domingo, 8 de marzo de 2015

Todos los días son 8 de marzo

Hoy 8 de marzo se celebra el día de la mujer trabajadora. Día que fue elegido en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas que se realizó en Copenhague en 1010, y donde dentro de las demandas por la igualdad, se reiteró la del sufragio universal. El año siguiente, en 1911 se celebró por primera vez, pero el 19 de marzo en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza. En China en 1922. En España no fue hasta 1936. La URSS en 1965. La ONU en 1975. En EEUU, el país de las libertades (es ironía) no lo fue hasta 1994. Como se ve, la conquista de los derechos viene de largo y no ha sido fácil. Y lo peor, lo que cuesta mucho en conseguirse, se pierde fácilmente.

Casualmente, fue ese mismo día 8 de marzo de 1910 cuando se permitió que las mujeres pudieran acceder a la Enseñanza Superior en condiciones de igualdad, pues anteriormente estaba prohibido desde 1882, ya que aunque anteriormente hubieran podido acceder a los estudios, no podían luego no podían ejercer profesionalmente, por lo que en la práctica les servía de poco. En 1888 se les volvió a permitir pero como alumnas de enseñanza privada y teniendo prohibido el sentarse con chicos. No fue hasta ese 1910 que se consiguió la igualdad, y lo fue gracias a Emilia Pardo Bazán, que fue nombrada consejera de Instrucción Pública. Ese año el porcentaje de mujeres en la universidad era del 0,05%. Aunque ya estaba permitido, muy pocas ejercían dicho derecho, sencillamente porque a nadie se le ocurría que las mujeres pudieran estudiar en la Universidad.

En la dictadura no se volvió al pasado en este aspecto. Sencillamente se entendió que si una muchacha de 18 años tenía dinero para ir a la universidad, podía ir. Y desde entonces el aumento del porcentaje de la presencia de la mujer en la universidad ha ido aumentando. En el curso 1986/87 se llegó al 50,1%. Hoy, unos cien años después, seis de cada diez titulados universitarios son mujeres. Sin embargo, apenas el 15% de los catedráticos son mujeres; y de las 77 universidades españolas que hay, tan sólo 11 son mujeres. 
"La igualdad de las mujeres debe ser un componente central en cualquier intento para resolver los problemas sociales, económicos y políticos".
Kofi Annan (Ex secretario general de la ONU)


Así que no podemos quedarnos en recordar estas cosas sólo en un día. Todos los días son 8 de marzo. En los últimos tres años, con el gobierno del PP, se ha recortado un 33% en materia de igualdad y un 22% en la lucha contra en la lucha contra la violencia de género. Han desaparecido organismos y políticas de igualdad. 

Estos recortes tienen sus consecuencias. En 2007 España estaba en el puesto número 10 del Informe de la brecha de género, el cual lo realiza cada año el FMI. Actualmente y a consecuencia de lo anterior, España ha descendido en 19 puestos.

En materia laboral, han desaparecido 50.600 empleos indefinidos que estaban ocupados por mujeres. 162.000 mujeres han perdido su trabajo. Y hay 204.400 más mujeres desempleadas, haciendo subir la tasa de paro del 25 al 27%. El récord se "consiguió" en 2013.

Y las que trabajan no lo tienen mejor. Se han perdido 392.000 empleos a tiempo completo y se han creado empleos temporales. El 74% de los empleos que existen a tiempo parcial, están ocupados por mujeres. Para hacernos una idea: a finales de 2014, de los empleos temporales que existían, 730.000 estaban ocupados por hombres mientras que las mujeres ocupaban más de dos millones.

Y las personas jubiladas aún lo tienen peor. Mientras que la pensión media de los hombres es de 1.178, la de las mujeres es de 723€.


La igualdad consiste en el reparto de las tareas por igual. Y en los casos de los nuevos padres, al margen de las cuatro semanas obligadas para la madre post parto, las doce restantes, repartir el derecho por igual, y posteriormente también el cuidado de los hijos. En 2013, el 95% de las excedencias por cuidado de hijos fueron para mujeres. y por cuidado de familiares, las mujeres pidieron el 85%.

Recientemente se ha publicado que en los últimos cinco años (2008-2013) mientras que en la UE se ha reducido en un punto la diferencia salarial entre hombres y mujeres, sin embargo en España ha aumentado del 16,1% al 19,3%. Es decir, que las mujeres cobran en España un 19,3% menos de media que un hombre. O dicho de otra manera, según UGT, donde calculan la diferencia en un 23%, una mujer tiene que trabajar 84 días más que un hombre para cobrar lo mismo.

Siendo esto así, la OIT calcula que se tardarán 71 años en lograr la igualdad real para que desaparezca esa brecha salarial que hace que las mujeres cobren menos que los hombres, sencillamente por dicha razón. Y aún podemos estar contentos. En España la brecha es de alrededor del 17%, pero es que en Europa es del 23 y en EEUU es del 36%. Ahí es nada.

No hay comentarios: