sábado, 7 de diciembre de 2013

La Región de Murcia a la cola del Informe PISA

Hace unos días se publicó el informe PISA (Program of International Student Assesment - Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes) que evalúa la educación de los países de la OCDE. Aunque los datos se han publicado ahora, esta evaluación se realizó durante el pasado año 2012 a un total de 1.375 alumnos 4º de la ESO de 52 centros de la Región de Murcia. Y de los resultados se desprende que dentro del nivel de España, seguimos por debajo del nivel de la OCDE. Sin embargo en lo que se refiere a nivel de Comunidades Autónomas, en algunas está por encima de dicha media, y en otras por debajo.

Y de de entre estas Comunidades, resulta que la de la Región de Murcia es en donde peores resultados se han obtenido, pues si ya en el anterior informe salíamos mal parados, en este difícilmente se puede estar peor, pues se ha bajado 12 puntos en matemáticas, 18 en lectura y 5 en ciencias. 

Visto esto cabría pensar que a alguien hay que echar la culpa, a los alumnos, los profesores, o a las leyes que no paran de cambiar, o a lo extraño de la propia prueba en sí, en la que por ejemplo 8 de cada 10 alumnos tuvieron ansiedad por las matemáticas. Pero las razones a nivel entre países pueden ser muchas, pero desde luego no a nivel entre comunidades, y no cabe echarle la culpa a la LOGSE o la LOE, pues tanto los mejores datos como los peores se han realizado todos con la misma ley educativa que el resto del país y en nuestro caso con las competencias transferidas desde hace 13 años.

No sólo la Región de Murcia está a la cola en matemáticas, comprensión lectora y ciencias con respecto a otras regiones españolas; sino que además, la brecha se agranda.


Una vez conocidos, el nuevo Consejero de Educación, Pedro Antonio Sánchez, reconoció que los datos no son buenos, pero a pesar de ello quiso dejar claro que estos controles se hicieron el año pasado antes de los recortes.
Por esta razón y dado el bochorno general generado, la solución inicial propuesta fue que en unas semanas la Consejería iba a publicar los datos de los informes de evaluación de los alumnos, (prueba que hasta ahora se ha venido haciendo como una mera toma de control a nivel regional en 4º de Primaria y 2º de la ESO, pero sin efecto evaluador para el alumno) la cual al menos hasta ahora para el profesorado han venido siendo datos internos de cada centro y además puramente estadísticos, cuyos datos particulares -eso sí- se envían a las familias de forma privada para que sepan los resultados de sus hijos. Por esta razón, una vez se publicasen dichos datos pormenorizados de evaluación de cada centro, cualquiera con un poco de tiempo podría hacer un estudio y sacar el ranking de los centros educativos donde mejor y peor nivel hay.

Sin embargo las medidas van más allá, pues se pretende realizar toda una "auditoría" o "plan de mejora" a los centros educativos, no sólo de los resultados de los estudiantes, si aprueban o suspenden y en qué cantidad, para comparar los resultados entre los propios compañeros del centro y de otros centros, sino también auditar a los equipos directivos y a los profesores, para ver si realmente realizan correctamente su función y si se están reciclando, es decir, realizando cursos de formación con vistas a cumplir las horas que requieren los sexenios.
Y por eso, aunque esto no está prohibido de forma expresa, sí que hay bastante controversia sobre el asunto, pues si estamos hablando de centros y funcionarios públicos, donde se supone que se realiza una labor docente más o menos similar, para dar un mismo servicio público a los ciudadanos, hacer públicos de esta manera unos datos comparativos entre centros, sería abrir la puerta precisamente a lo que pretende la LOMCE, que no es sino una competividad y una carrera por conseguir los mejores resultados de entre los demás centros, algo bastante desacorde e impropio con lo que hasta ahora venía siendo la escuela pública, que debería de estar para dar un servicio público para todos porque sí y porque se cree en ello. 
Por eso creo que hacer esto sería algo bastante peligroso, porque hipotéticamente, nadie que estime en algo la educación de sus hijos querría llevar a los suyos a un centro a sabiendas de que allí por ejemplo se tienen peores resultados. ¿no?. Si se está en disposición de poder elegir, ¿quién va a querer llevar a su hijo a un centro donde un alto porcentaje de alumnos suspenden?. Posiblemente nadie. Pero a nadie le importarán las razones, sólo los números. Y por eso, porque no se ven las razones así como la idiosincrasia y casuística de cada centro educativo, es por lo que esos datos, aun siendo muy reales y estadísticos, no son reales, pues no se tiene en cuenta el marco social en el que está enclavado cada uno, ni el tipo de población al que da servicio. Por eso habría que indicar estas características sobre el nivel socio-económico de la zona. Pues si se tienen mejores o peores notas, por algo será ¿no?. ¿O alguien se puede creer que los resultados son porque los profesores son muy malos con los alumnos? ¿O porque los alumnos son muy malos estudiantes y por eso no aprueban? ¿O porque hay mucha inmigración o excesivo alumnado con problemas psíquicos y ello dificulta y ralentiza el proceso de aprendizaje de los alumnos castellano-parlantes?.

El tema en cuestión es que habría que mirar con lupa cuáles son las razones por las que unos centros tienen mejores resultados y cuáles por las que otros tienen peores. Y a mi entender, la razón es evidentemente económica. Parece claro que a más nivel socio-económico en las familias, probablemente mejores resultados tengan los hijos, pues los padres pueden ayudar a los hijos y además tendrán muchos libros, acceso a Internet para acceder fácilmente a buscar información, e incluso puede que profesores privados. Y al revés, en una familia donde el mayor problema es ver qué se echan a la boca ese día, hay pocas posibilidades de que los padres puedan ayudar a estudiar o hacer las actividades, y mucho menos que se le compre ni siquiera un libro a los hijos. 

En este sentido, la profesora de secundaria Mª Luz Martínez entre otras muchas cosas venía también a decir en su artículo del diario Público que en los datos de España, los alumnos de 15 años cuyos padres tienen un nivel educativo bajo es el doble que el resto de la OCDE, por lo que es obvio que "el nivel educativo de los padres incide significativamente en el rendimiento del alumnado". "Los resultados de PISA son mejores en el alumnado cuyos padres ocupan puestos de trabajo cualificados. La diferencia de rendimiento llega a ser de hasta 80 puntos sobre el alumnado cuyos padres tienen trabajos de baja cualificación. De hecho "los alumnos no repetidores alcanzan unos resultados muy buenos, superiores al promedio de la OCDE y la UE, incluso mejores que Corea y Japón". Sin embargo, los alumnos repetidores, que representan el 34% de la encuesta, obtienen los peores resultados con los niveles más bajos de las tres materias evaluadas".
En esta gráfica de El País, se ve claramente lo que digo, hay una clara relación entre la media de los resultados obtenidos y la renta per cápita de las familias. A menos capacidad económica, peores resultados académicos. Y al contrario, cuanto más poder adquisitivo los resultados son mejores. Y esto es así salvo en este caso para Asturias y Castilla y León, que teniendo menos dinero tienen mejores notas. Los demás alumnos del resto de CCAA se encuentran dentro de esa franja. (Nota: Canarias, la Comunidad Valenciana y Castilla La Mancha no participaron en el estudio al ser de carácter voluntario).
Teniendo esto en cuenta, que sí es más objetivo que pensar que los problemas vienen de las leyes y de la labor de los profesionales de la educación, es por lo que digo que es peligroso publicar este tipo de datos por parte de la Consejería de Educación, porque las circunstancias de los alumnos van por barrios, y nunca podrán ser mejores los resultados de un colegio de una pedanía o de las afueras donde hay muchísima inmigración, que un colegio del centro de Murcia donde los padres son todos diplomados y licenciados. El tiempo dará y quitará razones.

No hay comentarios: