domingo, 16 de octubre de 2011

Del 15M al 15O

Desde que Stephen Hessel publicara su libro "Indignez vous" (Indignaos) y miles de ciudadanos reflexionaran y despertaran para tener la osadía de salir a las calles a manifestar su disconformidad y su descontento principalmente con la banca y con los políticos, con la estructura de la sociedad y la actual forma de estar repartido el mundo. Lo que en un principio partidos de la derecha como el PP calificaron de gente "perroflauta" vemos cómo se ha convertido en un movimiento real que lo único que pide es que haya una verdadera democracia en el mundo. (Ver petición de voto de los ciudadanos desde su casa vía voto digital y ver respuesta del Congreso)
Sin embargo precisamente la estructura de este movimiento ha hecho que un personaje tan importante como el polaco Zigmunt Bauman, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2010, haya afirmado al respecto de este movimiento que "el 15-M es emocional y le falta pensamiento". En su opinión, "el origen del 15M está en la disociación de las escalas de la política y la economía". Es decir, que la ciudadanía ha visto cómo la economía mandaba más que la política, y que por tanto su único poder que era el decidir su voto, veían que no valía para nada, pues mandaba más el dinero. En consecuencia, esto ha provocado que los políticos aparezcan ante la opinión pública como "marionetas o como incompetentes, cuando no como corruptos". Dado que la economía es global y la política nacional, el 15M vendría a ser la oposición global al poder de la economía global.


Es cierto que hasta ahora esta necesidad de cambiar y mejorar las cosas la cubrían ya los partidos políticos, y quizá es por eso por lo que al mismo tiempo que surgen este tipo de movimientos, simultáneamente los políticos son considerados en las encuestas por la misma sociedad como parte del problema, y precisamente esto conlleva que muchos de los que están en este movimiento, pese a que el voto es un derecho y no una obligación, luego no van a las urnas a votar, y no porque no quieran participar, sino porque no creen en el sistema tal y como está organizado. Aqui en España dado que muchos de estos "indignados" son mayoritariamente de izquierdas, su movilización para esta causa conlleva en gran medida que se desmovilicen para votar en las urnas, lo cual paradojicamente conlleva que gane la derecha.


Este movimiento tiene sus cosas buenas, como todos aquellas ideas e intenciones que persiguen, pero también las tienen malas, como la falta de reflexión sobre las circunstancias y realidad en la que nos encontramos actualmente en el mundo, pues si una cosa es común a esta crisis, es que se está llevando por delante a todos los gobiernos de todos los países, sean del color político que sean, ya sean de izquierdas o de derechas, lo cual está llevando a que lleguen al poder de una forma que no sería normal de no existir esta crisis a los partidos que antes estaban en la oposición. Es decir, que se están dando cambios de gobiernos sin tener en cuenta las ideas, los programas, o la buena o mala gestión que se haya podido hacer o se vaya a hacer en caso de ganar. Es decir, cambiar por cambiar, sin más. Esto se está viendo aquí en España muy claramente con las encuestas dando por ganador indiscutible a Rajoy incluso sin haber dicho qué va a hacer y sin haber presentado ni hablado de su programa.


Estos movimientos ciudadanos que tuvieron lugar en un principio en países árabes como Egipto, Libia, Líbano o Marruecos y que consiguieron mediante su lucha la salida de sus dirigentes opresores o bien el cambio de algunas leyes injustas, se transformó en Madrid en la puerta del Sol en el llamado movimiento 15M que se mantuvo asentado en dicha plaza así como en otras muchas plazas céntricas de toda la geografía española. Ahora seis meses después España ha iluminado al mundo y ha servido de ejemplo para que se vea cómo se deben hacer las cosas. Movimientos posteriores como el de EEUU en la Bolsa pidiendo no han llegado a tener mucha repercusión, pero sí que han servido para movilizarse ahora el 15-O. Por eso esta convocatoria tuvo gran repercusión en todo el mundo, pero principalmente en las grandes ciudades como Tokio, Sidney, Auckland, Kuala Lumpur, Buenos Aires, Santiago de Chile, Los Ángeles, São Paulo. También en las grandes capitales europeas como Londres, Roma, en Alemania (Berlín, Francfort, Colonia, Múnich, Hamburgo, Hannover y Stuttgart), en Holanda (La Haya, Rotterdam y Utrecht), Bruselas, París, Lisboa, Atenas, Helsinki así como evidentemente Madrid y Barcelona.




