mercurio, y lo que lleva este es etil-mercurio, el cual no se acumula en el organismo y se metaboliza y se elimina más rápido que el otro. De todas formas está probado que sí que provoca retrasos en el lenguaje, autismo e hiperactividad.

Está habiendo un problema con la vacuna especial que deben ponerse las mujeres embarazadas, y es que el mercurio que lleva (timerosal) puede llegar a provocar abortos y pérdidas de los bebés. Es más, 
en EEUU están apareciendo casos de mujeres embarazadas que después de ponerse la vacuna están perdiendo a sus bebés (el enlace es a la noticia pero traducida. Poniendo el cursos sobre las frases sale el original).


Este enlace es al 
folleto que ha realizado la Comunidad de Madrid, y en la segunda página se puede leer lo siguiente: “los datos disponibles sobre la seguridad y la inmunogenicidad de las vacunas pandémicas actuales son limitados, siendo necesario un seguimiento activo para detectar y evaluar los eventos adversos post-vacunación y con la información disponible evaluar la relación beneficio-riesgo”. Es decir, que se pide a la población que se ponga esta vacuna y no se sabe a ciencia cierta si esto es bueno o es malo. Y encima como efectos secundarios se dice que puede provocar "Reacciones adversas más frecuentes (observadas en proporción >10%) descritas en ficha técnica (Pandemrix® y Focetria®): cefalea, dolor articular, dolor muscular, reacciones en el lugar de inyección (endurecimiento, hinchazón, dolor y enrojecimiento), fiebre y malestar” (pag. 11). Y además se recomienda que los profesionales sanitarios estén atentos por si ocurriesen “Acontecimientos adversos considerados de especial interés: neuritis, convulsiones, encefalitis, sindrome de Guillain-Barré, parálisis de Bell, alteraciones desmielinizantes, anafilaxia, vasculitis y fallo de la vacunación”. Casi nada, menos mal que avisan que puede pasar algo de esto, que si no llega a tener contra indicaciones....


En el siguiente vídeo (Girona, 22/9/09), los doctores
Joan Mora y Xavier Uriarte comentan diversos aspectos relacionados con la gripe A, como: ¿Qué es el virus N1H1?, origen, peligrosidad, estadísticas hasta ahora, diferencias con la gripe normal... Composición y eficacia de la vacuna y los antivirales, sus riesgos y efectos adversos... El papel de los medios de comunicación, claramente alarmista...  La industria farmacéutica y su funcionamiento e intereses... Un ejemplo más de mentira y manipulación de masas...


Desde que ví el primer GH que parecía divertido ya no veo su programa porque creo que a nadie le importa la vida de esa gente que está ahí metida, pero buscando información me he encontrado con este vídeo de la periodista Mercedes Milá que decía en un programa de Sánchez Dragó que "esto de la gripe A es una gran comedia" y que aquí "nos han metido en una gran trampa". Es decir, que aquí en esto de la vacunación masiva hay algo más de lo que se dice. Así que visto lo visto creo que en esto tiene bastante de razón y es bastante valiente por decirlo así en un medio de comunicación.

Y para terminar, en este vídeo de la semana pasada (5/11/09) Ewa Kopacz, la Ministra de Sanidad en Polonia no lo tenía tan claro este asunto de la gripe A y el gasto que se pretende tener que hacer para vacunar a la población cuando ni es tan grave como la gripe estacional de toda la vida ni está muriendo tanta gente.

martes, 13 de octubre de 2009

Teresa Forcades: La monja que habla de la gripe A

Desde que este verano hubo tantos fallecimientos, o al menos tanta repercusión en los medios de los que hubo, ya no se había oído hablar mucho del tema de la gripe A. Pero sin embargo los efectos de las decisiones tomadas en aquellos momentos sí que están teniendo lugar. En los centros educativos por ejemplo se siguen normas para prevenir posibles contagios, por si acaso, teniendo que llevar al día la información de cuántos alumnos faltan y diciendo específicamente si consta que estas faltas sean a causa de la gripe A. De locura.


Por si acaso fuera verdad todo lo que se dice de lo peligroso que es ponerse esta vacuna por los riesgos que podría conllevar por los 9,75mg de squaleno (relacionado con el síndrome del Golfo pero esto mucho peor) o el Síndrome de Guillaume-Barré, las farmacéuticas han preparado otro tipo de vacuna para la élite, como la que hará BAXTER para la Canciller Angela Merkel que será sin adyuvantes, y el resto del pueblo alemán recibirá la fabricada por GlaxoSmithKline que sí tendrá adyuvantes y que como poco podría generar dolor de cabeza y fiebres.

Sin embargo para aquellos que sólo siguen la información oficial y se tragan lo que se les suelta por los medios al respecto esta sigue siendo aún un gran peligro que está a nuestro alrededor. Nadie va a negar que sí que es cierto que hayan habido fallecidos, pero no desde el verano. Y tampoco se puede negar que sí que sea posible que hayan muchos nuevos casos en nuestro propio país. Pero el tema parece controlado y ya no hay tanto miedo, pues aunque se pasa mal, sólo son cuatro días metido en la cama y luego como nuevo. Pero los conspiranóicos que ven algunos intereses raros en todo esto han conseguido algo y es que se hable de que no todo el mundo se cree la versión oficial, los no creyentes en la versión oficial tienen ahora una nueva opinión más que añadir a los vídeos de la ministra de salud finlandesa, la médica canadiense o el correo de la enfermera inglesa. Ahora es Teresa Forcades, una monja benedictina del monasterio de San Benet de Monserrat (Barcelona), pero que además antes de eso fue doctora en salud pública y especialista en Medicina interna por la Universidad de New York.



http://vimeo.com/6790193


TERESA FORCADES, doctora en Salud Pública, hace una reflexión sobre la historia de la GRIPE A, aportando datos científicos, y enumerando las irregularidades relacionadas con el tema. Explica las consecuencias de la declaracion de PANDEMIA, las implicaciones políticas que de ello se derivan y hace una propuesta para mantener la calma, así como un llamamiento urgente para activar los mecanismos legales y de participación ciudadana en relación a este tema.


Por otra parte, esta misma semana S.E.R el Cardenal Franc Rodé, C.M., Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica (o como se diga) ha enviado una carta a su abadesa para que le pida a esta moja su adhesión a los principios doctrinales de la Iglesia, pues además de que no dé crédito a sus argumentos confabuladores sobre la gripe A, además había dicho en una entrevista que "abogaba por el «derecho a decidir» de la madre respecto al aborto", pues el aborto no es un crimen, así como que también "se mostraba favorable a la distribución de la píldora abortiva", todo lo cual puede acabar en que si no acepta esto, desde Roma puede que se actúe con ella de forma drástica llegándosele a apartar de la vida consagrada.


Y aquí la monja Teresa Forcades en una entrevista en Catalunya Ràdio el 29/09/09 en el programa "El Secret", con Sílvia Cóppulo. El sonido es en catalán pero está subtitulado en castellano.








Las reacciones al mensaje han sido bastantes y fuertes. Recientemente, el diario "El País", realizaba un reportaje sobre esta monja y su mensaje. Sólo viendo el título ya se da idea de qué va: "Desmontando a la monja-bulo" en el cual se narra su historia pero no se da ni un solo dato que desmienta lo que dice. Lo mejor, los mensajes de los usuarios. Por otra parte en el diario La Verdad de Murcia, Manuel Molina Boix (que no sé quien es), opina bastante despectivamente al respecto del mensaje de esta mujer. En esta otra página de "Ecos del futuro" se estudia la información técnica de lo que dice: "La monja que no tenía fe en las vacunas" y esta otra "y tampoco sabía calcular".