martes, 25 de marzo de 2008

El Bando de la Huerta






Poesía para el día del Bando de la Huerta

La mañana aparece tranquila y soleada,
y los pájaros trinan y se oye una campana.
Ya no hay nada de la semana santa pasada,
este es un día especial para la tierra murciana.

Por la calle, vacía, pasean dos huertanos,
no vienen de la huerta, pues nunca la han pisado,
visten con el traje típico de los murcianos,
y así recrean hoy, lo que esto fue en el pasado.

Sus trajes, sencillos, cómodos, no dan dolores,
camisa blanca, esparteñas y zaragüeles,
chalecos negros y en la espalda varios colores:
rojo, azul y verde, y listos de papeles.

La mañana la pasan preparando la fiesta,
ayer estuvieron comprando muchas botellas,
luego por la tarde muchos dormirán la siesta,
tirados en el césped y viendo las estrellas.

Mañana los medios hablarán de la resaca,
de los borrachos y de unos con comas etílicos,
así como de los ingresados en la Arrixaca,
y el jueves se quejarán del trato los políticos.

Porque el Bando no es ver sólo jóvenes borrachos,
ni gentes llevando en la mano una caña,
pues luego van todos hechos unos mamarrachos,
y se da una imagen patética en toda España.

Pero esto es muy bueno para los Ayuntamientos,
porque la gente va alegre y desenfrenada,
y luego en diciembre vienen los alumbramientos,
de alguna huertana que se queda embarazada.

Pero es un día para estar todos en la calle,
no sólo por eso sino por esa alegría,
pues es un día para que nadie aquí falle,
día donde sólo trabajan, los curritos de la hostelería.

Lo bueno, lo que verdaderamente es el Bando,
es la gente que sale con cosas de la huerta.
con bicis antiguas y unos burros rebuznando,
pero la verdad es que la huerta, ya está muerta.

Huerta era antes, con quesos y leche de cabra,
con las legumbres, las hortalizas y verduras,
pero ya no hay huerta, sino una broma macabra,
por culpa de unas gentes con las caras muy duras.

Lo de esta semana es ensalzar las tradiciones:
peñas culturales de barrios y pedanías,
que recuperan la historia de generaciones,
de padres, abuelos, vecinos, tíos y tías.

Y hacen unas barracas con cañas y yeso,
como hacían antaño, en medio de un bancal,
y las llenan de cosas para enseñar todo eso,
a quienes van a comer, y pasean al zagal.

Made by me.

Unos vídeos más de lo que viene a ser esto en imágenes











Enlaces de interés

No hay comentarios: