Mostrando entradas con la etiqueta Sanidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Sanidad. Mostrar todas las entradas

lunes, 17 de febrero de 2014

El "aborto" de Gallardón a los derechos de la mujer

La cuestión de hablar, debatir y legislar el tema del aborto siempre ha sido harto compleja, pues se entra en un tema que más allá de las creencias políticas, toca los valores humanos, pues se tiene que decidir sobre si se acaba con la vida de un feto por diferentes razones, y sobre todo, debatir sobre cuándo ese feto es considerado un ser vivo o un ser humano, así como distinguir entre la capacidad de la madre a decidir sobre lo que pasa en su propio cuerpo y el derecho que tiene ese ser al que no conoce nadie aún para que se asegure su derecho a la vida, ya vaya a ser esta mejor o peor.

El concepto o derecho a abortar es algo por tanto que se tiene que legislar, no porque una serie de políticos quieran acabar con la vida de miles de fetos que aún no han nacido, sino porque ésta es una situación que se da en la vida y sobre la que hay que tomar algún tipo de decisión legal al respecto para poner de acuerdo a los defensores de la vida y a los que sí necesiten poder abortar y no se les considere unos asesinos. Por tanto los políticos han de legislar y dar algún tipo de instrucciones para que luego el personal médico no tenga problemas legales por realizar estas operaciones.

Así pues la ley del derecho al aborto no está para que las mujeres aborten, sino para aquellas que necesiten recurrir a ella. Las demás mujeres obviamente pueden seguir adelante con sus embarazos si así lo desean. Pero que no se necesite este derecho no quiere decir que se tenga que permitir que luego vengan otros políticos a quitarlo. Una cosa es que no se quiera hacer uso del mismo, y otra que se permita perder un derecho.

Costó mucho en 1985 luchar contra el pensamiento conservador que aún seguía vigente en España y conseguir avanzar en la consecución de derechos para las mujeres embarazadas. Y sobre todo, costó mucho más que durante el gobierno de Zapatero se estableciera una ley de plazos para poderse realizar dichos abortos hasta la semana número 14, por estimarse más que suficiente como para pensarse si se quiere tener el bebé o no. Ahora con la ley de Gallardón todo eso desaparece (al menos mientras gobierne el PP). Por eso se dice que los derechos se tarda años en conseguirse, pero se pierden en un momento.

ANTECEDENTES
Aunque ya el aborto había sido legal en la época de la II República, en 1936 en Cataluña hasta la semana número 12 y en la zona republicana en 1937, debido a la guerra civil, éste duró poco, y enseguida el régimen dictatorial la prohibió tajantemente, salvo que se tuviera dinero y se pudiera viajar a hacer turismo al extranjero, claro está.

En nuestra época más reciente, no pudo ser hasta que llegó el gobierno de Felipe González que se pudo aprobar la Ley Orgánica 9/1985, la cual despenalizó eaborto en varios supuestos:
- Si había riesgo grave para la salud física o psíquica de la mujer embarazada (supuesto terapéutico), en cualquier momento.
- Si había habido violación (supuesto criminológico), hasta la semana número 12.
- Si habían malformaciones o taras, físicas o psíquicas, en el feto (supuesto eugenésico), hasta la semana número 22.

En estos casos no había riesgo de sanción ni castigo por parte de la Justicia por realizar estos abortos. Sí que era delito y el Código Penal establecía penas de prisión tanto para la madre como para los facultativos en el caso de no estar amparados bajo estos supuestos.

Esta ley fue recurrida por José María Ruiz Gallardón, padre del ministro Alberto Ruiz Gallardón, el cual, recordaba esos momentos recientemente, y el Tribunal Constitucional estableció que existía el derecho a la vida, pero también el derecho de la madre a decidir.

La siguiente ley que trató este tema se hizo siendo presidente José Luis Rodríguez Zapatero, la Ley Orgánica 2/2010  de "salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo", incluía los derechos fundamentales establecidos por la OMS en el sentido de ampliar la anterior ley de 1985 para incluir un cuarto supuesto que permitía poder realizar abortos hasta la semana número 14 del embarazo, plazo en el que la mujer y sólo ella (desde los 16 años), previamente informada y de forma libre, podría decidir qué hacer con su feto.

El Partido Popular fue el único partido que se opuso a la aprobación de la nueva ley. También se opusieron algunos miembros de otros partidos como Coalición Canaria, UPN, UPyD y siete diputados de CiU. Fuera del parlamento organizaciones de la sociedad civil también mostraron su rechazo: representantes de la Conferencia Episcopal Española de la Iglesia Católica, Asociaciones Pro-vida y el Instituto de Política Familiar (IPF).

LA REFORMA DEL PP
En la práctica, con la reforma de Gallardón, desaparecen el tercer y cuarto supuesto, y ya sólo se podrá abortar en caso de violación (y si se ha hecho denuncia) y en caso de haber riesgo grave para la salud física o psíquica de la madre, siendo requerido un informe de dos médicos o psiquiatras (según sea el riesgo) distintos que no sean los que van a realizar el aborto. Una vez que se tenga el informe, la mujer tendrá que reflexionar durante siete días (con la anterior ley eran tres). Es decir que aunque lo tenga claro tendrá que esperar una semana.

Desde que anunció su intención de reformar la ley para recortar derechos, nadie se creía que por fin el PP fuera a cumplir una promesa de su programa electoral, pero sí, era cierto y para desgracia de los que no les votaron, tenía que ser esta. Ya empezaron en junio de 2012 cancelando el derecho al aborto libre a las extranjeras sin papeles (salvo las prescritas por indicación médica), y ahora siguen recortando a las españolas. Parafraseando a Niemöller, entonces nadie se movió por los derechos de las extranjeras, porque igual eso parecía bien, que a ver qué se habían creído, que venían ilegales y se ponían a hacer gasto público de todos, y nadie pensaba que se fueran a atrever con las de aquí, pero se equivocaron, y ahora les toca aplicarles la doctrina a las nacionales.

Fueron muchas las asociaciones feministas que se opusieron a la misma, pero siempre es insuficiente, ni desnudándose en el Congreso sirve de nada, pues todo esto le dio igual al Gobierno de Rajoy, que aprobó esta nueva ley en el Consejo de Ministros del día 20 de diciembre de 2013 a la cual puso nombre el ministro Gallardón, aunque su nombre oficial es el de "Ley de Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada". Sí, por ese orden, porque ahora ya la mujer dejará de tener derecho a decidir sobre lo que pase en su vientre. Lo increíble de todo esto es que aparte del apoyo incondicional de sus compañeros de partido (nunca sabremos si lo apoyan porque también piensan igual -pensamiento único- o porque votar en contra cuesta 500€), tan sólo se encontró el apoyo del ultraderechista francés Jean-Marie Le Pen del Frente Nacional, aunque su hija y actual líder del partido, se opuso a lo dicho por su padre.

Pero es que son muchos más los que se ponen en contra, aunque en el Congreso ni cuenten ni su opinión importe mucho. En la Asamblea de la Organización Médica Colegial (OMC) se trató este tema, y el vapuleo fue generalizado. Para empezar, los médicos sostienen que la mujer no debe ser considerada ni definida de antemano como una "enferma mental", el aborto en caso de malformación sí debe estar despenalizado, y las menores de edad sí deben de poder realizar un aborto en los casos en que esta información pudiera provocar un conflicto grave, manifestado en violencia intrafamiliar o amenazas.


Cuando se debatió este tema en el Congreso, como se puede ver en la imagen, las señoras diputadas del PP se levantaron muy contentas para aplaudirle. Muy posiblemente ellas no vayan a tener problemas económicos para pagarse el dinero (entre 550 y 6500€) que cuesta el viaje a Londres o Portugal en el caso de que sus hijas o sobrinas se quedaran "involuntariamente" en estado. En 2010 eran las portuguesas las que se daban el viaje a España, ahora sería al revés. Y aunque esto pueda parecer volver al pasado, efectivamente así lo es, pues si el texto que propone Gallardón estuviera ya aprobado, el 92% de los abortos realizados en España sería ilegal. Ahí es nada.


Con la reforma de Gallardón ya no se podrá poner como excusa el que el bebé tiene malformaciones. Es decir, si se detecta este problema en la formación del feto, la ley dejará de amparar tanto a la madre como a los médicos en caso de proceder a realizar un aborto, y sería tipificado como un delito. Y esto sería así salvo que cause un "grave peligro para la salud psíquica de la madre". Y ese peligro sea permanente y duradero en el tiempo.

En el PP ven muy normal que "seres" como el de la derecha, porque yo no me atrevo ni a llamarle feto, pudieran llegar no sólo a crecer en el vientre de una mujer, sino también llegar a nacer. En el PP tienen línea directa con la Conferencia Episcopal y son ellos los que les dictan la línea a seguir en este sentido, pues según se publica en la web de la propia Iglesia ya hay vida desde el mismo momento de la concepción, con lo que nadie se extrañe si lo siguiente será llegar al nivel de sumisión de Argentina donde esto ya se va a incorporar al Código Civil. Así que si por ellos fuera tampoco se podría abortar en los otros dos casos, pues de hecho su opinión es de excomulgar 'ipso facto' a todos aquellos que colaboren en un aborto, porque ellos están al lado de los más débiles. Otra cosa es lo que hacen cuando esos "débiles" ya han nacido.
A finales de enero de 2014 se publicó que Gallardón había "amenazado" a Rajoy con irse si se tocaba algún aspecto sustancial de la ley. Esto, bien podría calificarse como chantaje, sabiendo lo poco dado que es Mariano Rajoy a los cambios, y menos en su gabinete de gobierno.

Pero es igual, en el PP parece que les da igual lo que opinen algunos de sus barones, como el gallego Núñez-Feijóo, el valenciano Alberto Fabra o el extremeño Monago, al respecto de esta ley. Aunque en este último caso una cosa es lo que dijera Monago a los suyos, y otra lo que hacía en su parlamento, pues tuvo que ser mediante una petición del grupo socialista que la mayoría de izquierdas en el mismo, ganó el que se exija el abandono de la ley del aborto de Gallardón.

Como muestra un botón, la concejal del PP de la localidad murciana de Calasparra, Davinia Saorín, llamó "terroristas" a las mujeres que recurren al aborto. En su opinión «existen medios anticonceptivos, y la mujer puede decidir cómo, cuándo y por qué quiere ser madre. Si yo no he sido madre antes, es porque tengo otras ocupaciones que me lo impiden. Hay medios a mi alcance y yo no tengo que recurrir a matar una vida humana». Que una persona que es del PP diga estas cosas, a mí no me sorprende, pues también lo he oído yo antes de boca de otras personas del PP, y en cierto modo, pensando como alguien de derechas, hasta es comprensible. El problema es que lo diga siendo concejal, donde le oyen muchas más personas que si lo dijera alguien desconocido en la intimidad.

También hay personas como Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad y Consumo (la número dos de Ana Mato, vamos), que piensan que el coste de realizar estos abortos no debería por qué soportarlo la sanidad pública, y aunque no saldrían de la cartera de servicios públicos los abortos que estuvieran motivadas por razones médicas o de salud, sí que es cierto que si la nueva cartera de servicios, donde se prevén aún más recortes que con la anterior retirada de medicamentos subvencionados, se aprueba antes que se apruebe esta reforma de la ley del aborto, según esas declaraciones, todos los demás abortos que no reuniesen esa característica de tener razones médicas, podrían dejar de ser gratuitas. Sin embargo, según dice la propia noticia, fuentes de Sanidad desmintieron que esto fuera a ser así.  

Volviendo al Congreso, en dos ocasiones se había realizado votación secreta en el Congreso de los Diputados, para solicitar una Comisión informativa sobre los GAL, en la cual los diputados del PSOE votaron en bloque que no, y para votar contra la participación de España en la guerra de Iraq, que también los diputados del PP votaron que sí que se fuera. Y además lo celebraron que sí que votaron todos en bloque. Por aquellos tiempos aún se creían a pies juntillas eso que decía Aznar de las "armas de destrucción masiva" que tenía el régimen de Saddam Hussein, porque a él se lo había dicho su amigo Bush.

Este 11 de febrero era la tercera ocasión en que se realizaba la citada tercera votación secreta de la democracia, y de nuevo no hubo sorpresas. Desde el grupo socialista se quería que se votara la paralización de la tramitación de la reforma de la Ley del Aborto que se está llevando a cabo en el Ministerio de Justicia, pero los diputados y diputadas del PP cerraron filas y votaron en contra de la propuesta del PSOE de paralizar la ley y optaban porque siga su camino. El resultado, 183 votos en contra, 151 a favor y 6 abstenciones. Según la diputada malagueña y vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, esto no es un sí a la reforma de la ley, sino un no a la petición del PSOE de paralizar la ley. ¿¿??. Para ella, esto era una "oportunidad" que el PSOE le daba a los diputados del PP para que pudieran "traicionar" a su partido y poder votar en conciencia. En su opinión, a ella "le gusta dar la cara" y no necesita votos secretos para fijar su posición. Dos días después se votaba en Pleno otra Moción de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) para pedir esto mismo también, pero en este caso la votación era pública y ahí sí que rompió la disciplina de voto del PP para solicitar la retirada del proyecto de Gallardón.

Los políticos se equivocan en una cosa, y es que creen que ellos tienen el poder. Y no saben que el poder lo tienen los ciudadanos. El problema es que los ciudadanos tampoco saben que son ellos los que tienen el poder, y por eso les vuelven a votar y por eso los políticos se ríen de todos nosotros. El poder se demuestra yendo a votar y botando del sillón a quien lo hace mal.

martes, 3 de julio de 2012

Rajoy mete la tijera en Educación y Sanidad

¿Más empleo y menos impuestos?
Ni una cosa ni la otra. Mentiroso.
Pasados seis meses de gobierno de Rajoy, a muy pocos les queda la duda de que lo que durante su campaña electoral parecía un poco la risa, que no era sino el profundo desconocimiento de su programa electoral por parte de su electorado, debido entre otras cosas porque tampoco es que hablaran de él en su campaña, pues estaba basada en el "quítate tú que me pongo yo", y ahora nos está quedando ya bastante claro el por qué era. Y esto es, porque su verdadero programa, el programa oculto, es el que no estaba escrito.



Empezaron diciendo que no iban a hacer algunas cosas, las cuales luego a los diez días resultaba que sí que las hacían. Y así llevamos ya seis meses a base de mentiras, diciendo que no van a hacer una cosa, para terminar haciéndolas al poco tiempo. ¿Lo hacen a posta?. Y luego eran otros los que improvisaban. Así, Rajoy, ese hombre que casi nadie sabe lo que gana realmente, le importa bien poco si aquellos a los que recorta sufren o dejan de sufrir, porque él tiene bien cubiertas sus necesidades básicas y no básicas. Es por ello que lleva camino de ser el peor presidente de España, si es que viendo las encuestas no lo es ya.






En la siguiente imagen se puede observar el tanto por ciento de inversión en gasto público respecto del total del PIB de España. Como se ve, ha sido con los gobiernos socialistas con los que se ha aumentado la inversión, y ha sido con los del PP con los que esta se ha reducido. En la etapa actual, teniendo en cuenta que lejos de invertir lo que se está haciendo es recortar, nadie cree que se vaya a invertir mucho ni poco en gasto público, más bien al contrario, por lo que las previsiones futuras son de caída en picado.

Si el 4 de noviembre durante la campaña Rajoy decía aquello de “Le voy a meter la tijera a todo, salvo a pensiones, sanidad y educación, donde no quiero recortar los derechos de los ciudadanos", sin embargo ya se ve que tocaron fondo en lo demás, porque a mediados de abril, Rajoy anunció que habría que recortar 10.000 M€ precisamente en esos dos Ministerios. Una nueva mentira más de las elecciones.
Y es que en el PP tienen muy claro que el objetivo es desmontar el Estado de Bienestar a base de recortes, y además lo reconocen: "Hay que reducir el sector público y ayudar al privado". Esto lo ha dicho el diputado del PP murciano Domingo Segado al argumentar que el gasto en pagar a los funcionarios en 2011 fue el 60% de los ingresos que se tuvieron en la CARM. Es decir, el PP no entiende el concepto de funcionariado como una inversión para servir al ciudadano, sino como un gasto. Esta es la teoría del PP vista en todo su esplendor. Abajo lo público y arriba lo privado. Quien tenga dinero que se pague los servicios, y quien no tenga, que se busque la vida. Un ejemplo lo tenemos en el recorte "consensuado" de 435.000 € a las asociaciones de discapacitados como lo son por ejemplo FAMDIF.


RECORTES EN EDUCACIÓN
Si ya en su día el paso de Mariano Rajoy por el Ministerio de Educación fue catastrófico porque se dedicó a reducir las becas, lo que está haciendo el Ministro José Ignacio Wert, no deja de ser la continuación del otro, pues parece clara su intención de denigrar la educación pública poniéndole cada vez más palos en las ruedas, reduciendo y recortando presupuestos con el fin de hundirla a base de masificar las aulas como lo estaban hace 40 años, pero sin el miedo del alumno ni la disciplina de entonces. Así, no paran de anunciar recortes que afectan tanto a la calidad de la enseñanza de los alumnos como a los funcionarios o las becas. Aquí están Comunidad a Comunidad.

- DEVOLVER LA BECA LOS MALOS ESTUDIANTES: Con el gobierno de Zapatero aumentaban las becas para dar las mismas posibilidades de estudiar a aquellos jóvenes que sus familias tenían no dinero que a aquellos que sí lo tenían. Sin embargo con el PP eso se acabó. Con la excusa de los recortes, se recortaron las becas a la mitad y así se propició que quien tenga dinero pueda estudiar, y quien no lo tenga, pues no pueda estudiar. Y no sólo eso. Ahora aquellos estudiantes universitarios que no superen el 50% de los créditos tendrán que devolverla, además de que habrá que aprobar entre el 90% y el 100% para renovarla otro año. Pero es que no sólo es eso, es que hay que recordar que recientemente se aumentó el mínimo de nota hasta un 6,5 para poder tener derecho a una beca. Es decir ¿realmente este es un gobierno para todos y que está para ayudar a todos?.


- VUELTA DE LA REVÁLIDA: Dentro de la vuelta al pasado a la que el PP está sometiendo a todo el país, ahora además de lo que era conocido como "prueba de diagnóstico" que se realizaba en el cuarto nivel para ver de forma global cómo van de nivel los alumnos de una región y así intentar ayudarles en los siguientes dos cursos, pues también recuperan la llamada "reválida" al final de todas las etapas educativas, con el fin de eliminar en un próximo futuro la prueba de la Selectividad ya que como la aprueban el 94% de los estudiantes, por lo visto es quiere decir que no funciona. Como se ve, con la excusa de ir eligiendo ya los tramos educativos y las ramas a estudiar, se pretende intentar recuperar lo que ya establecía la llamada LOCE (Ley de Calidad de la Educación) que se cargó el PSOE nada más llegar al gobierno en 2004.


- AUMENTO DE RATIO DE ALUMNOS POR AULA: Hasta ahora el máximo de alumnos por aula era de 25 en Primaria y 30 en secundaria. A partir de ahora se aumenta no el 10% como en principio tenían previsto, sino el 20%, es decir, 32 en Primaria y 39 en Secundaria. Esta medida no es sólo por gusto, sino porque implícitamente conlleva que allá donde hasta ahora se hayan hecho desdobles de aulas por pasarse del máximo, igual ahora ya no. En consecuencia, un maestro dejará de tener que ser necesario x horas, por lo que se le pagará menos.


- CONGELACIÓN DE LOS SUELDOS: Con el objetivo de recortar 16.500 M€ de gasto, Rajoy decidió congelar los sueldos a 600.000 funcionarios. Sin embargo el IPC sí que sube, así que se pierde poder adquisitivo.


- AUMENTO DE DOS HORAS DE DOCENCIA: Dentro de las medidas de aplicación para los funcionarios (aumento de la jornada laboral a 37,5 horas), se incluía la de trabajar dos horas más con docencia directa. Durante ese espacio de tiempo hasta finalizar el curso, la aplicación se limitó a la permanencia en el centro, por imposibilidad de cambiar los horarios, pero sí se aplicará a partir del curso 2012/13. Esta decisión sin embargo no es de aplicación al profesorado de religión.

- TASA DE REPOSICIÓN CERO: Es decir, que no habrán oposiciones para cubrir los puestos de trabajo de las personas que lo dejen por jubilación (supuestamente esto es así salvo para docentes, personal de hospitales y centros de salud del sistema nacional, fuerzas armadas y cuerpos de seguridad del Estado e inspectores tributarios y laborales). El problema es que no ha habido oposiciones a profesores y en Andalucía por ejemplo el gobierno de Rajoy las recurrió al Tribunal Constitucional escasos días antes de convocarse, por lo que perjudicó a los 33.000 opositores que pensaban presentarse, por lo que entre las plazas que dejarán de haber en cada centro al aumentar las horas, y las plazas de jubilaciones que no se cubren, queda un gran número de plazas sin cubrir supuestamente para interinos.

- DESPIDO DE INTERINOS EN VERANO: Como consecuencia del recorte de 3.000 M€ dictado por el Ministerio de Educación, las distintas Consejerías de cada Comunidad Autónoma, dictaminaron proceder a romper unilateralmente el Acuerdo que tenían firmado con los sindicatos, para poder proceder al despido de los funcionarios interinos docentes una vez terminado el curso, para así no tener que pagarles los dos meses de verano, tal y como ha venido siendo habitual en los últimos años, puesto que así estaba contemplado para aquellos que hubieran trabajado 165 días o su contrato fuera de vacante de plantilla (oficialmente hasta el 31 de agosto). Y esto ha pasado con cerca de 10.000 funcionarios de Castilla la Mancha,  4.000 docentes en Murcia (según AIDMUR 6.000), o con 3.000 docentes de Alicante, por poner algunos. Sin embargo esta decisión no es de aplicación para los maestros de la Educación concertada de Navarra que por ejemplo en vez de despedirlos sin cobrar el verano, se les reduce el sueldo un 2,5%.


- FOMENTO DE LA EDUCACIÓN PRIVADA: Estos principios se ven muy bien en lo que está ocurriendo por ejemplo en Baleares, donde se ha reducido el 30% el mantenimiento de los centros escolares públicos, al mismo tiempo que se realizan conciertos educativos con nuevos colegios privados muy cercanos al Opus Dei, en los que se practica la segregación por sexos. En la Comunidad de Murcia por ejemplo tampoco se quedan lejos, pues acabado el curso 2011/12, aún se debe el 40% de lo prometido para 2011 y los presupuestos para centros en 2012 se redujeron en un 25%.

-SUPRESIÓN DE LÍNEAS DE TRANSPORTE ESCOLAR: La euforia por recortar llega ya a tal extremo que no hay nada que se salve. En la Comunidad de Murcia, la Federación de AMPAS Juan González, tuvo que llegar al extremo de convocar concentraciones para protestar ante estos anuncios de recortes de transporte de alumnos.

RECORTES EN SANIDAD
Al igual que en educación, la idea del PP es recortar para dar una idea de tercermundismo en la sanidad pública, con el fin de que los ciudadanos se pasen a la privada y descongestionen la pública. Teniendo en cuenta que ya en el mes de abril desde el PP se venía diciendo que "el sistema sanitario español es insostenible", De los 10.000 M€ que dijo Rajoy que había que recortar, los otros 7.000 M€ correspondían al Ministerio de Sanidad. Así que la ministra Ana Mato se puso a pensar y lo único que se le ocurrió fue que la gente que necesitara los servicios sanitarios, que pagara un poco por ello a base de copago y medicamentazo. En la Comunidad Autónoma de Murcia, la idea de la Consejería es ahorrarse unos 30 M€ entre el copago y el medicamentazo. Lo que debemos cuestionarnos es precisamente eso, si vamos a caer en la trampa de creérnos que el sistema sanitario es insostenible.

- EXTRANJEROS IRREGULARES, SIN SANIDAD PÚBLICA: Como medida para evitar el supuesto colapso de los centros hospitalarios, los inmigrantes que no tengan no sólo la tarjeta sanitaria, sino la residencia fiscal, no tendrán derecho a la atención médica, salvo en caso de ser una urgencia, ser un caso de maternidad o de cuidados de los niños. Además ahora se exigirán más requisitos más para obtener la tarjeta sanitaria.
- COPAGO: Ya lo anunció el Presidente murciano Ramón Luis Valcárcel, en marzo de 2011, y luego se intentó retractar de lo dicho, pues por aquel entonces no convenía a los intereses electorales. Aún así a la gente le dio igual y le siguió votando. Pues será que es lo que quieren pensarían en el PP. Y aquí lo tenemos.

Desde el 1 de julio, los pensionistas que tengan las recetas de color rojo, tienen que pagar el 10% del coste de los medicamentos que adquieran en las farmacias y los enfermos crónicos (diabéticos o enfermos de cáncer) pagarán el doble. Como es lógico, todos estos cambios han ocasionado muchas controversias y dudas entre los usuarios y los propios farmacéuticos. Pero es que resulta que la ley, que se hizo en abril, no se ha sabido cómo había que aplicarla hasta el 27 de junio, cuatro días antes de que entrara en vigor, y sin que estén impresos los nuevos talonarios. Decía Rajoy que Zapatero improvisaba. ¿Y cómo se puede llamar a esto?
Copio este texto de la noticia, porque no tiene desperdicio.
El nuevo copago encarece las recetas a 520.665 murcianos. 223.481 personas en activo con rentas de entre 18.000 y 100.000 euros anuales pasarán a pagar un 50% por sus medicamentos (hasta ahora abonaban el 40%). 6.574 pacientes con ingresos superiores a los 100.000 euros abonarán el 60%. Mientras, para 793.458 murcianos con rentas inferiores a 18.000 euros anuales no hay cambios: seguirán aportando el 40%.
El gran cambio lo sufren 290.637 pensionistas de la Región, que de poder adquirir sus medicamentos de manera gratuita pasan a tener que abonar el 10% de su precio. De ellos, 241.835 (el 83% del total) tienen rentas inferiores a 18.000 euros anuales, lo que significa que se les aplicará un tope de 8 euros mensuales. Para otros 48.802 (el 16,8%), ese tope será de 18 euros, porque sus rentas superan los 18.000.
Supuestamente ese tope de entre 8€ o 18€ no será efectivo hasta que no se les realice la devolución o reembolso en sus cuentas de ahorro, como si fuera una paga más. Es decir, que tendrán que pagar ese 10% en la farmacia, sí o sí, y ya se verá seis meses después si se recibe la devolución. Según el SMS, el 83% de los pensionistas cobra menos de 18.000€ al año y sólo pagarán 8€ al mes. El resto, un 16,8% de los pensionistas (49.000 personas) pagarán el tope de 18€ al mes, porque cobran más de 18.000 € al año.



- EL MEDICAMENTAZO: El PP ha retirado del listado de la financiación pública un total de 426 fármacos con el fin de ahorrar 440 M€, que es lo que estos medicamentos costaron durante el año 2011. Según la Ministra Ana Mato, "esta medida afecta a los fármacos de baja utilidad terapéutica y síndromes menores y el 95 por ciento de los mismos no recibe financiación pública en ningún país de la Unión Europea". Así, ante las críticas surgidas, lo único que se le ocurrió decir fue que la gente se pase a la medicina natural para así ahorrar. Y luego se queja porque la llamen asesina y fascista.


- FUTURAS PRIVATIZACIONES DE HOSPITALES: Lo que está por venir después de tanto desprestigio del sistema público sanitario dando idea de que ahí va lo peor de la sociedad, es la creación de seguros privados por parte de la gente que se los pueda pagar, para a posteriori pasar a la privatización de los hospitales. Y esa es la sombra que hay sobre la privatización de los de Tomelloso, Manzanares, Villarobledo y Almansa. Así, la sociedad CAPIO SA, se dedica precisamente a la gestión de hospitales. ¿Y quiénes son algunos de sus miembros? Oh vaya, sorpresa, Rodrigo Rato e Ignacio López del Hierro (marido de Mª Dolores Cospedal).


Pero los despropósitos en ajustes presupuestarios y demás recortes no se quedan ahí.

#ARDEVALENCIA: Este era el hashtag usado en la red Twitter para referirse a los incendios en Valencia durante varios días, así como en menor medida en Hellín (Albacete) y Moratalla (Murcia). Se podría pensar que estas cosas pasan todos los veranos, pero es que no sólo es esa la causa, sino que se podrían haber evitado en cierta medida muchos de los males y problemas que se tuvieron posteriormente para su extinción, si la Comunidad Valenciana hubiera preferido recortar el dinero en otros gastos como la Fórmula 1 o la visita del Papa en vez de quitarle el 80% de la subvención a la prevención de incendios. Mientras tanto, y a pesar del boicot a Ucrania por la detención de la primera ministra Timoshenko así como a pesar de llevar ya dos días ardiendo 50.000 Has en Valencia, Rajoy prefirió irse a ver en directo la final de la Eurocopa.


Y todo esto no es nada, ya avisa De Guindos que próximamente habrá que esforzarse aún más.