Portada del ABC del Domingo 16/10/11
Es cierto que en Roma la cosa se desmadró y unos violentos lanzaron bombas de papel y quemaron contenedores de basura y algunos coches, lo cual provocó enfrentamientos y la carga de la policía durante cuatro horas. Desgraciadamente estos hechos vandálicos de unos pocos son los que luego sí son noticia y portada de los periódicos y no el que muchos, miles de personas más, se concentren pacíficamente para pedir cambios en el sistema. Por eso aunque este diario tiene un público bien concreto, resulta "vomitivo" ver cómo se intenta manipular al resto de la opinión pública desde periódicos como el ABC con imágenes tan impactantes como estas en que un joven lanza un extintor junto a un coche en llamas. 


Esto es lo que ve la prensa para luego informar objetivamente de la realidad de los hechos.


Otro tema interesante que hay que informar a la población es el de la infiltración que realizan los agentes de policía en este tipo de actos. Siempre las autoridades han intentado infiltrar a agentes entre las masas para estar más cerca de este tipo de movimientos y así estar más informados que si tuvieran que ir de uniforme, porque no les iban a dar ninguna información, aparte de que huirían antes. Pero otra cosa y muy diferente es ser ellos mismos los que provocan los incidentes y las broncas con sus mismos compañeros de la policía. Y esto es muy fuerte de decir y de verlo. Sin duda uno de los vídeos más impactantes (aunque no hay acción ninguna) es ver esto que pasó el pasado 15/6/11 en la manifestación que hubo en Barcelona.

Es por todo esto que da cierta vergüenza ajena ver cómo tras la realización de algo tan meritorio como unir a tantas miles de personas en un movimiento pacífico, se les da cierta importancia a  personajes con tanto afán de protagonismo como Aznar que tienen que hacer alguna tontería o meterse con alguien para crear polémica y salir en las noticias. Y por eso ya tiene que caer en el ridículo para ser noticia y que se le haga caso. Pero lo peor no es eso, sino que en sus palabras lo que hace es alentar y fomentar el discurso de la derecha más rancia de este país, pues cosas como estas son lo que piensan muchos en sus pensamientos más profundos.



Después de haber participado en la Convención del PP de Málaga en la que no se dijo ninguna idea práctica para sacar a España de la crisis más allá de endurecer la ya dura condena perpetua, el ex presidente del Gobierno de España y actual Presidente de FAES, José María Aznar se fue a Quito (Ecuador) donde le han nombrado Doctor Honoris Causa. Y fue allí donde opinó sobre las manifestaciones convocadas el 15-O a nivel mundial y en vez de decir algo normalito para salir del paso, dijo que este era "un movimiento de extrema izquierda marginal y antisistema" y que "su representatividad no es importante en la vida española".



Tú si que ya no eres importante en la vida española. Tú fomentaste la Ley del Suelo que fue el germen de todos los desahucios que están habiendo actualmente en España y podemos ver todos los días en los medios de comunicación. Y mientras tú duermes muy tranquilo, miles de familias pierden sus casas y sus bienes por no poder pagar la hipoteca, porque "quien no era rico era porque no quería". Porque tú los embarcaste en hipotecarse para vivir de lujo sin darles un empleo fijo, estable y de calidad, sino contratos temporales. Contratos basuras y mileuristas (o menos) sin cualificación técnica que se acababan al mes si no menos. Muchos de esos están ahí reclamando en las calles un poco de justicia y de coherencia en la vida pública. Y tú, sin siquiera pensarlo dos veces, los llamas marginales y extremistas de izquierdas como si les estuvieras haciendo una peineta cual acto reflejo del dedo.

Es posible que si Aznar sigue saliendo por ahí y sigue diciendo cosas como estas, igual la gente lo oye y le dan arcadas de pensar que alguien como él, alguien como Rajoy, pudiera llegar a presidir un país como España, y esto diera lugar a que Rubalcaba le recortara la friolera de los 15 puntos de distancia que dan las encuestas.

No hay comentarios: