sábado, 12 de julio de 2008

Coltan, la novela de Alberto Vázquez Figueroa

El prolífico autor español Alberto Vázquez-Figueroa, (ver su web y su blog) además de escribir ya más de 70 novelas, y trabajar por el tema de la desalación por presión natural del agua, (escuchar entrevista en la Cadena SER del día 9/8/2005) ha presentado su nuevo libro titulado "Coltan".
El agua prometida
Un título que en principio no se sabe qué significa ni qué es eso. Pero como todo, tiene su significado, pues es una abreviatura de una palabra compuesta de otros dos nombres: Columbita [(Fe, Mn)Nb2O6]y Tantalita [(Fe, Mn)Ta2O6]. Y de la unión de estos dos elementos se extrae un mineral llamado Tantalio, que ese sí es más importante, pues entre sus propiedades está la de su gran resitencia al calor y la de sus propiedades eléctricas, como el ser uno de los mayores conductores de la electricidad, un 80% mejor conductor que el cobre, (superado posiblemente por el Palatinum, pero este es aún mucho más difícil de extraer), y el cual ha conseguido que la sociedad haya avanzado y haya minimizado el tamaño de los móviles y de las televisiones anteriormente de tubo y ahora planas, y sin él, si se acabase, volveríamos a lo de antes. El problema que este "Coltan" es un mineral muy escaso en el mundo, y aunque el mayor productor actualmente es Australia, se estima que las existencias allí son sólo el 10% de las existentes en el mundo, otro 10% estarían en Islandia, Brasil y Tailandia. Y un 80% estaría en la República Democrática del Congo, antiguo Zaire.

Oir entrevista a Vázquez Figueroa en Canal Sur Radio (2/7/08)
Vídeo sobre el Coltan

Actualmente en el Congo, para variar están en guerra, y los ingresos por la explotación de este recurso en el Congo ha servido para subvencionar la Segunda Guerra del Congo, que terminó con la vida de 4 millones de habitantes.

¿Pero para qué sirve este elemento? EEUU lo emplea principalmente para la fabricación de condensadores eléctricos de tantalio, que luego sirven para usarse en gran cantidad de aparatos eléctricos que normalmente usamos en nuestra vida, como los microchips de los teléfonos móviles (60%), o los ordenadores, u otros proyectos de alta tecnología como la levitación magnética, los satélites o los misiles teledirigidos, por eso cuando cambiamos de móvil, se pide que se entregue el anterior, para sacarle dicho coltán (que puede llegar a valer hasta 500 $ el kilo).

El problema que ocurre en el Congo, es que otra serie de países de al lado como Ruanda y Uganda, les roban dicho elemento y lo venden a EEUU de contrabando, y como
están en guerra, la gente quiere controlar este mercado para controlar esta fuente de ingresos que tiene el país, de hecho se calcula que en los primeros 18 meses de ocupación de Ruanda sobre el país, se embolsaron 250 millones de dólares, razones por las cuales, la ONU ha recomendado el no comerciar por este mineral con el Congo por motivos éticos, pues mientras no solucionen sus problemas internos de ver quién gana la guerra, no se quiere entrar a beneficiar a unos o a otros, con lo cual pese a estar en el Congo el 80% de coltán, la mayor producción está en Australia.
El Congo, otra verdad incómoda

Por otro lado, hay quien se queja, pues la extracción provoca que se destruyan ecosistemas, los cuales son los hábitats de gorilas en peligro de extinción por los cazadores furtivos de la zona (y los que los cazan para comer mientras extraen este mineral del Coltan) y por la práctica eliminación de 5.000 gorilas a causa del virus del Ébola. De hecho hay que destacar el caso del famoso "Copito de Nieve" que fue el único gorila albino, y que murió en Barcelona en 2003 con 39 años, así como la película "Gorilas en la niebla" que protagonizó Sigourney Weaver en el papel de la antropóloga norteamericana Dian Fossey que defendía a los gorilas de los cazadores en las montañas de Ruanda y que finalmente acabó asesinada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho tu artículo sobre Coltan.
Muy completo y con muy buenos enlaces.
Sobre Alberto VF decirte que me he leído muchos libros y este de Coltan no lo conocía pero veo que será el proximo.
Adios

Anónimo dijo...

Porqué nuestro gobierno no sabe nada del COLTAN?, y si lo sabe, porque no pide una resolución a la ONU para intervenir en el CONGO?
Tiene intereses empresas española en el Congo o se limitan a apoyar a las multinacionales que saquean ese pueblo? simplemente nuestro mundo tecnológico depende de las espaldas de niños congoleños explotados miserablemente.