jueves, 29 de noviembre de 2012

PSOE: Pedir perdón o no pedirlo. Esa es la cuestión

Tras unos meses con el gobierno del PP de Rajoy machacando con la idea de que todo esto era culpa de la herencia recibida, y de que se habían hecho muchas cosas mal, un grupo de militantes de base del PSOE, movidos según dicen por un artículo de Ignacio Sánchez Cuenca en el País, realizaron un vídeo en el que tras preguntarse ellos mismos el por qué tendrían que pedir perdón (a alguien, la ciudadanía se supone) por la gestión realizada durante la época de Zapatero, finalmente piden perdón si no por todo, al menos por un determinado número de razones.


Las reacciones al vídeo han sido diversas, desde elucubrar sobre su origen e intención, intentando involucrar en su realización a Carmen Chacón y a Tomás Gómez, hasta entrar al fondo del tema.

Tras varias conversaciones con militantes, creo que dentro del PSOE hay quien está en las alturas y piensa que no hay que pedir perdón por nada de la gestión realizada, ni por lo que se hizo bien ni por lo que se hizo mal, precisamente porque lo mucho bueno "cubre" lo poco malo que se hizo. Así como que además este vídeo no sólo viene en un mal momento, sino que encima sale para horadar la gestión de Rubalcaba. Esta anterior es sólo una opinión, sin embargo, por otra parte también hay quienes desde las bases, pueden reconocer que hubo al menos algunas pocas cosas que se hicieron mal (Reforma Constitucional express, vuelta a la permisividad de la concatenación de contratos basura, reforma laboral, claudicación ante las decisiones de Merkel, no meter mano a la Iglesia, no subir los impuestos a las grandes fortunas ni a las SICAV, indultos a banqueros, etc...) y que se podrían haber hecho mejor o de otra forma. Personalmente yo ya me negué públicamente en su día a defender las dos primeras (ver enlaces).

Dice el dicho que reconocer los errores es de sabios, y de orgullosos integristas la postura tancredista, porque parece que pedir perdón es reconocer deficiencias, mostrarse débil, y tal como está el patio de vergonzoso en el Congreso, el PSOE no está para encima aparecer ante la gente como "incapaces" o algo similar. Para argumentar esto, hay quien se apoya en que el PP nunca pide perdón y que les va bastante bien así.

Yo he de suponer que con el PP pasa lo de siempre, que piensan que en fin, que ya sabemos cómo son, que van a lo suyo y no tienen perdón de nadie ni de Dios siquiera. Pero el problema es que en el PP son como el pan Bimbo "semilla de oro", que lo aguantan todo, y piensan que hay que aguantar, resistir, y que ya pasará el chaparrón y vendrán tiempos mejores en que nadie recuerde lo malo, puesto que comprobado está que luego van y encima ganan, porque tienen el aura de que todo lo hacen bien y no se equivocan o algo similar, mientras que en PSOE siempre están unos y otros con guerras cainitas y eso da mala imagen frente a la ciudadanía. Sin embargo posiblemente eso no sea mérito del PP, sino demérito del PSOE de no demostrar o no saber contraponer también correctamente que si manzanas podridas hay en un sitio, también lo hay en el otro, e incluso más. 

Una vez conocido el vídeo, Emiliano García Page (Secr. Gen. PSOE Castilla-la Mancha) dijo que eso de pedir perdón estaba bien, pero que tendría más valor que esas disculpas las presentara "quien ha gobernado", los dirigentes responsables de ese momento, no los militantes.
Ahora sale José Antonio Rodríguez Salas, alcalde 2.0 de la localidad granadina de Jun, a pedir perdón por haber apoyado a Rubalcaba, según dice porque no está haciendo nada de lo que prometió. Pedir perdón no es ni bueno ni malo, lo hizo el Rey Juan Carlos y se puede coincidir en que se le vio más humano y cercano. Salvo la familia del pobre elefante, casi todo el mundo le perdonó.

Por ejemplo Rubalcaba también reconoció hace unas semanas que se habían cometido errores en el gobierno respecto al asunto de los desahucios, pero que el objetivo ahora era que nadie se quedara sin casa.

Esta corriente entiendo que para recuperar la confianza de la ciudadanía, confianza que cada vez va a menos por estar muy separados de sus problemas reales, no se puede decir que somos otros cuando está claro que no es así, que son los mismos que estaban pero recolocados, así que si se quiere renacer de las cenizas, lo que hay que tener es "credibilidad". Si realmente se quiere hacer creer y convencer a la ciudadanía que "no somos iguales", precisamente hay que hacer cosas para que se vea que "somos diferentes, que no somos lo mismo". Diciendo que es que en el PP no piden perdón no solucionamos nada, porque eso no es lo que asimila la gente, sino que "estos tampoco piden perdón". 

Sencillamente es difícil poder salir ahora proponiendo una serie de medidas (bastante buenas por cierto, mejor que la pantomima del PP apoyada tan sólo por UPyD) para evitar la desagradable situación de los desahucios, cuando durante 7 años en el gobierno no se hizo nada al respecto. Si realmente se quiere construir un nuevo PSOE, y de hecho la campaña de "Hacer PSOE 2015" va en ese sentido, hay que hacerlo de verdad, asumiendo el pasado, con lo bueno y también con lo malo.

Lo cierto y verdad es que la situación actual viendo las diversas encuestas es algo preocupante. Si se hace caso al barómetro del CIS del mes de julio de 2012, parece que la situación es buena estando incluso por encima del PP en intención de voto directo, luego en el estudio con encuesta de la revista Temas realizada por el GETS, la diferencia estaría entre el 2,1% y el 2,5%. Sin embargo otros medios indican todo lo contrario, y que debido a la gran crisis y al aumento del paro, la realidad es muy distinta, y el PSOE actualmente sólo obtendría el 20% de los votos, es decir, aún un 8,7% menos de los pocos que ya obtuvo en las Generales de 2011. Y esto sí que sería realmente calamitoso. Sea como quiera, esto sólo son encuestas y no sabremos cómo está la situación realmente hasta las Elecciones Europeas de 2014. Hasta entonces sólo se puede intentar mejorar, porque empeorar es complicado, pero no imposible. En el horizonte del otoño de 2013 está la varias veces pospuesta Conferencia Política, que o bien consigue salvar los muebles o hunde directamente al partido. Lo primero que viene a la mente es pensar que es demasiado tarde, y de hecho muchos militantes así lo estiman. El tiempo dará y quitará razones.

1 comentario:

Televisores LG dijo...

Excelente publicación, me encanto visitarte.