miércoles, 9 de julio de 2014

La coherencia de Pérez Tapias vs incoherencias de Sánchez y Madina

Ahora que ya quedan muy pocos días para que llegue el momento de elegir al nuevo Secretario General, es cuando los militantes del PSOE, PSC y sus Juventudes, tienen que tener muy claro qué es lo que quieren que sea este partido y por tanto, qué es lo que van a votar.

Como ya avancé en mi muy visitado anterior artículo en el que realicé un estudio comparativo de lo que ofrecían los tres candidatos a la Secretaría General del PSOE, en este Congreso el partido se enfrenta a tener la posibilidad real de seguir como hasta ahora se ha estado, es decir, intentar cambiar algo pero seguir desangrándose vía pérdida de militantes y simpatizantes, o bien dar un giro de verdad a la izquierda. La situación es comprometida y más ahora no con una sino con dos fuerzas de izquierda comiendo el espacio por la izquierda como lo son IU y Podemos. Se puede decir como dicen Pedro Sánchez y Eduardo Madina que el PSOE tiene su propio espacio y se puede decir también que se debe recuperar siendo creíbles y reconocibles, como dice José Antonio Pérez Tapias. En consecuencia, visto lo visto, ése espacio se puede perder como en la práctica se ha perdido y por lo que veo se piensa seguir dejando perder para siempre. Por tanto es falso que el PSOE tenga su propio espacio, porque le han quitado el que tenía y se ha movido al centro, hacia la derecha. Dice Pedro Sánchez que en la vida siempre se ha sentido miembro de un grupo y que comprende la política en forma de juego en equipo, por lo que piensa que en el partido no sobra nadie. Esto está muy bien decirlo, pero lo que a mí sí me consta es que no paro de ver a amigos y compañeros que se dan de baja de la militancia, no sólo por las cuotas, sino porque no se sienten representados por los líderes que representan al partido y lo que están diciendo y luego haciendo. Y ejemplos hay muchos. Esos militantes se han pasado muchos años intentando hacer cambiar el partido desde la base, hasta que les llega el momento en que el árbol crece tan torcido (en este caso centrado) que es imposible volver a torcerlo. Y en ese momento se llega a la conclusión de decir basta y dejar que siga el chorreo y que el PSOE llegue a ser un partido residual en las elecciones.

Y digo todo eso porque una cosa es prometer que se es de izquierdas y otra muy distinta serlo y demostrarlo. Mucha de la militancia de base es de izquierdas, pero por alguna extraña razón, conforme van ascendiendo en el escalafón, ejecutivas y estructuras del partido, se van domando y centrando en sus postulados, si no neoliberalizándose. Y ésto como decía en dicho otro artículo, viene ocurriendo desde 1979, año en que Felipe González asumió el mando y desterró la línea marxista del partido para abrazar la difuminación de las ideas que ofrece el centrismo y neoliberalismo. Desde entonces en el PSOE han cohabitado estas dos corrientes, no estando muy claras las ideas de unos y otros en este sentido. Y esto es así porque se viene manteniendo el discurso del mantenimiento del Estado del Bienestar mientras que las posturas económicas que se realizan son de tipo neoliberal, más cercanas a la derecha del PP que a la izquierda de verdad. Esto es lo que lleva a la confusión de las ideas de los militantes y al desengaño de los votantes. Al principio funcionó esta mezcla de conceptos pero con el tiempo ha ido caducando, reflotando sólo en caso de que ilusione un mensaje y una cara nueva como lo fue la de José Luis Rodríguez Zapatero. En ese caso, la militancia votó ilusionada con alguien nuevo y diferente. Y así lo fue en el primer mandato, donde se avanzó sobremanera en avances y derechos sociales, más que en todos los últimos años y que incluso en el resto de Europa. Pero los problemas de la crisis heredada del ladrillo del PP así como la crisis de los bancos de EEUU, por lo que tuvo que plegarse a los recortes de la Troika.

Actualmente hay militantes que opinan que le dan igual las ideas, que les da igual el candidato de los tres que sea, y que lo que quieren es que gane el que le ofrezca que vaya a ganar el PP. Y que luego ya veremos a ver lo que hacemos. Personalmente esto no me parece ni correcto ni muy serio. Quien ha querido, ya ha tenido tiempo de conocer las ideas y los nombres de los candidatos que han pasado el trámite de los avales. Creo que los militantes deberían ser algo más serios y maduros como para teniendo esto en cuenta, conocer realmente el mensaje de cada uno de ellos y sobre todo en qué se diferencian. Luego se podrá ganar o se podrá perder, pero yo preferiría seguir adelante sabiendo exactamente qué es lo que está defendiendo un partido en cada tema. Saber reconocer a un partido por sus ideas y no por algo difuso que no se entiende bien qué dice ni luego qué hace.


Por eso mismo ahora voy a ver si ahora puedo explicar un poco algunos de los detalles o incoherencias que a lo largo de estos días estoy observando en dichas campañas. Hago esto, como siempre, por ver si así puedo aclararme yo mismo y ayudar también a quienes aún no tengan decidido su voto. Para los que digan que yo aquí insulto, como ya he leído por aquí, decir que no es así, que todo lo que digo está explicado y argumentado con enlaces a las páginas con las noticias donde así se dice y cuenta.

En la mayoría de los asuntos, las propuestas de los tres candidatos son similares, algo bastante lógico por otra parte, por eso no voy a entrar en esos temas, porque para eso daría lo mismo uno que otro. Voy a intentar entrar en los puntos en los que se distinguen, porque así podremos acertar mejor unos y otros. En mi opinión, Eduardo Madina me parece que es más serio que Pedro Sánchez, y que sus ideas y propuestas son más acertadas. Sin embargo creo que ninguno de los dos terminan de tener el suficiente aplomo como para creerse de verdad que ha llegado el momento de dar un giro a la izquierda en el partido y recuperar los años que se han perdido en el infructuoso "viaje al centro". En ese sentido, tan sólo José Antonio Pérez Tapias me merece dicha credibilidad como para poder hacer y conseguir dicho objetivo.

1 MILITANTE UN VOTO

El candidato Eduardo Madina dice que ha sido gracias a él que en este Congreso van a poder votar todos los militantes, pues esa fue la condición que puso para presentarse como candidato. Por eso hace bandera del lema "1 militante, un voto". Siendo esto cierto, y siendo verdad que esto oficialmente no era legal en los Estatutos, se llegó al acuerdo en la CEF de hacer una votación previa entre la militancia el día 13 de julio y que el resultado que saliera, se ratificara posteriormente en el Congreso por los delegados del mismo, pues eso sí era lo legal, que lo aprobaran los delegados. Un atajo al Estatuto, digamos. Sin embargo hay que aclarar que este lema del "1 militante, un voto" ya lo llevaba la corriente Izquierda Socialista en el fallido 38 Congreso del PSOE realizado en Sevilla. Y digo fallido porque para el tiempo que ha durado y para lo que ha servido... Pero en aquel momento cuando se tenía que votar este punto, más de la mitad del Plenario no estaba presente porque se habían ido a la calle o al bar a celebrar que había ganado Alfredo Pérez Rubalcaba.

Ya sabemos que los delegados que tienen tantos intereses por ir a los Congresos no es por votar las enmiendas a las ponencias, porque eso luego, no se lo lee casi nadie. A lo que van a es a votar a las personas, al Secretario General y a los demás puestos orgánicos. Algo que si bien es algo importante, también conlleva el "sufrir" presiones de los otros "bandos" para que se cambie el voto. Por otra parte y volviendo a lo anterior, ¿de qué sirve tener delegados al Congreso si cuando tienen que votar estos asuntos, se van al bar?. Prácticamente de muy poco, porque luego además no siempre votan lo que les dicen en su federación, es decir, que no llevan el voto delegado, y por tanto podían decidir en el último momento a quién votar.

Eso ahora ya no va a ser así exactamente. En este Congreso Extraordinario, bien porque lo pedía Izquierda Socialista y caló en la militancia, o porque lo hubiera pedido Eduardo Madina, lo cierto es que serán los 197.468 militantes del PSOE, del PSC así como las dos organizaciones juveniles de los dos, los que con su individual voto, puedan decidir realmente quién será el próximo Secretario General del PSOE. Así, al dejar esta decisión a la preferencia de toda la militancia, se ahorran esas presiones.

Es decir, se acabaron las reuniones de delegaciones para convencer a unos y otros de que voten a este o a este otro. Ahora será muy difícil por no decir imposible el manipular el voto de los militantes, porque será imposible controlar todas las mesas en todas las agrupaciones de España. Por tanto quien gane, lo hará con total legitimidad de la militancia, no con el voto de unos cuantos delegados, aunque sean mil, que son los que siempre están en la cúpula, frecuentemente alejados de los problemas reales de la militancia de base.

PENSAMIENTO POLÍTICO. UBICACIÓN IDEOLÓGICA

Veo también al respecto de este asunto, una especie de lucha por ver quién está más a la izquierda o en el centro, ideológicamente hablando. Ya Pedro Sánchez dijo que si la izquierda era un 1 y la derecha un 10, que se ubicaba en el 4,5. Más recientemente veía esta otra entrevista en la que decía que reivindicaba "la centralidad en la izquierda en el PSOE". A mí me gustaría que me explicaran esto. Según afirma, la posición del PSOE está en el centro-izquierda. Y que por tanto no hay que irse al centro ni a la izquierda. Ver estas cosas así como que se es el candidato de los medios de comunicación de la derecha, deberían preocupar bastante a sus potenciales votantes. Por eso yo entonces me pregunto. ¿Es que no ha visto los resultados de las pasadas elecciones europeas? ¿Acaso no se ha dado cuenta que aproximadamente el 32% de los votos de Podemos, procedían de anteriores votantes del PSOE?. Si eso es así, en la práctica son unos 400.000 votos. Y porque eran elecciones europeas y vota muy poca gente. ¿Qué habría pasado de ser elecciones generales?. ¿No se da cuenta del riesgo que supone perder votantes dado que luego es muy difícil recuperarlos ya?. Personalmente creo que está en un error. El tercer candidato en "concordia", José Antonio Pérez Tapias tiene claro que "el sitio del PSOE está desdibujado si no está en la izquierda, porque está fuera de lugar".

REPÚBLICA vs MONARQUÍA

Los tres candidatos dicen ser republicanos. Pero en el PSOE ya sabemos cómo va eso de la "compatibilidad" de ser republicano y estar en una monarquía. Hasta un periodista como Jordi Évole se da cuenta de estas cosas y ridiculiza estas incoherencias. El candidato José Antonio Pérez Tapias no es diputado en el Congreso actualmente, pero sí que lo son los otros dos, tanto Pedro Sánchez como Eduardo Madina. Los dos como digo se declaran republicanos, pero los dos votaron a favor de la continuidad de la sucesión de la Corona de la figura de Juan Carlos I a la de su hijo Felipe VI. En ese momento, el candidato Pedro Sánchez, en contra de lo que opinaba el PSOE, él decía que se debería dar libertad de voto a los diputados para votar lo que mejor les pareciera, aunque él votaría a favor, según dice "por coherencia", porque está con el consenso constitucional. Al margen de la cuestión de que el tema de la monarquía en la persona de Juan Carlos I no fue un consenso, sino una imposición de Franco, ni unos días después, efectivamente votó a favor de dicha sucesión y un mes después en una entrevista dice todo lo contrario, pues dice que si él fuera el Secretario General, sancionaría a los que no votaron a favor. Dice que daría libertad en caso de que se trataran temas propios de la circunscripción de dichos diputados, pero no si es algo de interés común del partido. ¿Entonces en qué quedamos? ¿Qué seguridad jurídica es esta?. Que alguien me explique esta incoherencia, por favor.

Eduardo Madina también republicano, también acató dicha disciplina de voto del partido y votó que sí a la ley orgánica de abdicación. El precio de no hacerlo eran 400€ de sanción, pues así lo había establecido el PSOE. Lo mismo 400€ le parecieron mucho, pero a veces la coherencia tiene un precio.

Sólo dos diputados, Odón Elorza y Guillem García Gasulla, pidieron libertad de voto y así lo hicieron luego. Casualmente, el diputado Odón Elorza es uno de los que apoya a José Antonio Pérez Tapias.

Y teniendo esto anterior en cuenta ¿qué es lo que opinan sobre un posible Referéndum sobre la Monarquía?. Esto es un tema que nunca se ha votado. Se votó la Constitución, sí, pero como un todo, un paquete entero. O sí a todo, o no a todo. Salió que sí. Claro. Pero nunca se ha votado específicamente el modo de Estado.

Pedro Sánchez dice que este debate no es urgente ahora. Eduardo Madina reconoce que hay que cambiar muchas cosas en la Constitución, pero también opina que el PSOE sigue siendo un factor de convivencia y cohesión. El único candidato que ofrece la posibilidad de abrir un proceso de este tipo, respetando siempre las leyes y dentro de un proceso constituyente, es José Antonio Pérez Tapias.

ARTÍCULO 135 DE LA CONSTITUCIÓN

A los tres candidatos les parece que esto fue un error que se cometió durante el mandato de Zapatero. Como se lo parece también al propio Rubalcaba, José Antonio Griñán y Susana Díaz. Pero en su día tanto Pedro Sánchez como Eduardo Madina lo votaron a favor, mientras que José Antonio Pérez Tapias fue coherente con su pensamiento y no votó dicha reforma porque le parecía que era incluir una cuña neoliberal en nuestra Constitución.

RELACIONES CON CATALUÑA Y POSIBLE REFERÉNDUM

Para Pedro Sánchez esto está muy claro, pues no quiere que Cataluña esté fuera de España de ninguna de las maneras, por lo que no quiere ningún tipo de consulta ni de referéndum y de darse, votarían todos los españoles. Eduardo Madina opina que ofrecería un diálogo al Presidente de Cataluña para poder cambiar lo que se estimase oportuno de la Constitución, pero entendiendo siempre que Cataluña es más fuerte con España y a la vez, España también es más fuerte con Cataluña. Visto lo anterior no cree que fuera necesaria la consulta, pero en todo caso votarían todos los españoles. Por otra parte, José Antonio Pérez Tapias opina que él sí que dejaría que hubiera una consulta para ver exactamente qué es lo que quiere la ciudadanía, que no los políticos. Una vez conocido el resultado entonces se podría hablar con propiedad entre los políticos y en todo caso, la votación vinculante la realizarían tanto los ciudadanos de Cataluña como los del resto de España.

MODIFICACIONES DEL PROGRAMA DE PEDRO SÁNCHEZ

En estos días de campaña, Pedro Sánchez ha modificado en dos ocasiones su programa. En primer lugar quitó un párrafo que decía que haría un ajuste de los servicios sociales básicos en función de la renta de los ciudadanos. Posteriormente eso desapareció y en su lugar se decía que se eliminarían los copagos para extender las coberturas en salud y en educación infantil.

En segundo lugar, ha quitado una sección donde opinaba sobre la idea del PP acerca de la elección directa de los alcaldes más votados en caso de no tener mayoría absoluta. Opinaba en un principio que prefería que hubiera una votación a dos vueltas. Posteriormente eso desapareció y en su lugar había una opinión sencillamente contraria a esta propuesta del PP, y menos lanzada a tan pocos meses vista de las elecciones municipales.


Decía Felipe González que "rectificar es de sabios, y de necios tener que hacerlo a diario". Así, parece normal que un candidato pueda modificar y ajustar algo su programa en función de las opiniones recibidas, pero no lo parece tanto en estos casos en que se modifica para decir justo lo contrario. Parece poco serio el que pueda llegar a haber un Secretario General que no tiene claro su mensaje y que lo modifica así de forma tan drástica. Lo cierto y verdad es que esto no da ningún tipo de seguridad a los militantes ni a los ciudadanos. 

Vista la falta de coherencia anterior, aquí pongo el vídeo de esta entrevista a alguien coherente con lo que dice y hace como lo es José Antonio Pérez Tapias.

No hay comentarios: