viernes, 15 de julio de 2011

La caótica situación financiera del Ayuntamiento de Abanilla

El 1 de julio aparecía en la Verdad una noticia en la que se informaba que el alcalde de Abanilla estudiaba una subida fiscal para sanear las cuentas.

Los concejales de la Legislatura 2011-15 en el Auditorio
Se dice nada más empezar que no es que vayan a echar a nadie, sino que se va a jubilar a los trabajadores y que supuestamente no se van a sustituir, pues el Ayuntamiento va a ser territorio vetado para opositores y desempleados. Así que se supone que se refiere a los funcionarios, claro, por tanto, ¡atentos policías! (los trabajadores no cuentan, pq se les acaba el contrato y adiós, a no ser que también "queden mal" si no renuevan a trabajadores y eso les quite votos también. Y que no van a sacar sus plazas, por lo que se supone que de esta forma se reducirá el montante total de los pagos en nóminas.
Es decir, que lo que hasta ahora había venido siendo la teta de la que mamar todo el pueblo, esto ya se ha acabado (no en vano los gastos en personal supusieron en 2010 el 40% del presupuesto municipal).  También tiene gracia que diga que no van a haber oposiciones en el pueblo, cuando las últimas fueron exclusivamente para los agentes de la policía (sencillamente porque no se puede colocar en este cuerpo y darle una pistola a cualquiera así dedo que es a lo que acostumbra) y las anteriores para un puesto en la secretaría, fueron en la época socialista (1983-87).
Por otra parte dice que se van a reducir servicios ¿Qué servicios? ¿Es que hay alguno? ¿O se refiere a los que potencialmente podrían dar esas personas al pueblo? Entonces cuando hay que hacer fotocopias de su partido en el Ayuntamiento así por el morro pagándolas todo el pueblo, ¿quién irá a hacerlas y amontonarlas?. Que no van a ser los de educación dice ¿Se refiere a los colegios -de competencia regional- o a los de la ludoteca, servicio por cierto que se inició porque una persona se lo presentó para que trabajaran bien un pequeño equipo de personas y lo reconvirtió para colocar a ciento y la madre por el mismo precio cobrando menos cada uno?. Por lo visto sí, es esto de la ludoteca. También dice que va a reducir la paga a los conserjes a la mitad y a subir algunas tarifas ¿Otra vez van a subir el agua? ¡Que ya la subieron una barbaridad en Navidades!.


Anuncia el alcalde que se va a reducir un 50% la factura del teléfono. ¿La del teléfono de quién? ¿del suyo particular o de los funcionarios o de las dependencias municipales?. ¿Por qué no explica por qué hará unos diez años firmó un contrato con Telefónica para que le hiciera un forfait con una factura y un precio fijos, se llamara a quien se llamara, para así evitar tener que enseñar a la oposición los números a los que se llamaban desde el Ayuntamiento?. ¿Ahora va a reducir la factura, y a la mitad? ¿Van a hablar la mitad o va a jubilar a la mitad de  trabajadores?. Sea como sea desde luego tendrá que renegociar el contrato.


Dice que el gasto de luz supone 45.000€ al mes. Es decir, que si a 10 de noviembre se debían a Iberdrola 248.487,76 € y a fecha 4 de enero eran 332.676,52€ (datos del Pleno de 17/1/2011) eso quiere decir que en noviembre de 2010 se debían unos 5 meses y medio, dos meses después, en enero de 2011 se debían más de siete meses, es decir, no se había pagado nada. Se desconoce lo que se debe actualmente. Pero esto no es nada, porque a las empresas amigas, "Colsur", "Instalaciones Eléctricas el Pincho SA" se les debe otro tanto, y a "Construcciones Perea y Muñoz SL", casi tres veces más, en total, unos 2 millones de euros.


Vemos que el Ayuntamiento tiene gastos y el Alcalde no sabe como recortarlos, y por no tocar nada, no se le ocurre mejor forma que en vez de despedir a la gente, porque eso queda mal y quita votos, esperar a que los trabajadores se jubilen y entonces no sustituirlos, lo cual evidentemente mermará los servicios de los ciudadanos. Pero al alcalde no se le ocurre quitar de su actual ubicación el local de la policía local, local alquilado para variar a los amigos, por el que se pagan unos 1500€ al mes. Al señor alcalde no se le ocurre ni le da la gana (no lo acepta) el ponerle un canon por cada metro cúbico de basura vertida en nuestro municipio a la empresa del señor Fenoll, porque también es amigo, tampoco le da la gana de aceptar poner un canon a las empresas de las canteras que extraen piedra de nuestro municipio, lo cual supone el 25% de las empresas de toda la región. Que ya es decir, y no vemos ni un euro. Aquí el Ayuntamiento está para pagar y tener contentos a los amigos para que luego nos parcheen una calle y listos. Y a saber lo que habrá por detrás.
Lo siguiente en saberse en que el centro de interés esta legislatura va a ser la cartera de Hacienda, porque está muy mal el tema económico (de hecho los concejales liberados serán cero, es decir, lo que ha habido siempre: ninguno), y que en la Comisión Informativa de cuentas va a haber 3 del PP, 2 del PSOE y la concejal de IUMA, así se ahorran dietas. Lo que no dice es que no se van a hacer más Comisiones informativas que las que estrictamente obliga la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local (Ley 7/85, artículo 20), que es una de Cuentas y otra de asuntos generales, lo cual ya ha ocurrido en otras legislaturas (99-03), pero entonces no fue para ahorrar dietas (que no habían, pues se iniciaron en 2004), sino sencillamente para hurtar la información a la oposición lo máximo posible. Así ahora se ahorran de crear Comisiones de Educación, Sanidad, Agricultura, Urbanismo, etc.. y de pagarle a los concejales las dietas correspondientes por asistir a dicha Comisión informativa. Como siempre, la Verdad a medias.
Así que si el alcalde estudia una subida fiscal para sanear las cuentas, eso quiere decir que han sido muy malos gestores del dinero público y han gastado mucho más de lo que había. En su día el alcalde hizo una subida desproporcionada de los sueldos a los funcionarios (pocos) y a los trabajadores, para así tenerlos contentos quién sabe con qué intenciones. Ya no nos acordamos de los años en que el 40% de los ciudadanos no pagaban los impuestos (según el concejal portavoz JA.Blasco esto no era así, porque sí que los pagaban el 60%). Tampoco nos acordamos cuando los amigos que les dábamos la concesión de bares en las piscinas o los centros culturales no los pagaban. No nos acordamos de cuando la gente se ponía una placa del vado que no servía para nada (salvo asustar) porque no se cobraba el recibo de la grúa sencillamente porque no había (ahora sí que hay desde 2010 y cientos de personas se han quitado la placa del vado para no pagar el recibo). Así que ¿de qué estamos hablando realmente?
Por todas estas razones el alcalde no puede alegar ignorancia ni puede echar la culpa a los demás, pues no en vano lleva él mismo 24 años ya rigiendo los destinos de Abanilla, por eso, cuando el señor Fernando Molina decidió pese a todo presentarse de nuevo a las elecciones de 2011, sabía lo que tenía que afrontar, porque sabía de dónde venía y lo que había hecho.

Sabía que en el año 2009 para intentar paliar una caótica situación financiera del Ayuntamiento, tuvo que pedir un préstamo de 2,8 millones de euros para pagar las muchas deudas que tenía. Un dinero que una vez recibido pasó al pasivo para tener que ser obviamente devuelto poco a poco.


Se lamenta el alcalde en la noticia de que no se da ni una sola licencia de obras y no se tienen ingresos por este concepto. No están tan lejos los tiempos en que el alcalde se dedicaba a firmar alegremente convenios urbanísticos con quien fuera, aunque fuera con cheques sin fondos, a sabiendas de que no había dinero en ellos, como el que firmó con su actual pedáneo de Barinas Evedasto Lifante. Cheques que enseguida fue a decirle que pusiera fondos para que se pudieran cobrar ese mismo día y no salir en los periódicos. Convenios por los que se recalificaron millones de metros cuadrados que hasta entonces no valían nada y se trasvasaron al Ayuntamiento unos seis millones de euros y que se gastaron alegremente. Convenios que se hicieron incluso antes de la realización del PGOU, por cierto, por el Ingeniero José Enrique Pérez González (mediante la falsificación de un certificado del Ayuntamiento de Murcia), el cual casualmente también se había hecho con unos convenios de 380.000 m2 por la zona de los Baños (multiplicó su valor por 40). De eso tan sólo hacen unos 5 años, y desde entonces el alcalde se lamenta que ni uno solo de los convenios ha prosperado (por culpa de Zapatero, por supuesto) y que si uno solo de los convenios se hubiera empezado no estaríamos en esta situación.

El dinero del Plan E. 
¿En qué se gastó todo el dinero que mandó el Gobierno de Zapatero?. Hay quien dice y opina que el Plan E y específicamente el "Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local" (FEESL) no sirvió para nada, pues sólo se gastó en levantar y poner aceras. Que esto habría sido más útil si se hubiera gastado en otro tipo de obras. Y es cierto. Pese a las propuestas que se realizaron en su momento desde el Grupo Socialista, el Alcalde y su grupo de concejales ya tenían más que visto en qué se iban a gastar ese dinero, así que cuando les fueron diciendo los del PSOE que pedían un Pleno Extraordinario para proponer otro tipo de obras tuvieron que hacerlo, sí, pero no sirvió de nada, porque Fernando no oye no ve y no escucha si no le interesa. En el primero que era para 2009 el Grupo Socialista propuso gastarlo en una escuela infantil, eliminar las barreras arquitectónicas, recuperación del casco histórico, y mejoras del río Chícamo, pero ya tenían ellos claro que  se lo iban a gastar en aceras y alumbrado. En el siguiente de 2010 se propuso crear una red wifi y sustituir las bombillas del pueblo por otras de bajo consumo, pero el PP prefirió gastárselo en más tuberías de alcantarillado, las gradas del Pabellón de Mahoya, y una pista de pádel.

Hay que decir que en el primero de 2009 (BOE 2/12/2008), teniendo en cuenta la población del pueblo, y dado que se asignaban 177 € por persona censada en cada localidad, el Gobierno de España asignó un total de 1.162.459 € al municipio de Abanilla (unos 193 millones y medio de pesetas). En el siguiente de 2010 (BOE 27/10/09), dado que había menos dinero, tan sólo se pudieron dar 718.049 €, (unos 119 millones y medio de pesetas) lo que vendrían a ser 108,11 € por persona.


El Informe del Secretario de 2010
Con fecha 25 marzo de 2010, el Secretario Interventor del Ayuntamiento de Abanilla, emitía un informe de cinco páginas, en el que evaluaba el grado de cumplimiento del Plan de Saneamiento que el propio Ayuntamiento había aprobado cuando se endeudó al amparo del Real Decreto-ley 5/2009 de 24 de abril, de medidas extraordinarias y urgentes para facilitar a las Entidades Locales el saneamiento de deudas pendientes de pago con empresas y autónomos.

Aunque las cifras estaban bien claras, para no detenernos, simplemente decir las totales, y es que en ese año 2009, mientras que se preveía ingresar 5.387.916,90€, sin embargo sólo se recogieron 3.642.028,68€, es decir, el 67,60%. Y mientras que pensaban gastar 5.376.840,52€, finalmente se gastaron 5.754.501,52€, es decir, el 107,02%, con lo que lejos de sanear las cuentas tal como se requería en el Plan inicial, finalmente se siguió haciendo lo de siempre: no recoger y gastar sin mesura más de lo que se tiene, lo que lejos de mejorar se empeoró y se provocó incrementar el déficit aún más en 2.112.472,84€, lo cual impidió poder seguir financiándose en el año 2010 mediante endeudamiento para realizar nuevas obras, pues estaba prohibido por ley.
En 2010 las cosas no fueron mucho mejores, pues según el Decreto de alcaldía 173/2011 de 31 de marzo, se reconocen unos derechos de 6.338.179,33€ (es decir, lo que le deben al Ayuntamiento) y se reconocen unas obligaciones de 7.039.957.,97€ (lo que debe el Ayuntamiento). Es decir, debe a otros 701.778,64€ más de lo que le deben. En cuanto a Acreedores y Deudores, hay 4.212.094,88 que aún estaban sin cobrar. Y sin embargo 6.816.261,40€ de acreedores del Ayuntamiento a los que no se les ha pagado. Es decir, a finales de 2010 se debían 2.604.166,52€ a los cuales había que restar 693.389,45€ por lo que el total de lo que se debería serían 1.980.777,07€.

Vistos estos datos, hay que tener en cuenta que el Presupuesto Municipal de Ingresos y Gastos era de 6.801.612€ y una vez acabado el año 2010, la deuda conjunta era el 47,21% del Presupuesto municipal. Ahí es nada.


En este sentido hay que mencionar que si a finales de 2009 la deuda viva del Ayuntamiento era de 3.793.000€, un año después a finales de 2010, era de 3.211.000€, por lo que la reducción de deuda tan sólo fue de 582.000€. A pesar de que se recorte, los excesos de presupuestar ingresos fantasmas hay que pagarlos, por eso el alcalde reconoce una deuda actualmente de unos 7 millones de euros.

Con todos estos datos en la mano, se puede resumir diciendo que si el Ayuntamiento fuera una empresa privada desde luego estaría prácticamente en estado de quiebra. Pese a todo, con los 3.178.000€ que se deben, ésto no impide al Alcalde pagar primero a los amigos como Fenoll  antes que a los demás pequeños proveedores que igual lo necesitan más.


Lo curioso de todo esto es que el Alcalde sabía antes de las elecciones que el Secretario le había dicho que tendría que subir los impuestos sí o sí. Sin embargo no dijo nada en la campaña. ¿Por qué?. Ahora vendrán los subidones y será cuando digan que es que llevan ya cuatro años sin subir la contribución (lo de siempre cada cuatro años, porque lo hacen nada más pasadas las elecciones y así nadie tiene mal recuerdo), pero no podemos quejarnos, porque esto es lo que el pueblo ha querido.

No hay comentarios: