domingo, 10 de julio de 2011

Rubalcaba: Escuchar. Hacer. Explicar

Rubalcaba da un giro a la izquierda

Esa es la idea que se saca tras conocer su declaración de intenciones en el acto que el PSOE organizó este sábado 9 para nombrarle candidato oficial del PSOE a las Elecciones Generales de 2012, porque pese a que el PP y Rajoy se empeñen, Zapatero tiene bastante claro que va a terminar la legislatura.

Tras la realización de una pantomima de Elecciones Primarias (a las que obligan los Estatutos pero en las que cuando desde arriba las cosas están claras, no cree casi nadie, por si acaso salen las cosas mal, y a la que se llegaron a presentar ocho desconocidos candidatos que no consiguieron la imposible cantidad de 22.000 firmas en tan sólo quince días), una vez pasados los plazos estipulados, se procedió a la presentación de Rubalcaba como candidato a las elecciones de 2012. Antes, este viernes 8 de julio, y tras las sugerencias de otros compañeros y la presión de los medios, dimitió de sus responsabilidades en el Gobierno. Dimitió como Ministro de Interior y como Vicepresidente primero, pues el tiempo que le quitaban estas ocupaciones era prácticamente todo, para así, ahora poder dedicar todo su tiempo a la precampaña y posteriormente a la campaña electoral. Lo cierto es que posiblemente no tendría que haberlo hecho, pues nunca se ha visto que si el vigente Presidente de Gobierno quiere repetir en las siguientes, haya tenido que dimitir. Sin embargo sí lo ha hecho, quizá por esa razón de tener tiempo para su campaña (visto lo anterior no tiene mucho sentido) o quizá igual para hacer como que deja un poco de espacio y distancia con Zapatero y su actual Gobierno, del que hasta ahora ha sido el hombre fuerte. Como positivo igual tiene eso, que la ciudadanía no lo identifique con Zapatero, con el cual sí que están cabreados. Como negativo, posiblemente tendrá el que ya no vaya a salir tanto en las noticias informando de las cosas, y la gente le pierda un poco de vista. Cosa que seguro que no pasará con Rajoy.

A sus casi 60 años de edad (Zapatero tenía prácticamente 40 cuando fue elegido Secretario General, y 43 cuando fue elegido Presidente), Rubalcaba lleva ya 37 años metido en política. Tras dedicarse a ser corredor de velocidad (10,9 segundos en los 100 metros) hasta que una lesión le alejó de las competiciones, y llegar a conseguir el Doctorado en Ciencias Químicas, en 1974 (carrera en la que conoció a su mujer Pilar Goya) se afilió al PSOE y empezó a ir teniendo responsabilidades cada vez mayores, lo que le efectivamente le hacen que tenga un gran concepto de todo lo que es el sistema del gobierno y de las administraciones.

Empezó su carrera en el gobierno de Felipe González siendo Director General de Enseñanzas Universitarias, cargo que cambió posteriormente por el de Secretario de Estado de Educación, desde el cual subió a todo lo alto siendo Ministro de Educación y Ciencia en 1992, cargo en el que sólo estuvo un año, pues en 1993 pasó a ser Ministro de Presidencia y Relaciones con las Cortes, incluida la Portavocía del Gobierno en la última etapa del Gobierno de Felipe González.

Con Zapatero empezó ya como Portavoz del Grupo Socialista en 2004 y pasó a ser Ministro de Interior en 2006, lo que le hizo trabajar bien en ese Ministerio, pero que se perdiese en cuestiones muy burocráticas, lo cual provocó que el PP avanzase en su recuperación al no tener quien le replicara con suficiente autoridad. Dada dicha situación y conocedor del problema de credibilidad y de falta de comunicación con la ciudadanía, Zapatero remodela el Gobierno en octubre de 2010. Saca a Mª Teresa Fernández de la Vega y lo coloca a él para que sea la cara visible del Gobierno, ostentando además del Ministerio de Interior, también la Vicepresidencia primera y la Portavocía del Gobierno, lo cual lo hizo indiscutiblemente el hombre fuerte del Gobierno de Zapatero.

Como Ministro del Interior, cargo que normalmente es el que mejor réditos de valoración ciudadana tiene en las encuestas, puede decir que en estos dos últimos años no ha habido atentados con víctimas, y de hecho ha habido tantas detenciones que la cúpula de ETA ha sido descabezada una y otra vez. Sin embargo y pese a todos esos logros conjuntos con Francia, no se ha podido aún decir que el terrorismo ha acabado.


Con "R" de Rubalcaba: El diseño de la campaña, dirigido por su Comité, con Elena Valenciano al frente, presentó las tres ideas que engloban lo que pretende hacer el candidato: “escuchar, hacer, explicar”.


Así, en su posterior explicación, el ahora ya candidato Rubalcaba fue desgranando pinceladas de su programa que definió como “ambicioso y realista”. Su proyecto irá enmarcado en cuatro grandes compromisos que serían los siguientes: crear empleo, impulsar una economía sana y competitiva, defender las políticas sociales y la igualdad de oportunidades e impulsar los cambios en la política y en la democracia que está pidiendo la ciudadanía. Así que como se ve, hace un giro a la izquierda y escucha al movimiento del 15M.

Entre sus propuestas cabría destacar las siguientes:
  • EMPLEO: Destinar parte de los beneficios bancarios para un fondo de creación de empleo.
Una vez que las cajas y bancos se recuperen, éstas tendrán que devolver el favor que la sociedad les ha hecho, y tendrán que dejar que parte de sus beneficios vayan destinados a la creación de empleo. El cómo, eso no lo explicó. Sí que indicó que pretende que se incentive el “contrato parcial” para crear un empleo más flexible, el cual beneficie a los empresarios y dé también mayor seguridad a los trabajadores. En este sentido, las rentas salariales deberán estar vinculadas a los beneficios empresariales. Los campos de acción de los nuevos empleos deberán estar dirigidos sobre todo al sector de las energías renovables, para luchar contra el cambio climático, así como a la asistencia social a las personas mayores.
  • DISTRIBUCIÓN DE LA RIQUEZA: Recuperar el Impuesto de patrimonio para las grandes fortunas.
Rubalcaba pretende recuperar el Impuesto de patrimonio para las grandes fortunas. Un impuesto que es cierto que eliminó Zapatero, y que habría que recuperarlo para poder sufragar mejor el Estado de Bienestar sin tener que gravar a las clases medias.
  • REFORMA ELECTORAL: Un nuevo sistema que mejore la representatividad.
Hay que adoptar un sistema electoral mucho más representativo de la realidad, que sea más proporcional a lo que realmente se vota. Rubalcaba aboga por el sistema alemán, que es un modelo mixto en el que hay un doble voto, repartido al 50%, donde uno va directo para el candidato de cada circunscripción y otro es para el partido, el cual decide la composición proporcional en el parlamento, siguiendo el sistema Hare-Niemeyer, el cual mediante un complejo modelo de cálculo, determina el número de escaños que ha de tener cada formación. Pese a que sus creadores querían lograr el mecanismo democrático más perfecto, efectivamente el sistema es complicado, pues el sistema incorpora una serie de particularidades que incluso provocaron que éstas fueran declaradas como inconstitucionales por el Tribunal Constitucional alemán en 2008.
  • MEJORA DEL CONTROL FISCAL: Eliminación de los paraísos fiscales.
Conjuntamente con la Unión Europea, hay que acabar con los paraísos fiscales, cuya existencia calificó de “intolerable, indecente y absolutamente inmoral”. Por eso también se creará una tasa europea para las transacciones financieras de un país a otro.
  • CONTROL EN LA ACCIÓN BANCARIA: Restauración del flujo crediticio.
La reestructuración del sistema financiero y de aglutinación de cajas y bancos debe acabar cuanto antes, para que pueda fluir el crédito entre quienes realmente lo necesitan para seguir invirtiendo. Si el Estado debe aportar capital para sanear o salvar una caja, el Estado deberá estar presente posteriormente en el control de la gestión de esos recursos para asegurar que éstos se gastan convenientemente.
  • CONTROL DEL URBANISMO: Prevenir la corrupción.
Pese a que el desarrollo de los planes urbanísticos de los ayuntamientos y comunidades esté en manos de estas, el Estado deberá poder tener algún tipo de control previo para que no ocurran casos de corrupción.
  • SANIDAD: En contra del copago.
El gasto sanitario es muy elevado, por eso se corre el riesgo de que algunas CCAA como la murciana pretendan introducir pequeños cambios para sufragar determinadas actividades de este campo que hasta ahora son gratuitas porque para eso pagamos impuestos. Eso es lo que habrá que vigilar y controlar, para que no ocurra.
  • EDUCACIÓN: MIR para profesores.
Pese a que no pretende cambiar ninguna ley, aboga por la realización de esa especie de MIR que realizan los médicos, pero que la realizarían los futuros docentes, lo cual está en consonancia con lo que más o menos vienen proponiendo los sindicatos. El objetivo es reducir el fracaso escolar y que los alumnos se salgan del Sistema Educativo, por eso habrá que dar más atención a los alumnos con dificultades.


Si algo parecía tener claro Zapatero en su día, era que quería llevar a la práctica todo su programa, hasta el final. Como sabemos no pudo, porque la crisis económica se le echó encima y tuvo que hacer lo que no quería por el bien de España y de su futuro. Ahora Rubalcaba se propone un programa que esté basado en estas premisas. A día de hoy, y si gana, no sabemos si podrá llevarlo a cabo, pero ojalá que así sea, porque de la crisis podemos salir, por la izquierda, o por la derecha, que es como ha tenido que hacer Zapatero a la fuerza, pero de forma más dura y restrictiva.


El conjunto en general de estas ideas, efectivamente da lugar a pensar que sin querer romper con el pasado, efectivamente sigue adelante y hace un guiño al movimiento 15M y algunas de sus reivindicaciones en cuestiones como la del sistema electoral y el que fueran los bancos los que pagaran la crisis. Unos días antes, Rubalcaba se había mostrado bastante crítico en este sentido con los bancos, pues si bien es cierto que los ciudadanos a los que ahora se está desahuciando de sus casas por no poder pagar la hipoteca (es el 2,6% de las hipotecas firmadas en España) posiblemente no sabían las draconianas condiciones que firmaban, también es cierto que los bancos sí lo sabían y no lo informaron convenientemente en qué infierno se estaban metiendo al poner su firma en esos papeles.


Enfrente tendrá como siempre a la derecha, que sin duda le echará en cara que si tantas soluciones tiene para sacar a España de esta crisis, por qué no se las dijo a Zapatero cuando estuvo con él en el Gobierno. Esto ya es conocido y por tanto va a holgar su comentario. El PP  y Rajoy ahora mismo sólo quieren que haya adelanto de las Elecciones generales cuanto antes, porque cuanto más pronto, mejor para ellos pues más cerca está el recuerdo del 22M. Además, según todos los indicadores sociales, ya estamos saliendo de la crisis y conforme avancemos en estos 9 meses que quedarían hasta marzo, mejor irá todo económicamente y laboralmente hablando, y claro, eso al PP no le interesa nada en absoluto.


Ahora Rubalcaba tiene por delante todo un desafío. Hacer su campaña de imagen para vender su programa, y recuperar la confianza de la ciudadanía, la cual se perdió por la falta de información y comunicación de lo que se estaba haciendo, así como el por qué se tuvieron que aplicar las políticas económicas impuestas por Europa a Zapatero y por las cuales se tuvo que sacrificar y hacerse el hara-kiri aplicando unas políticas con las que no estaba de acuerdo (para evitar que estuviéramos intervenidos como lo está Grecia, pero eso, hay que explicarlo). Esta es la razón por la que la ciudadanía de izquierdas rompió con el PSOE y que hizo que no fueran a votar, la falta de información y ver el 20% de paro proveniente de la construcción, el mayoritario modelo económico que nos dejó el PP, pues sin sacar muchos más votos el 22M, el PP superó ostensiblemente al PSOE . Ahora es trabajo de Rubalcaba hacer lo que no hizo cuando estaba en el Gobierno. Explicarlo y que la gente lo entienda.

Más información

No hay comentarios: