miércoles, 7 de agosto de 2013

El vertedero de los Fenoll sin Ángel Fenoll

En esta tercera entrega de las crónicas del vertedero, como en las anteriores realizadas en 2011 y 2012, se van a recoger las noticias aparecidas en la prensa entre los años 2012 y 2013, sin mucho más contenido que ese, para que sirva de resumen y para ayudar a los profanos a entender meridianamente bien todo el maremágnum de asuntos referentes o relativos al sucio asunto de la recogida y tratamiento de residuos urbanos en la Vega Baja.

La historia de Ángel Fenoll y su familia con la basura ya se han encargado los medios de difundirla a lo largo de estos años poco a poco: Un hombre humilde proveniente de una familia que desde hace años se dedicaba a la recogida de la basura, prosperó a base de hacer favores y algunos sobornos, y que con los años ha terminado en la creación de un imperio basuril en el que tiene a la mayoría de la familia trabajando y que con sus gestiones y posteriores investigaciones policiales ha generado un sumario de más de 40.000 folios por cuya causa han tenido que dimitir y pasar por los juzgados y la cárcel muchos políticos de la zona de la Vega Baja alicantina. Hechos como el presunto pago de material promocional para la campaña electoral de 2007 a favor de la candidata Mónica Lorente han llevado a la vecina Orihuela a ser conocida ya no sólo por ser la cuna del poeta Miguel Hernández, sino por ser cual "Sicilia valenciana", el epicentro de la llamada trama Brugal. No en vano hasta en la revista Interviú se rumoreó el hecho de que hubieran estado vertiendo camiones llegados desde Nápoles, informaciones puestas en duda por el Consejero de Presidencia Manuel Campos tras reunirse con el alcalde de Abanilla Fernando Molina, y negado posteriormente por el propio Ángel Fenoll, pues muy posiblemente estos datos no eran tan recientes como se publicaba y esto estaría prescrito.

LOS CIUDADANOS DE LA VEGA BAJA MOVILIZADOS CONTRA EL VERTEDERO
La plataforma muradeña de Vertivega, organizó en septiembre de 2012 una reunión en el centro social de la localidad, para convocar a los distintos distintos colectivos alicantinos y asociaciones que se movilizan por la actividad del vertedero. Las mayores quejas, como siempre, fueron debidas a los olores, la contaminación, los enterramientos ilegales, los vasos sobreexplotados por encima de lo permitido, etc. Tras la misma decidieron crear un nuevo colectivo llamado "Residuos Cero". Como objetivos estaría el pedir que se fiscalice el tratamiento de residuos en la provincia y el resto de la Comunidad, donde la gestión es nefasta, así como que se cumplan las tres R (reducir, reciclar y reutilizar). Tecnologías como la incineración o la gasificación permitirían obtener polvo de plástico e incluso energía, y crearían muchos nuevos puestos de trabajo.

Los movimientos sociales organizados en torno a las protestas contra el funcionamiento de este vertedero, tuvieron su eco posteriormente en la localidad de Albatera, donde también se planteó la posibilidad de realizar un macrovertedero similar al de Abanilla. En febrero de 2013, el portavoz de la plataforma "Albatera NO al Vertedero", José Antonio Juan Berna, afirmaba que "no se puede echar la basura como hacían los romanos, a un hoyo o a un vertedero" porque eso es una bomba de relojería que explota antes o después. Así, el 26 de mayo de 2013 hubo una macro manifestación donde participaron más de 4.000 vecinos de la zona de Cox, Granja de Rocamora y Albatera, pues todos allí tienen claro que no quieren ningún tipo de vertedero en sus municipios. En febrero de 2013 hubo una concentración de unas 1000 personas en la plaza del Ayuntamiento de Albatera para protestar contra la instalación en dicho municipio de un macrovertedero. Así, tras haber recogido un total de 1000 firmas, la plataforma "Albatera no al vertedero" se presentó en junio de 2013 en el Ayuntamiento de Albatera para pedir a su alcalde Federico Berná (PP) que alegara contra la adjudicación del Plan Zonal de Residuos. Dicho plan por cierto se pidió desde el PSPV al Consell que se aprobara de una vez tras seis años de esperas y presuntamente de estar ya hecho hace muchos años.

ORDEN DE CIERRE DE LA CONSEJERÍA
Como igual se recuerda, tras las denuncias de Ecologistas en Acción, se consiguió que la Consejería de Presidencia de Murcia emitiera una orden de cierre del vertedero desde octubre de 2011 para un total de 30 años, pues Proambiente había ocupado y destruido 44 hectáreas del paraje de la Solana en la sierra de Abanilla, perteneciente a la Red Natura 2000, y además se había descubierto un enterramiento ilegal de 117.900 toneladas de residuos sin tratar.

En su comparecencia en la Asamblea del 19 de septiembre de 2012, el Consejero Manuel Campos afirmó que la actividad en el vertedero era nula, pues ninguno de los vasos estaba abierto en ese momento, pues sólo podría en en número 3 y la ampliación está siendo sometida a la Evaluación de Impacto Ambiental, por lo que dicho vaso no puede ser explotado sin contar con dicha autorización. Dicha ampliación sería posible si se presentaran los papeles para la reapertura del vertedero antes del día 5 de octubre. Con dicho Estudio de Evaluación de riesgos se podría retomar la actividad y hacer reparaciones para evitar las filtraciones de lixiviados al exterior. Y todo eso pese a las quejas de las asociaciones ecologistas y la UE sobre el deficiente funcionamiento.

Sin embargo lo explicado por Campos no terminó de gustarle a la teniente de alcalde de Orihuela, la socialista Antonia Moreno, pues vio cómo no se descartaba la continuidad de la actividad de la empresa. Lo que más le sorprendió es que no se conozca en absoluto la forma de actuar de Fenoll, y que tan sólo se considere que se ha saltado unas cuantas normas y ya está, pero que está dispuesto a corregirlas. Por otra parte se lamentó de que ninguno de los grupos parlamentarios viera el lado humano del desastre ecológico, y tan sólo se limitaran a cuestiones administrativas y sanciones económicas al empresario.

Dado que el 17 de febrero de 2012 el Consejero Campos había rechazado el recurso de alzada de Proambiente contra el cierre decretado, una vez agotada la vía administrativa, en diciembre de 2012 Proambiente recurrió a la vía judicial para retomar la actividad del vertedero en el vaso número 3. En este sentido el Consejero recordó que las dos únicas posibilidades pasaban por la revocación del cierre cautelar dictado por el juzgado de Cieza, o bien con la obtención de la Autorización Ambiental Integrada una vez que se cumplieran las medidas exigidas por parte de la Dirección General de Medio Ambiente, hecho que dependería de lo que dijera el propio Campos en el plazo de un mes. Dicho recurso para poder reabrir el vaso 3 fue admitido a trámite en el TSJ. Según la empresa, la situación estaba siendo bastante insostenible, pues tras la caída de la actividad en los vertidos, se podría provocar la desaparición como empresa, pues aunque no se estaba realizando ningún ERE, sí se estaba dejando de renovar los contratos temporales y además se estaban produciendo retrasos de 10 a 15 días en los pagos de las nóminas, y se hacían con pagarés.

LOS FENOLL DESTITUYEN A ÁNGEL FENOLL COMO ADMINISTRADOR ÚNICO DE PROAMBIENTE
Fenoll imputa a sus hermanos toda la gestión de la planta de Proambiente
La gran noticia de estos últimos meses fue esta, que reunida la Junta de administración de la empresa Proambiente SL el 18 de diciembre de 2012 (son seis miembros de la misma familia Fenoll, además de Ángel, son sus cuatro hermanos y su cuñado), decidieron cesar a Ángel Fenoll de su cargo de administrador único con el objetivo de "acabar con las dictaduras" y dicho cargo recayó en su sobrino Antonio Joaquín Fenoll. Pero el propósito además de ese era también modificar los Estatutos para que la mercantil fuera gestionada por un Consejo de Administración en el que las decisiones de tomaran de forma consensuada. Dicho trámite tuvo lugar un mes después el 1 de febrero y Antonio Joaquín delegó sus poderes en dicha Junta General. Sin embargo Ángel no lo veía esto así, pues argumentó que desde 2007 delegó todas las funciones en su hermano Ramón Fenoll y no sólo eso sino que desde 2011 tiene la incapacidad para desarrollar su trabajo. Y si siguió formalmente con el cargo de administrador fue por "los acontecimientos que estaban aconteciendo con las administraciones, incluida la de justicia". Según su versión, el trabajo diario de la planta había sido responsabilidad de sus hermanos Francisco, José, Antonio, y su cuñado Juan Sarrías, quedando la gestión económica en manos de su hermano Ramón Fenoll.


Esta salida de Fenoll, fue bien vista por Ecologistas en Acción, en el sentido de que "les salía más barato echarlo que pagar las sanciones por los incumplimientos de la empresa bajo su gestión".

SE DESATA LA GUERRA ENTRE LOS FENOLL
La respuesta estratégica de Ángel Fenoll ante este ataque de sus familiares fue inmediata, y consistió en cambiar el nombre de la empresa COLSUR SL, que era la responsable de la recogida de basuras, y que pasó a llamarse SIREM SL (Sistema de Recogida de Residuos Medioambientales) en la cual era el dueño junto con sus hijos y cuyo objeto social por cierto además del de la "explotación de fincas agrícolas", era el de la "reparación de vehículos". Por otra parte, Proambiente notificó a 20 municipios (uno Fortuna en Murcia y el resto de Alicante. Abanilla se salva por contrato por estar ubicado el vertedero en este municipio) que les cerraba las puertas a sus basuras porque la empresa COLSUR que gestionaba el servicio de recogida, no les pagaba por verter allí.

A continuación, SIREM dirigió un escrito a la Dirección General de Medio Ambiente de Murcia instando a paralizar el proyecto de Proambiente de ampliación del vaso 3 (colmatado como los vasos 1, 2 y 4) cuyas tierras ocuparían unas 6 hectáreas, porque los terrenos son propiedad de SIREM, no de Proambiente. Y en cuanto a la carta enviada por Proambiente a los municipios, indicaba que no se les debía nada, porque el acuerdo era de "enterrar basura a cambio de suelo". Y no sólo eso, sino que además exigía que se les abriera un expediente por estar tratando más toneladas de residuos de las autorizadas en la planta de reciclaje. ¡Y eso lo decía la propia empresa de Fenoll que hasta entonces él había dirigido!.


EL NUEVO PROAMBIENTE SIN FENOLL COLABORA CON LA CONSEJERÍA DE PRESIDENCIA
Una vez que Ángel Fenoll ya no era el Administrador único de la mercantil, en abril de 2013 el Consejo de Administración que afirmaba querer hacer las cosas bien y dar muestras de buena voluntad, y para ello decidió colaborar con la Consejería de Presidencia, y para ello empezaron por detectar lixiviados y enterramientos ilegales hasta ahora desconocidos, así como a que personal de la empresa acompañó a los técnicos de Medio Ambiente para indicarles en qué zonas del vertedero en el paraje de la Solana, se habrían producido dichos vertidos.

ESTUDIO DE EVALUACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA SIERRA
Tras la orden de cierre por las denuncias, se le había dado de plazo hasta el 5 de octubre de 2012 para presentar el Estudio de Evaluación. Unos días antes de expirar el plazo, se supo que Fenoll pretendía restaurar el vaso número 4 (que tenía denuncias por haberse realizado de manera clandestina) con materiales de relleno de gran envergadura, sacados de las obras de la Autovía San Javier-Santomera y del AVE. La Consejería le respondió que esto era inviable pues la primera (la conocida como autovía del bancal, por terminar en un bancal) estaba parada por la crisis, y las del AVE iban con retraso. Y no sólo eso, un día antes, Ecologistas en Acción denunciaba que en la zona de la Solana había máquinas apisonadoras realizando un camino pavimentado con zahorra, de hasta 3.000 metros en zona LIC para que pudieran transitar los camiones. Una vez que lo supo el Consejero de Presidencia, Manuel Campos, afirmó que "se habían quedado perplejos y que ya habían informado al Fiscal Jefe, al Seprona, y a los agentes de Medio Ambiente para que visiten las instalaciones". Campos manifestó su malestar por la apertura de un camino sin solicitud ni comunicación previa a Medio Ambiente y en una zona que podría ser un LIC.

La salida de Ángel Fenoll de administrador único al principio no supuso grandes cambios respecto a las relaciones con las administraciones, pues la empresa debía de seguir teniendo que presentar el Plan de Restauración de la Sierra de Abanilla si es que querían que se desbloqueara y reanudara el trámite de la Autorización Ambiental Integrada para poder seguir vertiendo en el vaso 3, y eso sí, tan sólo para 7 años y 76 días de prórroga, es decir, fecha límite de cierre en 2020.

Sin embargo fue en abril de 2013 cuando la Dirección General de Medio Ambiente aprobó el Plan de Restauración de la planta y se le exigió a Proambiente un aval de 3,3 millones de euros para poder pagar las obras de recuperación del terreno dañado a realizar durante cinco años hasta 2018 y dejarlo "como los chorros del oro", y así ellos ya podrían seguir realizando vertidos hasta tener que cerrar. Este pago se aceptó en abril y se le daba un mes de plazo para hacer este ingreso en las cuentas de la Comunidad Valenciana.

Dichas obras de restauración de la sierra empezaron en abril de 2013, aunque aún sin entregar el aval del dinero, y en ellas se empezó por acotar el vaso número 4 que había sido abierto ilegalmente por la empresa. Dentro de las condiciones que puso la CARM, se supo que estaba el invertir 3,3 M€ en la mejora del vertedero:
- Realización de ensayos de vegetación sobre distintos sustratos.
- Creación de un área cortafuegos para evitar la propagación de un incendio.
- Restablecimiento del vaso 4.
- Diseño de un sistema de drenaje para conducir las aguas pluviales hacia las cuencas naturales y los lixiviados hasta una balsa para su posterior gestión.
- Restauración de los espacios estableciendo zonas de los hábitats existentes en el lugar, así como de aquellas especies que los conforman para poder ofrecer un "cortejo de especies en los trabajos de restauración que garanticen la recuperación de las especies y de los hábitats dañados.
- Ejecución de acciones contempladas en el plan de gestión del Lugar de Interés Comunitario (LIC) Yesos de Ulea sobre el monte Casa del Tío Roque.
- Adquisición de una finca de 40 hectáreas por valor de medio millón de euros para ser incluida dentro de la Red Natura 2000.

Dicho proyecto de restauración fue recurrido ante la Consejería de Presidencia por el Ayuntamiento de Abanilla mediante recurso de Alzada, a propuesta del PSOE de Abanilla, para que todas las medidas compensatorias se realizaran en el término municipal de Abanilla, por ejemplo en el LIC del río Chícamo, pues éste era el municipio donde se habían realizado los daños. Y esto lo hicieron ya que la mercantil Proambiente había acabado con todos los yesos que habían debajo de los vasos del vertedero, y en el proyecto habían previsto realizar la inversión el LIC de Yesos de Ulea, tal y como marca la Directiva Hábitats de la UE, porque según Ecologistas en Acción "es monte público y tiene yesos".

En medio de estos asuntos administrativos, la magistrada del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Cieza, encargada de la investigación de la presunta ocupación ilegal de un LIC en la sierra de Abanilla, emite un auto exigiendo el aval de 2 millones de euros como fianza por las obras de restauración, con el fin de asegurar las responsabilidades pecuniarias. Lo curioso es que tanto el aval exigido por la Comunidad como por este Juzgado correspondían al mismo dinero. Y si esto sorprende, más aún que tan sólo se dio de plazo un día y si no se daba este aval, se procedería al embargo de la empresa por valor de esos 2.074.000 €

Pese a haberse acordado en abril y haber un mes de plazo, el ingreso fue confirmado en la prensa el 16 de julio, tres meses después. Según Proambiente, los trabajos referentes al asunto de los lixiviados consistían en un embalse en la zona sur del vertedero (fuera del LIC), así como un total de 22 pozos de extracción en los vasos 1 y 2, los cuales se conectarían con dicho embalse.

Debido a esta aprobación del Plan de recuperación de la sierra por parte de la Consejería de Presidencia, ya la empresa podía solicitar al Juzgado de Instrucción nº 4 de Cieza la reapertura del vertedero. Así, la empresa Proambiente realizó esta petición para poder reabrir el vaso número 3 y continuar con su actividad. Sin embargo la noticia fue que Asociación de Ecologistas en Acción se sumó a las alegaciones que se habían realizado desde la Consejería de Presidencia para que se continuara con la suspensión y el sellado de las actividades en dichas instalaciones, pues no es cierto que dicha actividad no interfiera con el PGOU de Abanilla, pues éste está suspendido en dicha zona ya que se debe modificar la calificación realizada y en todo caso debe prevalecer el carácter de Zona LIC. Modificación que está pendiente desde 2006 y que aún no se ha hecho. Por otra parte desde Ecologistas añadieron que la autorización inicial era para verter en 17.603 m2 y sin embargo se estaba haciendo en una zona aproximadamente de 39.000 m2.

Según el Consejero de Presidencia Manuel Campos, "el proceso judicial está por encima del proceso administrativo". Así pues, el cierre, que si se recuerda, había ocurrido porque además de lo anterior se pilló in fraganti a 25 camiones vertiendo 400 toneladas de forma ilegal, quedaría en el aire. El Consejero añadió que no obstante el cese y clausura del vertedero se producirá en el año 2020, por lo que el vertido en dicho vaso 3, el único legalizado en la actualidad, sólo sería para siete años.

Y esto es así, porque el procedimiento por el cual se quería legalizar el vaso número 5, y por el que se realizó desde Proambiente un procedimiento de Autorización Ambiental Integrada, se le comunicó desde la Consejería el día 13 de mayo que había caducado. Vaso en el cual la empresa ya había realizado movimientos de tierras gracias a una licencia de obra menor que le había concedido el Ayuntamiento de Abanilla, los cuales por cierto luego fueron desautorizados desde la Consejería de Presidencia. Por cierto, las licencias de obra menor se dan si el montante es menor de 30.000 €, lo cual teniendo en cuenta la envergadura de dicha obra, esto es bastante cuestionable.
¿DÓNDE VAN A PARAR LAS BASURAS DE LA VEGA BAJA?
Debido al cierre del vertedero, ya no se podían llevar allí las basuras para verter en los vasos, sino simplemente para la planta de reciclaje, y lo que allí se desechaba se tenía que llevar a otros vertederos posteriormente, teniendo que ser pagado dicho transporte por la empresa de recogida de basuras.

Así, el Ayuntamiento de Orihuela denunció en febrero de 2013 que no sabía dónde tenían que ir sus basuras, ya que al estar clausurado el vertedero de Abanilla, según les habían dicho de forma oral, debían ser llevadas al de Crevillente, pero sin existir contrato formal por medio, por lo que el interventor municipal no las tenía todas consigo para autorizar las facturas.

En junio de 2013 el director general de Calidad Ambiental de la Generalitat Valenciana, Vicente Tejedo, reconocía que no sabía dónde fueron a parar el 71% de las 247.000 toneladas que se generaron en la Vega Baja en 2012. Es decir, una cantidad nada despreciable de 176.000 toneladas de residuos urbanos no se saben dónde fueron a parar, pues a los vertederos controlados por la Comunidad no fueron. ¿Dónde se tiró esta basura?. Según la Dirección General de Medio Ambiente de la Comunidad de Murcia, que se sepa, tampoco van a parar allí. Tampoco a la planta de Proambiente, pues allí oficialmente sólo van a parar las de municipios de Murcia para ser valorizados, y los que se rechazan, se llevan al vertedero autorizado de Fuente Álamo.

ECOLOGISTAS EN ACCIÓN DENUNCIA A FERNANDO MOLINA, ALCALDE DE ABANILLA
En febrero de 2013, el colectivo de Ecologistas en Acción, interpuso una denuncia por posible prevaricación contra el alcalde de Abanilla, el popular Fernando Molina. Según ellos "había mantenido una conducta tanto activa como de omisión para permitir y posibilitar que la mercantil desempeñara su actividad de gestión de residuos de una forma totalmente irregular ocasionando graves daños al medio ambiente, constitutivos de delito." Entre las acusaciones estaría el que la Corporación no había practicado ninguna diligencia, ni abierto ningún expediente sancionador. Por otra parte, también decían que se habían emitido cédulas urbanísticas contra planeamiento, como la licencia de obra menor del 21 de diciembre de 2010 para movimiento de tierras y dar cobertura a vasos de vertido.

Tras dicha denuncia, el titular del Juzgado número 1, Andrés Montalbán llamó a declarar como imputado al alcalde a los juzgados de Cieza el viernes de dolores para preguntarle sobre su gestión respecto de la actividad en el vertedero, tal y como habían denunciado los ecologistas. En cerca de dos horas, el alcalde alegó que no tramitó la denuncia que Ecologistas en Acción realizó en 2010 por la roturación, desmonte, eliminación de cubierta vegetal y especies protegidas (...) en 37 hectáreas del LIC de la Sierra de Abanilla, porque las competencias dependían única y exclusivamente de la Dirección General de Medio Ambiente, por lo que el Ayuntamiento no tiene competencia alguna en dar licencias. Respecto de las labores de control del Consistorio sobre la planta de reciclaje tras dictarse el cierre cautelar de la misma por estar vertiendo 400 toneladas sin tratar en una zanja, el alcalde Fernando Molina volvió a repetir que todas las competencias en el tema de la planta de residuos dependían de la Comunidad Autónoma y si había que poner o no sanciones, era compentencia de ésta, no del Ayuntamiento. Tras incidir por segunda vez en lo mismo, el juez le cuestionó entonces si estaba queriendo decir que si después de que ellos hubieran dado la autorización, dichas irregularidades de no control, no seguimiento, y no investigación eran responsabilidad del consejero de Presidencia Manuel Campos y su organigrama. Ante la respuesta de que así era, el juez le espetó que cómo era posible que sí tuviera competencias para levantar actas de infracciones urbanísticas por edificaciones ilegales y no las tuvieran para sancionar por movimientos de tierras en zonas LIC o ZEPA por vertido de residuos.
El alcalde declara al juez que la responsabilidad del vertedero es de la Comunidad Autónoma

MARCHAS EN BUSCA DE LOS LIXIVIADOS
Uno de los miembros de la plataforma salta un charco de residuos. | M.Lorenzo
El 29 de diciembre de 2012 se realizó la "II Ruta de la basura", una nueva excursión organizada por ASOJOVEN para que quien fuera viera con sus propios ojos "fuentes de contaminación" impresionantes. A la misma acudieron unas 150 personas y vieron focos de lixiviados que muy probablemente procedían de los vasos del vertedero, situados a tan sólo 250 metros. Según el presidente de Vertivega, Vicente Pérez Basanta, estos focos de contaminación ya son como un grifo abierto que ha llevado a la formación de un riachuelo el cual han intentado tapar con esparto, y la cantidad de armonio es tres veces superior a los valores normales. A su juicio, "esta fuente va a afectar a toda la comarca, porque los lixiviados están enterrados en el subsuelo". En su opinión, estos líquidos podrían proceder de los vasos 2 y 3 que no están bien impermeabilizados, y cuando llueve arrastran el líquido y lo distribuyen por los alrededores. La solución sería sacar toda la basura de dichos vasos para que no se siga filtrando. Según el secretario de Vertivega, Demetro Poveda, esta fuente la descubrieron por casualidad en una excursión a finales del verano.

FOTO: Vertivega
Fue para el 27 de julio de 2013 cuando se organizó una nueva marcha para ver y conocer "in situ" un nuevo río de lixiviados. A la cita acudieron unas 200 personas de las localidades cercanas (ver fotos). En esta ocasión había sido una mujer, agricultora vecina de la zona, quien haciendo unas zanjas en su terreno para sanear sus olivos, descubrió todo un río de lixiviados junto a sus árboles, que subieron un metro de altura en unos pocos días. Según se llegó a comentar, aunque no se ha publicado, la empresa llegó a hacer tratos posteriormente con los propietarios para la adquisición de dicha finca. Como viene siendo habitual, desde Vertivega se puso en conocimiento de la Conselleria de Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana y del Ayuntamiento de Orihuela la existencia de este nuevo hallazgo para que tomaran las medidas oportunas, por estar en dicho territorio, aunque son conscientes de que el problema no está ahí sino en la administración regional de Murcia, que es quien sigue dando los permisos y autorizaciones.
Según el ingeniero colaborador con la asociación, Artemio Cuenca, los lixiviados avanzan entre 1 y 3 metros al día, pudiendo estar ya cerca del Trasvase e irán a parar a Los Rocamora, donde entrarán en contacto con los acuíferos de la zona.

SEGUIMOS SIN SABER DÓNDE SE UBICA EL VERTEDERO
Si se recuerda, uno de los problemas con que se tenía que lidiar, y que beneficiaba enormemente la obstaculización de los procesos administrativos, era que no se sabía con certeza en qué municipio estaba ubicado exactamente el terreno ocupado por el vertedero. Si bien tras varios años se determinó que lo que era la puerta principal del complejo estaba en terreno de Abanilla, el resto de lo que eran los vasos de vertido estaban en terreno perteneciente a Orihuela. Sin embargo no se termina de saber exactamente por dónde pasaría la hipotética línea de separación. Y es por eso que el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Orihuela, Antonio Zapata, mostró su decepción con los representantes medioambientales de una y otra comunidad pues aún ni siquiera se habían puesto de acuerdo en buscar una fecha para reunirse y aclarar este asunto cartográfico.

RELACIONES CON EL AYUNTAMIENTO DE ORIHUELA: DENUNCIAS POR INSTALACIONES ILEGALES Y ALMACENAJE DE DESECHOS INFLAMABLES.
El 1 de agosto, el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Orihuela, Antonio Zapata, informaba que se iba a abrir un nuevo expediente sancionador a la mercantil Proambiente por estar realizando una actividad para la que al menos ellos no tenían constancia de que se hubieran pedido permisos, como lo es la instalación de unas tuberías para la extracción de gas metano y con éste, posteriormente energía eléctrica.

Este expediente se une así a los otros siete que ya se realizaron anteriormente por infracciones como tener instalaciones sin licencia ambiental en territorio de La Murada, los cuales fueron recurridos por la empresa pero cuyos recursos fueron resueltos negativamente por el Ayuntamiento el 18 de julio, ya que Proambiente no ha realizado ningún trámite de regularización de las mismas.

Nada más comenzar el 2013, desde la Ejecutiva de Los Verdes que es quien gobierna en Orihuela, se puso en conocimiento que iban a apostar por una solución para que los residuos de la localidad no acabaran en la planta de reciclaje de Proambiente, y no sólo eso, sino que además se iba a luchar junto con plataformas y vecinos para que no llegara a dicho vertedero ni una sola partícula más de basura, para que se restituyan los terrenos afectados y se devuelva el esplendor que tuvo La Murada.

En agosto de 2013 nos enteramos que no sólo se realizaban actividades sin tener licencia, sino que también se acumulaban desechos de un producto llamado "blending" que debido a la crisis no le han podido dar salida. Un producto altamente inflamable con que sólo le saltara una pequeña chispa.

LO QUE SE HACE DESDE ABANILLA
Además de recurrir el proyecto de recuperación de la sierra porque incluía la restauración del LIC de los yesos de Ulea y pretendían que todos los gastos se hicieran en territorio de Abanilla; unos días después, en el pleno de mayo de 2012, desde el grupo socialista, la portavoz Mª José Atienza pidió que desde el Ayuntamiento se evaluaran las consecuencias que podría estar teniendo la actividad del vertedero y los vertidos incontrolados de la mercantil Proambiente sobre la salud de los ciudadanos. En diciembre de 2012, seis meses más tarde (tampoco es que hubiera mucha prisa), el alcalde Fernando Molina remitió a la Dirección General de Salud para que analizaran el aire, el agua, el suelo y sus posibles afecciones sobre la salud de los vecinos.

Una vez que desde la Dirección General de Medio Ambiente se había aprobado el Plan de Restauración de la sierra, tanto desde IUMA como desde el PSOE se criticó el daño causado a la sierra por la empresa Proambiente. En concreto la edil de IUMA, Mª Dolores Saurín dijo que la Consejería había hecho lo que tenía que hacer, restaurar la naturaleza rota, pero que no se podía obviar la responsabilidad que tenía el alcalde Fernando Molina en este asunto por haber dado lugar a estas salvajadas medioambientales. Por otra parte la portavoz del grupo socialista, Mª José Atienza, dijo que se mantenía firme en su postura del cierre definitivo del vertedero y que toda sanción que se le pusiera, era poca, pues el daño ya estaba hecho.

En el boletín informativo del PSOE de agosto de 2013, se venía a repetir esto mismo que ya se había dicho recordando que "el asunto es de una gravedad extrema, porque se está jugando no ya sólo con el futuro de un pueblo y una comarca, sino con la salud de todos los vecinos". Según dicho boletín, según un informe de la jefa de servicio de inspección medioambiental de la Generalitat valenciana fechado el 23 de julio de 2013, en los análisis de los lixiviados "se detecta la presencia de sustancias peligrosas tales como Níquel, plomo, Arsénico, cobre, cromo, Selenio y Zinc, así como... sólidos en suspensión, Armonio y Nitratos", por lo que "se está produciendo una actividad gravemente contaminante".
Perelló, durante su visita.

DENUNCIA EN LA UNIÓN EUROPEA
Si se recuerda, tras la visita del eurodiputado Andrés Perelló a la zona afectada el día 24 de mayo de 2012, anunció que denunciaría la gestión de los residuos del vertedero en el Congreso y en la UE. Gracias a dichas gestiones, la Comisión Europea decidió proceder a evaluar las denuncias contra el vertedero por los asuntos de enterramientos ilegales así como los olores que se padecen en la zona. En estos momentos los servicios de la Comisión estaban evaluando las respuestas emitidas por las autoridades españolas en el marco de esta investigación.

No hay comentarios: