viernes, 4 de abril de 2008

El Arzobispo de Pamplona dice que es incompatible ser cristiano y socialista

Que la Iglesia, o mejor dicho, que los altos cargos de la Iglesia siempre han sido bastante conservadores no es una sorpresa. Que la Conferencia Episcopal apoye a la derecha tampoco es una sorpresa, momentos y eventos hemos tenido en estos últimos cuatro años para ver a los jerarcas de la Iglesia montando manifestaciones y la gente de derechas detrás:

Ahora ha salido el Arzobispo de Navarra, Fernando Sebastián diciendo que "es que hay cosas que no se entienden, y que los obispos tienen que salir a decirlo". Por eso además añade que "no es compatible ser cristiano y socialista". Ole ahí. Es decir, que según este señor, no se puede ser socialista, y al mismo tiempo tener valores cristianos. Es posible que lo que quería decir este hombre es que es incompatible ser socialista y católico, es decir, de los de misa diaria que se tragan todos los rollos comecabezas y que encima tienen que escuchar las soflamas de esta gente contra el Gobierno, y lo que es peor, que con sus limosnas ayudan a pagar el sueldo de cierto "periodista" de las ondas de su radio, que está todas las mañanas a la gresca con el Gobierno, su Gobierno, y el de todos los españoles. Eso sí es duro, sobre todo si ese "periodista" encima va y dice que él es ateo.

Y es que claro, cuando no era el aborto, era la eutanasia, o que se rompía la familia, porque no podían permitir eso de los matrimonios gays, era porque si adoptaban niños, o si no, luego por la asignatura de Educación para la Ciudadanía, porque se ve que se dan contenidos que no les hacen ninguna gracia, como eso de educar en los valores de la Constitución, como hablar de la Igualdad entre las personas de distintos sexos (claro, esto a ellos los lleva de cabeza, es comprensible). Luego montaron el pollo, por el tema de la Declaración de la Renta, por lo del IRPF, vamos, porque es que el Gobierno le estaba dando dinero a la Iglesia, y claro, como Europa, la Unión Europea ha dicho que esto es ilegal, pues hubo que adaptarse para no infringir esta norma, y sí, ahora tienen que pagar el IVA en sus compras (que antes estaban exentos), pero ahora ellos ganan más, porque se les da entero el famoso 0,7%, pero aún se quejan.

En fin, el caso era criticar al legítimo Gobierno de Zapatero, porque para qué nos vamos a engañar, se les haga lo que se les haga, ellos son de derechas de toda la vida. Así que da igual que se les de ahora más dinero que el que se les dio con el PP de Aznar, o que tengan un Concordato -que es Constitucional por una semana- que les da tantos y tantos privilegios, y que habría que ir actualizando o que se les haga esto o lo otro. Ellos hace años, si no siglos y siglos, que se desviaron del verdadero mensaje, ese que luego sí que leen -muy modificado y adulterado, pero lo leen- pero que no se lo aplican en su vida real. Hace años le dije a un amigo -muy de iglesia- eso tan escuchado de que Jesús fue el primer comunista de la historia, y se puso el tío a querer darme de correazos por la calle. Así que con intransigentes así que no leen pero no ven, qué se puede hacer. Que Dios les perdone.

Pero es que una vez más, la Iglesia se vuelve a meter donde no le importa. Porque ¿no hay mayores hipócritas que ellos? ¿No son ellos los que hablan de ayudar al prójimo? ¿No son ellos los que hablan de ser generosos con los necesitados? ¿No fue Jesús el que habló de humildad y de darlo todo a los demás?. Y sin embargo.. ¿qué es lo que hacen allí tantos curas tocándose las narices en Roma?. Rezan por el mundo, sólo rezan, y piden limosnas a la gente verdaderamente humilde que va a escuchar un poco de paz para su alma.

Y las limosnas de todo el mundo, van a parar a Roma, y allí ellos rezan rodeados de todas esas riquezas, de tesoros, de oro, de obras de arte, de libros incunables ocultos a todos, de secretos de siglos y siglos. Así que rezan, y piden que en otro lado, a los pobres del mundo les vaya bien y no sufran mucho, y mientras ellos tienen los dedos que no les caben más anillos de oro.

Así que ante el hambre en el mundo, ellos rezan, y si acaso, mandan misioneros -que esos sí que merecen mil respetos-. Y ante el aumento del SIDA en África, siguen negándose al uso de preservativos para evitar el contagio. Pero ellos sin embargo sí que pueden dedicar gran parte de todo su dinero ese que recaudan, -además de en Gestcartera-, en la bolsa, y en empresas que fabrican el latex para la realización de los condones. O en empresas farmacéuticas como la que fabrica la Viagra. Espectacular.

Ellos ven la paja en el ojo ajeno, condenan a morir a mujeres si el nacimiento de su feto le puede conllevar perder la vida a ella. Y hablan de los vicios de la sociedad moderna, y hacen rigurosos exámenes en sus Institutos Teológicos para ver si los aspirantes a sacerdotes son homosexuales, para que no sigan estudiando allí. Y sin embargo, si uno de ellos, uno de esos castos sacerdotes se le va la mano y tiene reprobables relaciones con menores, entonces, en vez de enviarlos al latrocinio y al escarnio público, lo que hacen es taparlos, esconderlos, o moverlos a otro sitio, para que la gente no se entere, llegando a pagar millones y millones en el camino.

Más información:

No hay comentarios: